6 formas de emplear el té verde contra el acné

El té verde es un antioxidante y astringente natural que puede ser de gran ayuda a la hora de combatir tanto el acné como el exceso de grasa en la piel.

¿Sabías que existen varias formas de emplear el té verde contra el acné? Pues sí, y no solo como bebida, sino como remedio de uso tópico. A continuación te presentamos los 6 mejores.

El acné es uno de los padecimientos más odiosos e incómodos para las personas. Ademas de ser antiestético, muchas veces puede llegar a ser doloroso.

Existen muchas formas para controlar e incluso eliminar el acné y la primera es con cremas especializadas prescritas por un dermatólogo.

Además de dichas cremas, se puede recurrir a los remedios naturales, como medida complementaria. De esta forma se evita el uso excesivo de productos químicos.

Dentro de los remedios naturales se encuentra el té verde. Esta bebida aparentemente sencilla posee múltiples cualidades que resultan muy convenientes para combatir las impurezas y devolverle el buen aspecto a la piel.

Té verde

Beneficios del té verde para combatir el acné

  • El té verde ayuda a reducir la producción de sebo en un 50% Esto es excelente, debido a que el acné se presenta, entre muchos factores, por el exceso de grasa.
  • Esta bebida es un antibacteriano natural que ayuda a eliminar las bacterias que han infectado la piel.
  • También contiene catequinas, las cuales previenen el daño de las células y reducen la inflamación y la irritación.
  • Evita las cicatrices causadas por el acné.

Dentro de sus componentes se encuentra una gran cantidad de polifenoles y los siguientes nutrientes: vitaminas C, A, y B, zinc, selenio y magnaneso.

Descubre: Elimina el acné con estos trucos

¿Cómo emplear el té verde contra el acné?

Para emplear el té verde contra el acné, tal y como te comentamos anteriormente, debes decidir si prefieres la bebida o el remedio tópico. Te presentamos varias opciones para que elijas el que más te llame la atención.

1. Bebida tradicional de té verde

Una excelente alternativa para tratar el acné, desde dentro, consiste en consumir el té verde de forma regular. Mediante su ingesta, aprovechamos sus propiedades diuréticas y ayudamos al organismo a depurar toxinas y controlar el exceso de sebo.

2. Tónico de té verde

En lugar de ingerir el té, también puedes prepararlo a modo de tónico. Simplemente debes preparar la bebida como de costumbre, dejarla enfriar y luego, verterla en un recipiente con atomizador para facilitar su uso.

Rocía el tónico sobre la piel limpia y deja actuar durante unos 10 minutos. Luego enjuaga y aplica tu crema hidratante de uso habitual. Puedes repetir la aplicación hasta dos veces al día si tienes la piel muy grasa.

3. Tónico de té verde con vinagre de manzana

Otra forma de emplear el té verde contra el acné consiste en añadirle al tónico anterior, un poco de vinagre de manzana. De esta forma, potenciarás sus efectos y conseguirás limpiar las capas más profundas de la piel afectada. Recuerda que este vinagre es un potente astringente.

Si prefieres aprovecharlo a modo de bebida, puedes añadir 2 cucharadas de vinagre a una taza de té verde y beberla a diario.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de té verde molido (20 g).
  • 1/2 de taza de agua (50 ml).
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana (30 ml).

¿Qué debes hacer?

  • Prepara el té verde como de costumbre.
  • Deja enfriar y añade el vinagre.
  • Remueve el líquido un par de veces con la cuchara para integrar mejor los ingredientes.
  • Empapa un algodón con el líquido y aplícalo sobre el rostro limpio, después de levantarte y antes de acostarte.
Vinagre de manzana

4. Mascarilla de té verde y miel

La miel de abejas orgánica, sin azúcares ni añadidos, es un potente antibacteriano y, a su vez, un excelente hidratante para la piel maltratada por el acné.

Ingredientes

  • 2 o 3 bolsitas de té verde.
  • 1 taza de agua (100 ml).
  • 1/2 taza de miel de abejas (50 mg).

¿Qué debes hacer?

  • Introduce dos o tres bolsitas de té verde en un recipiente con agua hirviendo.
  • Deja reposar el líquido durante 3 minutos.
  • Retira las bolsas de té y colócalas en un plato aparte.
  • Deja enfriar las bolsas y luego, ábrelas para retirarles las hojas.
  • Vierte la miel en un recipiente junto con las hojas de té verde.
  • Mezcla con una cuchara mientras agregas, poco a poco, un poco del líquido preparado inicialmente.
  • Una vez que la mezcla tenga la consistencia que deseas, aplícatela sobre el rostro limpio.
  • Deja actuar durante unos 15- 20 minutos.
  • Enjuaga con agua y jabón neutro.

Te interesa conocer: 6 importantes beneficios que obtienes por consumir té verde

5. Té verde en hielo

Para emplear el té verde contra el acné de una forma muy sencilla, puedes preparar la bebida y verterla en una cubitera. Seguidamente, la introduces en el congelador y una vez que se hayan formado los cubos de hielo, los extraes y te los pasas por el rostro limpio.

6. Té verde con limón

El limón es uno de los astringentes naturales más efectivos. Y, en conjunto con el té verde, se convierte en un potente aniquilador de bacterias.  Para aprovechar esta combinación, la mejor opción es preparar una taza de té y, por cada cuarto, agregar el jugo de 1 limón.

Lo más recomendable es empapar un algodón en la mezcla y aplicarlo sobre el rostro limpio. Se deja actuar al menos 10 minutos y luego se retira con agua y jabón.

Te recomendamos usarlo de noche, para evitar la aparición de manchas en la piel por el efecto blanqueador del limón.

Recuerda

Las indicaciones de tu dermatólogo deben primar por encima del uso de cualquier remedio natural. La cosmética natural se debe tomar solo como un complemento, no como una estrategia principal para combatir el acné.

Ten en cuenta que, en algunos casos, el té verde puede resecar tu piel; sin embargo, puedes contrarrestar este efecto mediante la aplicación de una buena crema humectante anticomedogénica.

  •  Sepúlveda Pérez, J. (2013). Manejo de las cicatrices de acné. [en línea] Disponible en: http://www.semcc.com/master/files/Cicatrices%20acne%20-%20Dr.%20Sepulveda.pdf
  • Vergara Cedeño, S. (2014). Estudio del aloe vera (Sábila) en el tratamiento del acné moderado y percepciones de la enfermedad en los adolescentes estudiantes, propuesta de un gel dermatológico. [en línea] Disponible en: http://repositorio.ug.edu.ec/bitstream/redug/8077/1/BCIEQ-T-0057%20Vergara%20Cedeño%20Suanny%20Carolina.pdf
  • Machado Orellana, M. (2017). Análisis de los principales efectos de los polifenoles sobre la piel. Universitàt de Barcelona. [en línea] Disponible en: http://www.semcc.com/master/files/Polifenoles%20y%20piel%20-%20Dras.%20Machado%20y%20Monasterio.pdf