6 grandes beneficios del agua de linaza

Lucía Ramírez·
19 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
19 Mayo, 2020
El agua de linaza es una bebida hidratante que puede consumirse como complemento de una dieta equilibrada.
 

El agua de linaza es una de esas bebidas naturales y caseras que se elaboran fácilmente y que pueden utilizarse como ingrediente para elaborar diversas recetas, desde infusiones, hasta smoothies. Ahora bien, ¿cuáles serían los beneficios del agua de linaza?

En los últimos años se ha vuelto popular el empleo de la linaza o semillas de lino en la elaboración de panes y otros productos de panificación para la dieta humana. Esto se debe a que la linaza ha sido clasificada como un alimento funcional.

Los alimentos funcionales son aquellos que, además de sus atribuciones nutricionales, actúan de manera beneficiosa en el organismo y ayudan a reducir y prevenir los factores de riesgo para la aparición de enfermedades.

En realidad, la linaza proveniente de la planta de lino, es una fuente de alimento reconocida desde la Antigüedad. Por ejemplo, los egipcios ya la empleaban como alimento, medicina y laxante.

Durante un tiempo, el proceso de industrialización de la linaza se orientó hacia la producción de aceite de lino. Sin embargo, con la popularización de sus beneficios para la salud y la prevención de enfermedades, la semilla de lino y, por ende, el agua de linaza, han recibido mucha atención.

Propiedades de la linaza

Incluye linaza en tu dieta diaria y disfruta estos 10 beneficios
 

La semilla de lino presenta en su composición algunos compuestos interesantes. Veamos más al respecto a continuación.

Ácido alfa linolénico (ALA)

Posee un contenido alto de omega 3 (cerca del 50 a 55 % de los ácidos grasos totales de su composición, según la literatura científica. Por eso, se afirma que contribuye a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Fibra dietética

Cerca del 28 % del peso de la semilla es fibra dietética. De esta, el 25 % es fibra soluble que reduce la absorción de colesterol y glucosa. Mientras que el 75 % restante es fibra insoluble que aumenta el volumen de las heces y reduce el tiempo del tránsito intestinal.

Entre otros beneficios, la linaza apoya el tránsito intestinal, ayudaría a prevenir el estreñimiento, a regular los niveles de colesterol en la sangre.

Lignanos

La linaza contiene algunas sustancias que, combinadas con el jugo gástrico y enzimas, se transforma en lignanos. Estos compuestos químicos son especialmente apreciados por su capacidades protectoras del ADN (el material genético), además de contar con efectos antioxidantes.

De esta manera, la inclusión de la semilla en la alimentación humana podría inhibir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y coronarias.

Beneficios del agua de linaza

En vista de que las semillas de lino tienen potencial medicinal, el agua de linaza también la tiene. Veamos a continuación cuáles son los principales beneficios del consumo del agua de linaza, así como de las semillas y aceite de lino:

 
  1. Ayuda a reducir la inflamación y la retención de líquidos (porque tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas).
  2. Apoya la pérdida de peso, ya que tiene un efecto saciante, que evita la pica entre horas.
  3. Brinda un aporte extra de antioxidantes al organismo, lo cual apoya la salud de todos los órganos y sistemas.
  4. Ayuda a prevenir algunos de los síntomas de la menopausia.
  5. Favorece el tránsito intestinal, ya que tiene efecto laxante.
  6. Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Cabe destacar, entre otras cosas, que las semillas de lino son ideales para aumentar la formación de masa muscular, ya que aportan proteínas de origen vegetal. Además, aminoran la respuesta glicémica porque tienen cierto contenido de almidón.

Las semillas también contienen aminoácidos como la arginina, ácido aspártico y ácido glutámico. Por lo tanto, consumirlas ayuda a frenar la sensación de ansiedad y fortalecer las funciones inmunitarias.

Según el Consejo Canadiense del Lino, para satisfacer las cantidades diarias recomendadas de omega 3 basta con consumir 8 gramos de linaza molida, o bien, 5 gramos de aceite de linaza.

Recetas con agua de linaza

Además de añadirla en ensaladas, panes o comidas, la linaza sirve para preparar una bebida distinta, nutritiva y refrescante. También, se puede preparar a modo de infusión, sola o acompañada de otros ingredientes naturales.

A continuación, te damos recetas para preparar agua de linaza en casa.

 
El agua de linaza puede ser beneficiosa para la salud.

Agua de linaza

El agua de linaza es una bebida ligera, que puede ayudarte tanto a hidratarte como a saciar el apetito cuando tienes ansiedad por comer entre horas.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de linaza molida (5 g)
  • Opcional: miel de abejas, canela en rama. 

Preparación

  • En la taza de agua, ya sea fría o tibia, vierte las semillas de lino molidas.
  • Deja reposar 30 minutos.
  • Cuando se haya formado un gel con el agua, procede a consumirlo.
  • Puedes acompañar el agua de semillas de lino con batidos o jugos naturales. Algunas personas también agregan canela en rama o el jugo o cáscara de un limón.

Infusión de linaza

La infusión de linaza sería una opción para esos momentos en los que se desea disfrutar de una bebida caliente y reconfortante.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de linaza (5 g).
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml).

Preparación

  • Añade las semillas de lino en un recipiente y, a continuación, añade el agua hirviendo.
  • Espera a que la semilla molida libere sus propiedades.
  • Espera a que la infusión alcance una temperatura agradable y bebe.

Contraindicaciones

Teóricamente, las semillas de lino pueden tener contraindicaciones sobre todo en dosis altas. Ten en cuenta, la ingesta diaria recomendada no debe superar los 30 gramos al día, lo que sería unas dos cucharadas colmadas.

 

Algunas de las contraindicaciones más comunes de su consumo son:

  • Reducción de absorción de calcio, zinc y hierro.
  • Disminución de la digestibilidad de las proteínas.
  • Diarrea si se supera la dosis diaria recomendada.

Las semillas de lino inmaduras pueden ser tóxicas debido a que contienen pequeñas cantidades de cianuro. Aunque, es cierto que nuestro cuerpo tiene la capacidad de neutralizar estas pequeñas cantidades.

Sin embargo, hasta ahora no se ha detectado ningún índice de cianuro en alimentos horneados, como panes o cereales.

Para tener en cuenta

Hábitos que evitar durante el embarazo.

Las semillas de lino son seguras en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia si se consumen en las cantidades dietéticas indicadas. Sin embargo, se recomienda consultar con el médico para mayor seguridad.

No se recomienda el consumo de linaza a:

  • Pacientes con cáncer de mama, uterino u ovárico, cáncer de próstata.
  • Personas con obstrucción intestinal, estrechamiento del esófago o inflamación del intestino.

Recuerda que si decides integrar la linaza en tu dieta, debes mantener la moderación y tener en cuenta cuáles son las contraindicaciones. En especial si estás siguiendo algún tratamiento farmacológico.