6 formas de reducir los niveles de ácido úrico con ingredientes naturales

Carolina Betancourth · 7 junio, 2017
Puesto que muchos de los alimentos que consumimos en nuestra dieta pueden aumentar nuestros niveles de ácido úrico es conveniente incluir también algunos ingredientes que nos ayuden a mantenerlo bajo control

¿Tienes el ácido úrico alto y te preocupa? ¿Te gustaría descubrir formas de reducir los niveles de ácido úrico de manera natural? Entonces, no puedes dejar de leer este artículo. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este compuesto y cómo actúa en tu organismo.

¿Qué es y cómo funciona el ácido úrico?

El ácido úrico es un compuesto químico que se origina cuando el cuerpo descompone unas sustancias conocidas como purinas. Estas son enviadas al torrente sanguíneo y los riñones para, a través de un proceso de filtración, eliminarlas mediante la orina.

Sin embargo, en algunos casos, este material puede acumularse en cantidades excesivas, dado que el cuerpo lo produce en exceso, o bien, presenta dificultades para removerlo.

Como consecuencia se origina un trastorno inflamatorio conocido como hiperuricemia, caracterizado por problemas renales y articulares debido a la formación de cristales de este residuo. Esta condición puede ser bastante dolorosa y, de no ser controlada, puede influir en la aparición de enfermedades crónicas y difíciles de tratar.

Por suerte, gracias a las propiedades de algunos ingredientes naturales, podemos estimular su eliminación antes de que genere algún tipo de complicación en la salud.

En el siguiente espacio queremos compartir los 6 mejores remedios naturales para reducir los niveles de ácido úrico.

Reducir los niveles de ácido úrico

1. Vinagre de sidra de manzana

Vinagre-de-manzana

El vinagre de sidra de manzana orgánico es un ingrediente natural con propiedades que puede ayudar a reducir los niveles de ácido úrico. Su ácido málico, además de sus antioxidantes, apoya los procesos que descomponen y eliminan esta sustancia, por lo que evita la inflamación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de sidra (10 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo utilizarlo?

  1. Incorpora una cucharada de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua tibia y consúmelo en ayunas.
  2. Repite el tratamiento 2 veces al día, mínimo durante 2 semanas.

2. Zumo de limón

El limón es un ingrediente de poder alcalino que puede ayudar a reducir los niveles de acidez en la sangre, a la vez que promueve la desintoxicación de los órganos excretores.

Sus antioxidantes eliminan las toxinas y neutralizan los niveles de ácido úrico, por lo que evitan su cristalización.

Ingredientes

  • El zumo de 1 limón
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo utilizarlo?

  1. Exprime el zumo de un limón fresco y mézclalo con un vaso de agua tibia.
  2. Consume la bebida en ayunas, durante 3 semanas seguidas.

Lee también: “¿Para qué sirve el zumo de limón caliente?”

3. Cerezas

cerezas8

El consumo de cerezas le brinda al organismo poderosas sustancias antioxidantes y antiinflamatorios que ayudan a limpiar la sangre para eliminar el ácido úrico. Estas pequeñas frutas contienen grandes cantidades de antocianinas, unos flavonoides que favorecen la descomposición de los ácidos retenidos en los tejidos y articulaciones.

¿Cómo utilizarlas?

  1. Consume media taza de cerezas (75 g) al día, un par de semanas.
  2. Incorpora cerezas en tus batidos y ensaladas.

4. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un ingrediente alcalino que ayuda a controlar el exceso de ácido úrico para calmar los dolores de la gota. Sus propiedades apoyan el proceso de desintoxicación de la sangre y los riñones para lograr una óptima eliminación de los materiales de desecho del cuerpo.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo utilizarlo?

  1. Incorpora media cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y consúmelo en ayunas.
  2. Repite el tratamiento 3 semanas seguidas.

Nota: Evita ingerir más de lo recomendado para no sobrealcalinizar el cuerpo.

5. Aceite de oliva

aceite de oliva y limón

Otra manera de reducir los niveles de ácido úrico es incorporar el aceite de oliva prensado en frío, aquel de presentación virgen extra, a tu dieta. Éste es un remedio natural que ayuda a remover los ácidos y metales pesados que se acumulan en el cuerpo. Esta grasa saludable evita la oxidación de colesterol en las arterias y, a su vez, actúa como un antiinflamatorio natural.

Su consumo regular disminuye los síntomas de la hiperuricemia, en especial cuando afecta la movilidad de las articulaciones.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
  • Unas gotas de zumo de limón

¿Cómo utilizarlo?

  1. Consume una cucharada de aceite de oliva con limón en ayunas.
  2. Toma el remedio, por lo menos, durante 3 semanas seguidas.

Antes de irte, no te pierdas: “Preparado de jengibre y aceite de oliva para calmar el dolor”

6. Pasto de trigo (wheatgrass)

El zumo de pasto de trigo es un remedio alcalino que apoya los procesos de descomposición del ácido úrico para evitar su retención en los riñones. Sus aportes de vitamina C, clorofila y fitoquímicos promueven la limpieza de la sangre y crea una barrera protectora contra los efectos negativos de las toxinas.

Por si fuera poco, es una fuente significativa de proteínas de alta calidad. Así, es una excelente alternativa a las que provienen de alimentos cargados en purinas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de zumo de pasto de trigo (20 ml)
  • Unas gotas de zumo de limón

¿Cómo utilizarlo?

  1. Combina un par de cucharadas de zumo de pasto de trigo con varias gotas de zumo de limón y consúmelo en ayunas.
  2. Repite el tratamiento todos los días, durante 2 semanas.

Ten en cuenta que, además de ingerir cualquiera de los remedios mencionados, es primordial mejorar tu alimentación para hacerle frente a esta condición. Limita el consumo de fuentes de purinas y, en su lugar, incrementa la ingesta de agua y frutas y vegetales.

Por supuesto, antes de iniciar el tratamiento con estos remedios caseros, consulta con tu médico. Él mejor que nadie sabrá aconsejarte.

  • Carvajal, C. (2016). El ácido úrico: de la gota y otros males. Medicina Legal de Costa Rica.
  • Sánchez Pozo, A., & Faus, M. J. (2003). Hiperuricemia y gota. Pharmaceutical Care Espana. https://doi.org/10.1306/01051009111
  • The BMJ. (2016). Healthy diet could prevent gout flares, study finds. https://www.bmj.com/content/354/bmj.i4464
  • NCBI. (2011). Purine-rich foods, protein intake, and the prevalence of hyperuricemia: The Shanghai Men’s Health Study. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3150417/