6 hábitos cotidianos igual de peligrosos que el tabaquismo

Aunque algunos no están tan mal vistos como el tabaquismo, hay algunos hábitos que consideramos inofensivos, como no dormir lo suficiente, y pueden resultar muy perjudiciales para nuestra salud

Por todos es sabido que el tabaquismo es una adicción que trae graves consecuencias en tu cuerpo.

No obstante, existen algunas rutinas igual de peligrosas que quizá forman parte de tu estilo de vida y están poniendo tu salud en riesgo.

Continúa leyendo este artículo para detectar 6 hábitos cotidianos igual de peligrosos que el tabaquismo.

¿Qué tan malo es el tabaquismo?

A fin de tener un poco de contexto, he aquí algunos datos alarmantes sobre el tabaquismo:

Fumar causa daño a casi todos los órganos del cuerpo y es directamente responsable de una serie de enfermedades.

Se estima que 1 de cada 2 fumadores morirán de una enfermedad relacionada con el tabaco.

Cada año hay más muertes por fumar que por las siguientes causas combinadas:

  • Incidentes de vehículos de motor.
  • Uso de drogas ilegales.
  • VIH.
  • Incidentes relacionados con armas de fuego.
  • Uso de alcohol

Este hábito acorta la vida de un varón por cerca de 12 años y la vida de una mujer hasta 11 años.

No obstante lo anterior, las siguientes actividades bien pueden equipararse en lo que a daños a nuestro cuerpo se refiere:

Lee también: 15 estrategias psicológicas para dejar de fumar que FUNCIONAN

1. Beber soda

Consumo-de-refrescos-y-gaseosas

Las bebidas carbonatadas, conocidas como sodas o refrescos, contienen altas cantidades de jarabe de maíz de alta fructosa.

Este ingrediente es el principal culpable de las tasas de aumento en obesidad, diabetes, enfermedades del corazón y otras enfermedades crónicas.

¿Qué tan malo puede ser beber una soda? Bien, una sola lata de refresco por día puede agregar hasta 7 kg a nuestro peso en tan solo un año. Además, esa pequeña dosis aumentar el riesgo de diabetes en un 85 por ciento.

Aunado a todo esto, la millonaria industria refresquera cuenta con grandes campañas de mercadotecnia enfocadas a vender no solo a adultos, como en el caso del tabaco, sino a toda la familia, incluidos niños y adolescentes.

2. Dormir mucho… o poco

Cuando se trata de dormir, el punto adecuado es de 7 a 9 horas.

Estudios de la CDC indican que dormir menos de 6 horas o más de 10 horas cada noche puede conducir a padecimientos como:

  • Enfermedades del corazón
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Depresión

El estudio también recomienda evitar las alarmas repetitivas por la mañana, pues el sueño interrumpido disminuye los beneficios del descanso.

Este hábito nos puede dejar más cansados de lo que estaríamos al levantarnos con la alarma la primera vez que suena.

3. Pasar demasiado tiempo sentado

sentados frente al ordenador

Si eres de los que, tras tu jornada de ocho horas en la oficina, vas a casa a relajarte viendo series, tu vida puede estar en gran peligro.

Según un estudio publicado en Archives of Internal Medicine, los adultos que permanecen sentados por más de 11 horas al día tienen un 40% más de riesgo de morir en un periodo de tres años, en comparación con los que permanecen lo hacen menos de cuatro horas al día.

Permanecer en esta posición por periodos prolongados incrementa el riesgo de presentar:

  • Diabetes
  • Cáncer
  • Enfermedades cardíacas

Cabe aclarar que los riesgos no disminuyen aunque hagamos ejercicio regularmente.

Visita este artículo: 5 trucos para no perjudicar tu salud mientras estás sentado en tu lugar de trabajo

4. Tomar demasiado café

Si bien no hay nada mejor para comenzar una larga jornada que un delicioso café recién preparado, beber más de cuatro tazas al día puede incrementar en un 56 por ciento tus probabilidades de morir.

Una investigación llevada a cabo entre 1979 y 1998 estudió la  historia médica y personal de 40 000 personas. Después de un típico período de seguimiento de 17 años, más de 2500 participantes habían muerto.

Aunque la causa de muerte no fue el consumo exagerado de café, el estudio encontró que aquellos que lo bebían en mayores cantidades eran más propensos a fumar y tenían pulmones y corazones menos saludables.

El café es fuente de cafeína, lo que puede estimular la liberación de epinefrina, inhibir la actividad de la insulina y aumentar la presión arterial.

5. Cruzar las piernas

Cruzar las piernas

Por inofensivo que parezca, cruzar las piernas puede dañar la circulación y causar coágulos en la sangre, con sus correspondientes complicaciones como:

  • Varices.
  • Aumento en presión arterial.
  • Trombosis.
  • Tensión en cadera.
  • Problemas posturales.

6. Una mala dieta

La alimentación plagada de comida rápida o comida con demasiados conservadores es tan mala como el alcohol, las drogas y el tabaco combinados, según GLOPAN.

Contrario al tabaco, que afecta a unos cuantos, el problema de la mala alimentación es de proporciones globales, lo que además causa estragos en las economías de los países.

Una dieta pobre puede conducir a:

  • Diabetes tipo 2
  • Enfermedad coronaria
  • Cáncer
  • Hipertensión
  • Anemia
  • Otros problemas de salud