6 hormonas que intervienen en el ciclo de ovulación

Las hormonas funcionan como mensajeros químicos que viajan a través de la sangre para regular diversos procesos del organismo, entre ellos la ovulación. Sigue leyendo para conocer más del tema.

Seguramente habrás escuchado sobre los efectos de las hormonas sobre el organismo, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, ¿sabías que si no fuera por algunas de ellas, el ciclo femenino simplemente no podría existir? Sigue leyendo para conocer sobre las hormonas que intervienen en el ciclo de ovulación.

Hormonas que intervienen en el ciclo de ovulación

Las hormonas no son exclusivas del ser humano, son productos químicos que también producen las plantas y animales. Intervienen en procesos del metabolismo, del crecimiento, desarrollo y en la reproducción. También influyen en el estado de ánimo y apetito sexual, entre muchas otras áreas.

Las hormonas forman parte del sistema endócrino el cual se encarga de controlar el buen funcionamiento del organismo. Básicamente funcionan como mensajeros químicos que viajan a través de la sangre.

Es así como estos pequeños compuestos regulan distintos e importantes procesos bioquímicos en el cuerpo. Uno de ellos es el ciclo de la ovulación.

Qué es la ovulación

La liberación de un óvulo de un ovario, es decir la ovulación, es un proceso que depende de cambios hormonales. Generalmente se produce una vez cada ciclo menstrual, de 12 a 16 días antes del inicio de la siguiente regla.

Qué es la ovulación.

La ovulación forma parte de un complejo sistema conformado por el hipotálamo, hipófisis, ovario y útero. A continuación te compartimos la lista de 6 hormonas que intervienen en el ciclo de la ovulación.

1. Hormona GnRH

El proceso de la ovulación no puede iniciarse sin el compuesto conocido como hormona liberadora de gonadotropina (GnRH). Este mensajero químico es sintetizado y liberado en las neuronas del hipotálamo.

Además de ser una de las hormonas que intervienen en el ciclo de ovulación, a la GnRH se le considera como una neurohormona puesto que es producida en una célula neuronal y se libera a través de sus terminaciones nerviosas.

Por medio del torrente sanguíneo, la hormona liberadora de gonadotropina es conducida hacia la glándula pituitaria en donde estimula la producción de algunas sustancias que participan en la síntesis y secreción de la hormona luteinizante (LH) y de la hormona foliculoestimulante (FSH).

A su vez, dichos compuestos son controlados por la hormona liberadora de gonadotropina así como por los estrógenos y andrógenos. Es importante señalar que, en el caso de la mujer, la secreción de GnRH no es constante. Su frecuencia cambia durante en el ciclo menstrual, siendo producida especialmente antes de la ovulación.

Conoce: ¿Cómo mitigar la ovulación dolorosa?

2. Estrógenos

Los estrógenos son esteroides u hormonas sexuales que se producen principalmente en los ovarios. Estas sustancias se encargan de inducir cambios en la producción celular en el endometrio, mama y ovario.

Algunas de las funciones de los estrógenos es regular el ciclo menstrual, así como participar en el desarrollo de las características sexuales en las mujeres.

Es importante añadir que existen distintos tipos de estrógenos naturales: estrona, estradiol y estriol. Sin embargo, el predominante es la hormona estradiol que a continuación se explica brevemente.

3. Estradiol

El estradiol es un estrógeno, la hormona responsable de la aparición del ciclo menstrual. La producción de este compuesto aumenta durante la pubertad y suele mantenerse durante la edad fértil hasta llegar a la menopausia.

Hormona estradiol.

Algunos especialistas la clasifican como la hormona sexual por excelencia debido a las funciones esenciales que desempeña. Por ejemplo, el estradiol es el responsable de que se forme y se dé mantenimiento a un único ovocito maduro en cada ciclo menstrual.

Asimismo, el estradiol también participa en la producción de la hormona luteinizante (LH) enviando señales de activación. Además, estimula el crecimiento del endometrio y lo prepara para la concepción.

4. Hormona foliculoestimulante (FSH)

Tal como se mencionó anteriormente, la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) se encarga de estimular este otro compuesto. La hormona FSH realiza la producción de óvulos maduros mediante la estimulación de los ovarios.

Como su nombre lo indica, la hormona foliculoestimulante se encarga de la maduración de folículos; es decir, pequeñas cavidades de fluído en las que se encuentran los óvulos aún sin desarrollar.

5. Hormona luteinizante (LH)

La producción de la hormona luteinizante (LH) se detona a partir de los altos niveles de estrógeno. Esta gonadotrofina, producida por la pituitaria, dispara la señal para la ruptura del folículo que ha madurado poco a poco por medio del efecto de las hormonas anteriores.

Dicho proceso sucede cuando la elaboración de la LH alcanza los niveles pico. Es en este punto en el que se presenta la ovulación propiamente dicha, es decir, la liberación del óvulo maduro del ovario.

Sin embargo, la hormona luteinizante también es necesaria para producir la síntesis de estrógenos, además de facilitar que los folículos respondan ante los efectos de la hormona foliculoestimulante (FSH).

Te puede interesar: 5 remedios herbales para un retraso menstrual

6. Progesterona

La progesterona es una de las hormonas que intervienen en el ciclo de ovulación, la cual se produce en los ovarios y ayuda a regular el ciclo menstrual. Aunque participa en otros procesos fisiológicos, la función principal de la progesterona es la de preparar el útero para el embarazo.

Progesterona.

Justo después de la ovulación, la progesterona colabora para engrosar las capas del útero en las que este se prepara para albergar a un óvulo que logre implantarse una vez que sea fecundado.

Si este hecho no ocurre, entonces da inicio la fase menstrual para, de nuevo, iniciar con la fase de producción de folículos y un óvulo maduro.

A pesar de que la progesterona no es una de las hormonas que intervienen en el ciclo de ovulación directamente, sí interviene para el reinicio de dicho proceso.

Conclusiones

La ovulación es un ciclo que depende de distintas glándulas y hormonas para funcionar debidamente. Este equilibrio hormonal es imprescindible para las mujeres que desean embarazarse o bien, para llevar un control de natalidad. Por eso, te animamos a conocer más sobre estas hormonas que intervienen en el ciclo de ovulación.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado. Si aún no eres parte de la comunidad de Mejor con Salud, agreganos a tus redes sociales para que continúes leyendo diariamente nuevas notas.