6 hábitos que te ocasionan infecciones vaginales por levadura

Mantener la zona íntima seca y ventilada es fundamental para evitar las infecciones vaginales por levadura, ya que los ambientes húmedos y cálidos favorecen su proliferación

El área vaginal es una de las zonas más sensibles que tenemos las mujeres. Por ello, cuidarla es de vital importancia para mantener la salud y comodidad.

Uno de los problemas que se presentan en esta zona son las infecciones vaginales por levadura.

Una infección vaginal por levadura es una infección por hongos. Esta causa irritación, secreción y picazón intensa en la vagina, en la vulva y en los tejidos de la abertura vaginal.

La infección vaginal por hongos también es llamada candidiasis vaginal y puede afectar a cualquier mujer en cualquier momento de su vida.

Conoce los hábitos que pueden ocasionar infecciones vaginales por levadura y aprende a evitarlas.

Síntomas de las infecciones vaginales por levadura

Antes de comenzar a hablar de los hábitos o errores que pueden ocasionar este problema, es importante saber reconocerlo. Los síntomas de la infección de levadura pueden variar de leves a moderados e incluyen:

  • Prurito e irritación en la vagina y los tejidos en la abertura vaginal 
  • Una sensación de ardor, especialmente durante el coito o al orinar
  • Enrojecimiento e hinchazón de la vulva
  • Dolor vaginal
  • Erupción vaginal
  • Secreción vaginal acuosa
  • Secreción vaginal gruesa, blanca y sin olor

Ver también: Cómo preparar un jabón natural para combatir las infecciones y hongos vaginales

Hábitos que ocasionan una infección vaginal por levadura

Ahora que sabes cuáles son los síntomas, es momento de hablar sobre qué causa este problema.

Descubrirás que la mayoría de las causas parecen triviales, por lo que es fundamental prestarles atención y haces ajustes para reducir los riesgos.

1. Usar ropa ajustada o húmeda

ropa-ajustada

El primero de los hábitos que ocasionan infecciones vaginales por levadura es el uso excesivo de prendas demasiado ajustadas y la ropa interior que no está hecha de algodón. Estas prendas dificultan la circulación de aire alrededor de la vagina.

  • La levadura prospera en entornos húmedos y oscuros. Por ello, el aumento de humedad causado por estas prendas crea el ambiente perfecto para que la levadura crezca.

¿Cómo prevenirlo?

  • Usa ropa interior de algodón y alterna entre jeans y ropa que permita un mejor flujo de aire.
  • Además, cámbiate la ropa después de unas 8 a 12 horas o después de hacer ejercicio si has sudados.
  • En caso de ir a nadar, quítate el traje de baño mojado tan pronto como sea posible.

2. Uso de duchas vaginales

En cualquier supermercado y farmacia puedes encontrar artículos para lavar el área vaginal desde el interior. El problema es que las duchas vaginales alteran el equilibrio natural de la flora vaginal y ocasionan infecciones vaginales por levadura.

¿Cómo prevenirlo?

  • Lo mejor es evitar las duchas vaginales a menos que tu médico indique lo contrario.
  • El proceso de limpieza de esta zona de tu cuerpo lo hace tu organismo de forma natural sin necesidad de que le ayudes.

3. Nadar seguido en piscinas públicas

nadar

Las albercas pueden causar infecciones vaginales por levadura porque los químicos usados en el agua pueden alterar el pH vaginal.

Aunque esos químicos tienen la finalidad de mantener en buen estado las piscinas, ocasionan que la Candida comience a multiplicarse.

¿Cómo prevenirlo?

  • Evita pasar mucho tiempo en las piscinas. Si practicas natación como deporte, es importante que te cambies el traje de baño mojado tan pronto como sea posible y que seques el área con una toalla de algodón suave limpia.
  • Al momento de secar la zona vaginal, hazlo con cuidado y sin frotar para evitar irritaciones.

4. Llevar una vida con mucho estrés

El estrés puede comprometer el sistema inmunitario y facilitar el desarrollo de infecciones vaginales por levadura.

Cuando combinas este factor con otros, tu cuerpo tendrá dificultades para combatir el desarrollo de la candidiasis.

¿Cómo prevenirlo?

  • Aunque el estrés es algo común en el estilo de vida actual, es importante que aprendas técnicas que reduzcan sus efectos.
  • Prueba con meditación, el yoga y el ejercicio regular.

Visita este artículo: yoga contra la depresión

5. Tomar antibióticos

Controla el uso prolongado de antibióticos

Tomar antibióticos puede causar infecciones vaginales por levadura. Esto se debe a que los antibióticos no solo matan a los microorganismos dañinos para nuestro cuerpo, sino que también cambian el pH vaginal a uno menos ácido.

¿Cómo prevenirlo?

  • Para evitar contraer una candidiasis vaginal mientras tomamos antibióticos, toma suplementos probióticos todos los días durante la duración del tratamiento y al menos una semana después de haberlo terminado.

6. No cambiar las toallas femeninas y los tampones con frecuencia

Como dijimos, la levadura se reproduce en ambientes húmedos, y las toallas femeninas y los tampones pueden mantener el exceso de humedad.

¿Cómo prevenirlo?

  • Asegúrate de cambiar las toallas femeninas y los tampones a menudo, especialmente a medida que el clima se vuelve más cálido.
  • Algunas mujeres pasan esto por alto porque el flujo de su período es mínimo, pero lo ideal es hacer un cambio cada 5 horas como máximo.
  • Además, es recomendable evitar toallas y tampones con químicos o aromatizantes.

¿Qué hacer si presentas infecciones vaginales por levadura?

En circunstancias normales, una infección vaginal por levadura no es grave y puede tratarse con medicamentos.

Sin embargo, siempre es buena idea acudir con tu ginecólogo para recibir el tratamiento correcto y descartar cualquier problema grave.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar