6 formas de utilizar yogur natural como remedio casero

Daniela Echeverri Castro · 16 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 16 febrero, 2019
Gracias a su aporte de bacterias saludables el yogur natural, además de ser un aliado de nuestra salud interna, también puede ayudarnos a mejorar algunos problemas externos

El yogur natural es un alimento que ha ganado fama en los últimos años. Aunque su valor nutricional se conoce desde hace décadas, su popularidad incrementó cuando se supo que cuenta con una alta concentración de “cultivos vivos”. ¿Sabías que además puedes usar el yogur natural como remedio casero?

Sus bacterias saludables repueblan la flora microbiana del intestino y, a su vez, fortalecen la salud inmunitaria para prevenir infecciones y enfermedades. Además, gracias a su versatilidad, es uno de los ingredientes con los que se preparan numerosos platos y bebidas de consumo regular.

Lo que muy pocos saben es que, más allá de sus usos como alimento, se puede emplear como base de remedios caseros para curar algunas molestias. Si bien no es un producto milagroso o similar, su exclusiva composición puede mejorar algunos síntomas externos que representan un problema. ¡Apunta!

Yogur natural como remedio casero

1. Remedio para calmar las quemaduras

quemadura-piel

El ácido láctico que contiene el yogur ayuda a regular el pH de la piel para acelerar su proceso de regeneración en caso de quemaduras superficiales. Su aplicación directa ejerce un efecto refrescante que, además, reduce la sensación de ardor y enrojecimiento.

¿Qué debes hacer?

  • Pon a enfriar un poco de yogur en la nevera y aplícalo sobre la zona afectada con un suave masaje.
  • Déjalo absorber durante 15 minutos y, con cuidado, retira los excesos con un paño húmedo.
  • Repite su uso 2 veces al día hasta curar la piel.

Lee también: Quemadura de segundo grado: ¿Qué hacer?

2. Remedio para los hongos de las uñas

Los cultivos vivos contenidos en el yogur natural actúan de forma beneficiosa sobre las infecciones por hongos que afectan la salud de las uñas. Sus propiedades antifúngicas ayudan a detener el crecimiento de estos microorganismos y, de paso, su efecto aclarador disminuye el aspecto amarillento que provocan.

¿Qué debes hacer?

  • Aplica una pequeña cantidad de yogur sobre las uñas afectadas y masajéalo hasta que se absorba.
  • Déjalo secar durante 30 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Úsalo 2 veces al día, mínimo 3 veces a la semana.

3. Remedio para la caspa

yogur-cabello

El efecto antifúngico del yogur también resulta idóneo para combatir los hongos que producen la caspa en el cuero cabelludo. Sus nutrientes regulan el pH y ayudan a disminuir tanto el exceso de sequedad como la producción excesiva de sebo. ¡Qué maravilla es el yogur natural como remedio casero!

¿Qué debes hacer?

  • Humedece el cabello, sepáralo en varios mechones y aplícale el yogur por todo el cuero cabelludo.
  • Espera que actúe 30 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso 3 veces a la semana.

4. Remedio para las úlceras bucales

Las bacterias saludables que contiene este ingrediente natural pueden ayudar a combatir los microorganismos que producen úlceras en la boca. Su aplicación restablece el pH de la piel y favorece el proceso de curación de las lesiones.

¿Qué debes hacer?

  • Frota un poco de yogur frío sobre las llagas.
  • Deja que actúe sin enjuagar y úsalo 2 o 3 veces al día.
  • Repite el tratamiento hasta curarlas por completo.

Ver también: ¿Qué hacer al sufrir una quemadura en el paladar?

5. Remedio para blanquear los dientes

blanquear dientes

Otra forma de utilizar el yogur natural como remedio casero es colocarlo en los dientes. La aplicación de yogur sobre los dientes no ofrece los resultados de un blanqueamiento profesional.

Sin embargo, su uso diario puede disminuir esas molestas manchas amarillas que se producen por los residuos de algunos alimentos. Sus ácidos ayudan a remover la placa que daña el esmalte dental y, gracias a esto, reduce el riesgo de infecciones.

¿Qué debes hacer?

  • Vierte un poco de yogur natural sobre el cepillo de dientes y frótalo como de costumbre sobre las piezas dentales.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y úsalo 2 veces al día.

Nota: Este ingrediente no remplaza el cepillado habitual con pasta de dientes. Se recomienda su uso después del enjuague habitual.

6. Remedio para combatir el acné

Los compuestos ácidos y antioxidantes del yogur natural ayudan a frenar la producción excesiva de grasa en el rostro para disminuir la aparición de granos de acné. Su efecto exfoliante remueve las impurezas que se acumulan en los poros y, al facilitar la oxigenación de la dermis, la mantiene fresca e hidratada.

¿Qué debes hacer?

  • Extiende una mascarilla de yogur natural por todo el rostro o en cualquier parte de la piel propensa a sufrir de acné.
  • Deja que actúe durante 30 minutos y, cuando seque, retírala con agua tibia.
  • Repite su uso 3 o 4 veces a la semana.

¿Conocías estos usos alternativos del yogur natural como remedio casero? Como lo puedes notar, más que un alimento, es un ingrediente multiusos que nos puede servir como aliado para curar problemas que nos suelen aquejar. No tiene contraindicaciones y se puede utilizar de manera habitual.

  • Hussain, I., Attiq-ur-Rahman, & Atkinson, N. (2009). Quality comparison of probiotic and natural yogurt. Pakistan Journal of Nutrition. https://doi.org/10.3923/pjn.2009.9.12
  • Nishihira, J., Kagami-Katsuyama, H., Tanaka, A., Nishimura, M., Kobayashi, T., & Kawasaki, Y. (2014). Elevation of natural killer cell activity and alleviation of mental stress by the consumption of yogurt containing Lactobacillus gasseri SBT2055 and Bifidobacterium longum SBT2928 in a double-blind, placebo-controlled clinical trial. Journal of Functional Foods. https://doi.org/10.1016/j.jff.2014.09.002
  • Caleja, C., Barros, L., Antonio, A. L., Carocho, M., Oliveira, M. B. P. P., & Ferreira, I. C. F. R. (2016). Fortification of yogurts with different antioxidant preservatives: A comparative study between natural and synthetic additives. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2016.04.114