6 hábitos de las parejas con una vida sexual muy activa

Las parejas con una vida sexual satisfactoria aprenden a ser cómplices en cualquier lugar y se dan muestras de afecto por fuera de la cama. Te contamos otras de sus cualidades.

Las parejas que mantienen una vida sexual muy activa tienen algunas cualidades que se destacan por encima de aquellos que se dejan vencer de la rutina. Aunque no son secretos del otro mundo, sí son hábitos que les permite mantener vivo su deseo y complicidad.

Es cierto que el estrés del trabajo y los conflictos pueden enviar el sexo a un segundo plano. Sin embargo, algunos consiguen avivarlo y lo convierten en su mejor herramienta para resolver cualquier dificultad. ¿Cuáles son las claves?

En realidad todo está basado en un componente simple: una buena comunicación. Si ambos se sienten en confianza para hablar del tema, les será más fácil realizar sus fantasías y romper la monotonía. A continuación compartimos 6 hábitos para tener en cuenta.

Hábitos para tener una vida sexual muy activa

Muchos terapeutas sexuales coinciden en que las parejas que tienen una vida sexual muy activa comparten ciertas características. No solo son más abiertos para hablar de sexo, sino que tienen hábitos fuera de la intimidad que les ayuda a fortalecer su vínculo.

¿Por qué son diferentes al resto de las parejas? Primeramente, no permiten que la rutina afecte su día a día. Además, no temen vivir experiencias nuevas y siempre tienen disposición para complacer al otro. Veamos otros buenos hábitos.

Descubre: Cuál es la mejor hora del día para tener sexo

1. Se excitan uno al otro de forma repentina

Sexo en una silla de oficina.

Los preliminares son un componente infaltable en las parejas que tienen una vida sexual muy activa. Sin embargo, esos jugueteos y coqueteos salen del dormitorio. Para ponerle más “chispa” a lo íntimo, estas parejas se provocan de forma repentina, en cualquier lugar.

Aunque la cosa no siempre puede acabar en sexo, ambos aprenden a excitarse por fuera de la cama. Unos mensajes calientes o caricias en el lugar de trabajo son el indicativo de que habrá un encuentro muy apasionado al llegar a casa.

Aumenta la temperatura: Todo lo que hay que saber de los preliminares

2. Cuidan su cuerpo

El estado físico desempeña un papel muy importante en los encuentros sexuales. Por eso, las parejas que tienen sexo de manera constante procuran cuidar su cuerpo con el ejercicio. Pero ojo, no estamos diciendo que se deba adoptar una rutina de ejercicio intensivo  o tener el mejor cuerpo.

Más bien, es aprender a cuidarse tanto como sea posible, sacando un tiempo para fortalecer los músculos y tener un mejor rendimiento. Esto ayuda a superar la vergüenza o culpa sexual que suele ser un obstáculo a la hora de tener intimidad.

3. Se ríen dentro y fuera del dormitorio

Hábitos para tener una pareja feliz

Hay quienes dicen que “el humor es un gran afrodisíaco”.  De hecho, muchos incorporan cosquilleos en el sexo para una mejor estimulación. Pero en general, reír dentro y fuera del dormitorio aleja el estrés y ayuda a tener un mejor vínculo sexual con la pareja.

Cuando ambos consiguen reírse de situaciones cotidianas o de las cosas absurdas que suelen ocurrir en el sexo, sin duda aprenden a disfrutar con más comodidad y plenitud. Además, aumenta el nivel de confianza y consiguen relaciones más satisfactorias.

4. Cumplen sus fantasías

Como lo habíamos mencionado, la clave principal de las parejas con una vida sexual muy activa es la comunicación. Esta, al crear un ambiente de confianza, les permite cumplir todas esas fantasías que surgen en la intimidad. ¿Por qué es tan beneficioso?

Las fantasías sexuales permiten llevar la experiencia íntima a otro nivel. Cuando ambos se apropian de su papel en este juego, la excitación se eleva y hay más probabilidades de alcanzar el clímax. Asimismo, rompen la rutina y ayudan a conocer mejor al otro.

5. Se dan muestras de afecto

Amor de pareja.

Uno de los motivos por los que se deteriora la vida sexual es porque uno o ambos miembros de la pareja deja de dar muestras de afecto fuera de la cama. Los besos, las caricias o una nalgada pueden recordarle a la otra persona que aún hay mucha atracción hacia ella.

Tener este tipo de contacto mantiene fuerte la conexión y evita recaídas por cuestiones de baja autoestima o desconfianza. En pocas palabras, demostrar amor y deseo los predispone a tener más intimidad sin tantas complicaciones.

Lee también: 7 películas eróticas para ver con tu pareja

6. Priorizan el tiempo en pareja

Las parejas con una vida sexual muy activa comprenden que es necesario dedicarle tiempo a la relación para que se conserve la magia y el deseo. Aunque cada uno puede estar ocupado en sus labores, siempre procuran aprovechar el tiempo libre para estar juntos.

Por eso, ambos aprenden a desconectarse de todas las distracciones y le dan prioridad a los momentos juntos, sin importar dónde se encuentren. También invierten los días libres en un viaje, salidas a cenar o cualquier plan diferente.

¿Qué tan bien está tu vida sexual en pareja? Si aún no aplicas todos estos hábitos, tenlos en cuenta a partir de ahora. Por supuesto, si hay alguna dificultad o inconformidad, habla con tu pareja para encontrar una solución.