6 formas de perder peso sin sentirte hambrienta todo el tiempo

Si deseas perder peso debes distinguir entre el hambre y la sed. Si tienes necesidad de comer algo, bebe un vaso de agua para verificar que es realmente lo primero

Siempre se ha creído que perder peso implica hacer el sacrificio de pasar hambre. Lo cierto es que pasar hambre solo hará que el metabolismo se haga cada día más lento y con ello se favorezca el aumento de peso.

En este artículo te daremos 6 sencillas estrategias que puedan ser de ayuda para tener un mejor estilo de vida. Descubrirás que perder peso sin sentirte hambrienta es posible.

1. Evita omitir comidas

saltarse-desayuno

La omisión de comidas pone en marcha los mecanismos ahorradores en el organismo. Es decir, el cuerpo empieza a disminuir el gasto energético y la próxima comida será mucho más abundante por el hambre acumulada.

Además, tu cuerpo buscará ahorrar la energía ingerida, especialmente en forma de grasa, que se depositará a nivel del abdomen. Con esto se incrementa el riesgo de sufrir hígado graso y enfermedades cardiovasculares.

Por todo esto, el resultado de saltarse comidas es aumentar unos cuantos kilos.

  • Una estrategia para perder peso sin sentirte hambrienta es realizar 3 comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y una colación entre ellas.
  • De esta forma obtienes los nutrientes que necesitas, evita alteraciones metabólicas y mantienes tu peso ideal.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Es saludable saltarse la cena o el desayuno para perder peso?

2. Come suficiente fibra

Los vegetales y la fruta aportan fibra, que te obligará a masticar más y ayuda a que tu cerebro se sienta satisfecho con menos cantidad.

A nivel del estómago, las fibras solubles favorecen el vaciamiento gástrico y aumentan su distensión, prolongando la sensación de saciedad.

En el intestino delgado el tiempo de tránsito de los alimentos es mayor, pues se forma una capa viscosa que favorece la disminución en la absorción de glucosa, lípidos y aminoácidos.

Finalmente, estimula la producción de sales biliares y ocasiona la disminución de los niveles de colesterol.

Incluir fibra en la dieta diaria es fundamental para perder peso sin pasar hambre. Puedes conseguirla en cereales integrales, vegetales y frutas.

3. Vigila la calidad de tus alimentos

El chocolate al rescate de nuestras células y defensas

El exceso de peso corporal suele ser el resultado de elecciones poco saludables al momento de comer.

Si consumes dulces con azúcares refinados y alto contenido de grasas saturadas con frecuencia ocasionará un incremento de las reservas grasas del organismo. Esto afecta directamente el peso y la salud.

Por ello, resulta muy útil para perder peso sin sentirte hambrienta aprender a elegir las mejores opciones, sobre todo en las meriendas. Incluye alimentos que son fuentes de nutrientes, carbohidratos de buena calidad y fibra como:

  • Frutas
  • Galletas integrales
  • Vegetales
  • Proteína magras como queso, atún y yogur
  • Infusiones calientes como té verde, manzanilla
  • Chocolate con al menos 70% cacao
  • Frutos secos y semillas

En caso de que los productos dulces o muy salados te atraigan y generen muchos antojos, opta por alternativas más caseras:

  • Utiliza miel para endulzar.
  • Prepara tus botanas saladas en casa. Así puedes agregar un toque extra con especias que mejoren el sabor.
  • Usa frutas para endulzar en lugar de azúcar comercial.

4. Controla la ansiedad

Muchas veces el gran obstáculo para la pérdida de peso es la horrible sensación de ansiedad que aparece en determinados momentos del día, especialmente en la tarde.

La verdadera causa de la ansiedad por comer no se conoce con certeza.

Sin embargo, los especialistas presentan varias hipótesis relacionadas con la ansiedad:

  • El confort psicosomático.
  • La distracción cognitiva.
  • El tratar de ocultar otras emociones.

Aunque controlar la ansiedad resulte una acción muy difícil, no es imposible. Para ello es preciso tener fuerza de voluntad.

Una buena estrategia para perder peso sin sentirte hambrienta es establecer metas fáciles de alcanzar que impliquen salir de la zona de confort. Recuerda que comes para vivir, no vives para comer.

5. Consume suficiente agua

beber-agua

El cuerpo humano está formado por un 70 % de agua, por lo que es un líquido indispensable para la vida. Sin embargo, muchas veces no consumimos ni la mitad del agua necesaria para que nuestro organismo funcione de la forma correcta.

Por eso en múltiples ocasiones puedes estar confundiendo la sensación de hambre con la sed.

Según algunos estudios, esto se debe a que los estímulos del hambre se dan por mecanismos neuronales iguales que los de la sed y dichos mecanismos no son selectivos.

Para perder peso sin sentirte hambrienta es muy importante tomar agua cada vez que sienta apetito o hambre y recientemente se haya ingerido algún alimento.

Lo ideal es tomar entre 6 y 8 vasos de agua al día.

Visita este artículo: ¿Tu consumo de agua es insuficiente? Descúbrelo con estas 7 señales

6. Planifica tus comidas

Para perder peso sin sentirte hambrienta se requiere cierta planificación desde el momento que vas al supermercado. Procura planear un menú semanal antes de ir a hacer tus compras. Esto te permitirá conocer los productos y cantidades que necesitarás.

De esta forma, cuando tienes que escoger tus alimentos, pasas menos tiempo eligiendo. Luego, puedes preparar la comida y dejarla lista para comer o guardarla en el congelador y calentarla al momento.

Planificar te permite pensar en las alternativas de alimentos que te gustan y en su preparación para no aburrirte.  

Pon en práctica estas sencillas estrategias y verás cómo, en poco tiempo, empiezas a perder peso sin sentirte hambrienta.

Lo mejor es que evitarás el efecto rebote, mantendrás tu reserva muscular y favorecerás la pérdida de grasas.

¿Te animas a aplicar estas 6 estrategias desde hoy mismo?