6 formas en que tu rutina diaria empeora tu dolor de espalda

Para evitar los dolores de espalda procura mantener la postura correcta al sentarte: los hombros deben estar hacia atrás, barbilla alta y el cuello recto.

El dolor de espalda es una de las principales causas de incapacidad. El exceso de estrés que experimentamos actualmente hace que no prestemos la suficiente atención a la salud de nuestra columna vertebral.

El dolor de espalda no solo afecta tu salud, también puede limitar y disminuir tu productividad y eficiencia en cualquier ámbito de tu vida. Si el problema se agrava, podría llegar a afectar tus relaciones familiares y sociales.

¿Quieres saber cómo tu rutina diaria está ocasionando problemas en tu espalda? Sigue leyendo que te contaremos las principales causas y algunas alternativas para reducir o evitar el problema.

1. Cargas demasiado peso en la espalda

Cargar bolsos pesados

Bolsas, mochilas, maletas y aparatos electrónicos como la laptop sobrecargados de peso son uno de los principales motivos del dolor de espalda. Si además, adoptas mala postura mientras cargas dicho peso, tu columna sufrirá más.

Para evitar problemas recuerda:

  • Llevar solo lo necesario y sé realista con el peso que cargas.
  • En lugar de cargar con un bolso en uno de tus hombros procura usar una mochila que se pueda llevar en los dos hombros.
  • Si has de llevar demasiadas cosas, divide el peso en dos o tres bolsas para equilibrar la carga entre ambos hombros.
  • Si tus cosas pesan demasiado, procura usar una maleta con ruedas.

Ver también: 6 ejercicios para tonificar la espalda

2. Levantas objetos pesados sin flexionar las rodillas

Muchas veces solemos coger algo del suelo o dejarlo en el mismo sin flexionar las rodillas. Este error lo único que hará será crearnos dolor de espalda o aumentar el que tenemos.

Para evitarlo, flexiona las rodillas manteniendo la espalda recta, igual que si hicieras sentadillas. Si tienes problemas en la rodillas debes flexionar con cuidado y nunca excederte con el peso.

En caso de que tengas problemas severos en las rodillas, pide ayuda.

3. Llevas una vida sedentaria

Mala postura al sentarse o al caminar

Ya sea por por trabajo o por estudios es probable que permanezcas demasiado tiempo sentado sin hacer descansos. Esto te pasará factura con dolor de espalda.

Debes hacer descansos de unos 10 minutos al menos cada hora u hora y media. Si eres alguien que se centra demasiado en lo que hace y pierde la noción del tiempo, programa alarmas.

Durante esos 10 minutos de descanso procura levantarte y hacer estiramientos y flexiones que hagan circular la sangre. Puedes salir a pasear o como mínimo, dar algunas vueltas en tu jardín si lo tienes.

No tienes que hacer ejercicios demasiado extenuantes, basta con ponerte en movimiento.

4. Tienes una mala postura al sentarte

¿Tu rutina diaria te obliga a pasar mucho tiempo sentado? ¿Tu tiempo libre lo pasas realizando actividades que te mantienen sentado o en una misma posición? En ese caso, además de descansar por 10 minutos debes prestar especial atención a:

  • Mantener tu espalda recta y completamente apoyada en el respaldo de la silla o sillón.
  • Evita cruzar las piernas y asegúrate de apoyar la planta de los pies completamente en el suelo.
  • Los hombros deben estar hacia atrás, barbilla alta y el cuello recto.

En caso de que tu actividad te obligue a inclinarte, vigila bien tu postura para no encorvarte demasiado.

Para mejorar tu postura te recomendamos utilizar una silla ergonómica con un buen soporte en la espalda. Si es necesario, invierte en un apoyo para la computadora, de tal forma que quede a buena altura de tu vista y manos.

Lee también: Ejercicios para fortalecer las lumbares

5. Caminas con la espalda encorvada

caminar y hablar por celular

Caminar es un hábito de lo más saludable, pero representa un problema cuando vamos con espalda encorvada todo el tiempo. ¿Caminas todo el tiempo cabizbaja, con la mirada hacia el suelo y hombros hacia adelante?

Tu postura debe ser natural, manteniendo el equilibrio entre todas las partes del cuerpo e intentando alinear cabeza, cuello, espalda y piernas. Si no estás acostumbrada a mantener una buena postura,puede resultarte  incómodo y algo doloroso al principio.

Pese a las incomodidades que puedas sentir, procura cambiar este hábito poco a poco. En unas semanas notarás que te resulta más fácil mantener la postura correcta.

6. Pasas demasiadas horas en el auto

¿Cuánto tiempo al día pasas atascada en el tráfico? Ya sea que viajes en transporte público o que vayas en tu auto, seguramente pasas varias horas en una posición incómoda en este.

Para evitar el dolor de espalda por esta causa te recomendamos:

  • Mantener el asiento lo más vertical posible al manejar. Recuerda lo que decíamos sobre mantenerte sentada en la posición correcta y con la espalda pegada al respaldo.
  • Usa un cojín para el cuello si lo necesitas. Algunos autos tienen la sección de soporte del cuello muy baja. Si es tu caso, adquiere un soporte extra que se adapte al auto. Si no te es posible, compra un cojín que se adapte a tu cuello.
  • Procura caminar tanto como puedas. En lugar de utilizar el auto cada vez que necesites hacer algo, toma una paseo. Algunas personas manejan el vehículo incluso para ir a cualquier lugar cercano, si el viaje no te lleva tanto, camina.

La vida diaria y las ocupaciones posiblemente te quitan mucha atención. Por eso, no sería raro que el dolor de espalda pasará casi desapercibido cuando aparece. En cuanto lo detectes, determina el hábito que te está afectando y modifícalo.

Te puede gustar