6 formas de iluminar tu jardín en las noches

¿Has pensado en potenciar el uso de tu jardín en las noches de verano? Con estas diferentes formas de iluminarlo, podrás explotar al máximo su decoración y funcionalidad.

Si tienes un bonito patio, seguro que te interesa saber cómo potenciar la decoración que has escogido para él. En ese sentido, las luces lo son casi todo. Te contamos las mejores formas de iluminar tu jardín en las noches.

Todas tus plantas, los muebles y detalles que incluyas para decorar tu jardín saldrán ampliamente favorecidos con una buena iluminación. De lo contrario, de nada te servirán las inversiones que hagas si lo que escoges no puede convertirse en el centro de la escena.

Pero no solamente iluminar tu jardín en las noches te servirá para que luzca más bonito. También es importante que lo hagas por cuestiones de seguridad: por un lado, evitarás intrusiones por rincones oscuros; por otro, te garantizarás que tanto niños como adultos puedan circular sin tropiezos ni caídas.

Si sigues estos consejos para iluminar el jardín, las noches de verano tendrán otro color cuando decidas pasar tiempo en casa.

6 formas de iluminar tu jardín en las noches

1.- Luces potentes

Las luminarias tradicionales pueden resultar muy convenientes para espacios grandes. En estos casos, es mejor instalar lámparas LED; además de ser más potentes, consumen menos energía y su vida útil es mayor.

Puedes emplearlas en farolas, en luces amuradas en paredes y escalones y también para las siempre lujosas lámparas de piso para jardín. Con ellas te asegurarás una buena iluminación general y tendrás la seguridad garantizada en tu patio.

Cuidado: no te excedas en la iluminación. El ojo humano adapta sus retinas para ver por la noche, sobre todo en lugares abiertos. Si exageras con la potencia de las luces, lograrás un efecto totalmente opuesto al deseado.

Hay diferentes maneras de iluminar un jardín.

2.- Luces con alimentación solar

Su principal ventaja, claro, es que permiten ahorrar energía y también nos libran de lidiar con cables y enchufes. Estas luminarias cuentan con paneles solares que toman la energía de los rayos del sol, la reservan y utilizan para encenderse por las noches.

Son extremadamente útiles, dado que casi no requieren mantenimiento; excepto que se rompan o que se acumule polvo en los paneles. Vienen disponibles en todas las presentaciones de las lámparas convencionales: de piso, estacas o de pared, entre otras.

Si te gusta optar por alternativas ecológicas y quieres tener un patio a la vanguardia en esto, no dudes en instalar este tipo de luces para iluminar tu jardín en las noches.

3.- Luces en las paredes

Estas proyectan su iluminación sobre las paredes y son muy eficaces para facilitar la orientación y delimitar la estructura de los espacios. Si tienes muebles o una piscina en el jardín, estas quedarán fenomenal en la pared de junto.

Asimismo, utilizar tonos verdes para iluminar plantas y palmeras —específicas, no todas— también queda muy bien. Estas luces son discretas; te darán la posibilidad de llevar las miradas hacia un objeto, rincón o sendero sin la necesidad de tenerlos directamente apuntados.

No solamente sirven para destacar estos elementos, sino que la propia pared cambiará rotundamente su aspecto de este modo. El color elegido no perderá su belleza en la oscuridad de la noche gracias a la colocación de luces en ellas.

4.- Tortuguitas

Estas son muy utilizadas para remarcar senderos o para iluminar las plantas. Son sumamente recomendables para colocar debajo de árboles o al costado de la piscina.

En cuanto al color, siempre es mejor apelar a los colores cálidos, que son los que más destacan las cualidades de la naturaleza.

Es mejor reservarlas para lugares específicos y no esparcirlas por todo el patio. Son sumamente recomendables para los escalones y los bordes de las piscinas, por ejemplo. También es lindo ubicarlas en un jardín con piedras o en los pisos deck.

Lee también: 6 claves para tener una terraza de sueños.

5.- Macetas luminosas

En la actualidad, se usan cada vez más. Se trata de macetas de forma convencional pero con una luz tenue colocada en su interior. 

En las noches, estos elementos brillarán —en todo sentido— por su propia cuenta. Ni hablar, por supuesto, si pones en ella una hermosa planta que se luzca con el efecto de las luces.

Decorar un jardín pequeño puede ser muy sencillo.

6.- Luces de kermesse

Consiste en colocar lamparillas colgadas de sogas, como si fueran guirnaldas. Se trata de otro estilo muy en boga últimamente. Incluso en muchos patios de comidas y bares podemos apreciar este tipo de iluminación.

Son muy buenas para ocasiones especiales, ya que proporcionan una iluminación general muy buena sin sacrificar belleza  y originalidad.

Como ves, hay muchas formas de iluminar el jardín por las noches. Escoge el apropiado según tu espacio y presupuesto y dale a tu hogar un espacio más del cual sentirte orgulloso.