6 mascarillas caseras con miel de abejas

La miel de abejas es rica en vitaminas y minerales y aplicada de forma tópica puede ayudarnos a hidratar y suavizar el rostro a la vez que realiza una delicada exfoliación

Son muchas las propiedades que tiene la miel de abejas para la salud y la belleza. Tiene la capacidad de reducir las cicatrices, desinfectar heridas y suavizar el rostro.

¿Quieres saber para qué más sirve? Entonces lee este artículo, donde encontrarás muy buenas mascarillas caseras con miel de abejas.

Propiedades de la miel

Este regalo dorado de la naturaleza, producido por el incansable trabajo de las abejas, es realmente muy beneficioso para todo tipo de afecciones.

Se emplea desde hace siglos (hay vestigios de que las culturas egipcias y griegas usaban la miel como producto de belleza y medicina) y tiene muchas bondades. Algunas de ellas son:

  • Ayuda a sanar y cicatrizar heridas.
  • Es antiinflamatoria, anticancerígena y antialérgica.
  • Protege de los daños causados por la exposición solar.
  • Tiene propiedades regenerativas celulares (perfecta para mejorar la piel reseca).
  • Previene la sequedad de la piel al ser muy hidratante.
  • Sirve de limpiador del cutis.
  • Trata el acné.
  • Es un excelente ingrediente para pieles sensibles.

Mascarillas de miel para la piel

Ya te has dado cuenta de las maravillas de la miel para diversas aplicaciones. Ahora es momento de que la aproveches. ¿Cómo? ¡Usando mascarillas que la contengan!

1. Mascarilla para la piel seca

poros de la piel

Como nuestra dermis está expuesta todo el tiempo a diversos agentes externos y agresores como, por ejemplo, la contaminación ambiental es frecuente que aparezca la resequedad. ¡Dile adiós con esta mascarilla!

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g)
  • 1 cucharada de aceite de almendras (10 g)
  • 2 cucharadas de zumo de zanahorias (30 ml)

Preparación

  • Revuelve todos los ingredientes en un recipiente.
  • Embebe una gasa o una bola de algodón y aplica en la cara previamente limpia y seca.
  • Deja que actúe durante 15 minutos y retira con agua templada.

2. Mascarilla para combatir el acné

Esta afección muy común en los jóvenes y en ciertos momentos de la vida (en las mujeres aparecen durante su período menstrual o embarazo, por ejemplo). También pueden aparecer por comer demasiados alimentos grasos o cuando se está frente a un cuadro de estrés.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 diente de ajo
  • Unas gotas de limón
  • 1 cucharada de yogur natural (10 g)

Preparación

  • Machaca el ajo y coloca en un recipiente.
  • A continuación, echa la miel y el yogur y remueve bien hasta que se forme una pasta.
  • Vierte el zumo de limón e intégralo con la mezcla anterior.
  • Aplica con los dedos limpios en la cara recién lavada y deja que actúe unos 10 minutos (o hasta que el yogur se seque).
  • Enjuaga y aplica una crema humectante.

3. Mascarilla para piel grasa

Piel-grasa

Esta opción también te puede ayudar si tienes acné o si al pasar la mano por la cara pareciera que la has untado con aceite.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharada de leche en polvo (11 g)

Preparación

  • Pon todos los ingredientes en el vaso de la licuadora o batidora y mezcla a velocidad mínima durante 2 minutos.
  • Aplica la mascarilla en el rostro limpio.
  • Deja que actúe unos 15 minutos y retira con agua tibia.
  • Repite cada 3 o 4 días.

4. Mascarilla exfoliante y antiarrugas

Con el paso del tiempo la piel se va debilitando y necesita más cuidados. Si has pasado los 35 años puedes evitar las arrugas prematuras con esta receta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • La pulpa de un limón (puede ser también una naranja)

Preparación

  • Mezcla ambos y, con la crema resultante, frota en el cutis con movimientos circulares.
  • Enjuaga con agua tibia.
  • Repite este procedimiento 2 veces por semana, siempre de noche antes de irte a dormir, ya que los ácidos de la naranja o el limón pueden manchar la piel al contacto con el sol.

5. Mascarilla para pieles mixtas

Avena y leche

La piel mixta es aquella que se presenta seca en las mejillas o barbilla y grasa en la nariz y la frente (área denominada “zona T” por los expertos en belleza). Para contrarrestar esta condición de la dermis puedes usar una mascarilla muy interesante.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharadita de polvo de arcilla (4 g)
  • 4 cucharadas de harina de avena (40 g)
  • 5 almendras

Preparación

  • Pica las almendras en un mortero y mezcla con la harina de avena.
  • Echa el resto de los ingredientes y remueve bien usando la licuadora o batidora. Puedes añadir un poco de agua para evitar que quede demasiado espesa.
  • Aplica sobre la cara y el cuello haciendo movimientos circulares (evita el entorno de los ojos). Deja actuar 15 minutos y retira con agua tibia.

6. Mascarilla para piel sensible

Aloe-vera

Si tienes la dermis muy blanca y ante cualquier cosa se enrojece, aparecen eczemas o granitos, sino no puedes exponerte al sol demasiado tiempo porque quedas como un camarón o si al utilizar una crema sufres de una reacción alérgica, esta mascarilla es especial para ti.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 1 cucharada de aloe vera (10 g)

Preparación

  • Parte un tallo de aloe vera por la mitad y extrae la pulpa.
  • Mezcla con la cucharada de miel.
  • Aplica este gel en la cara y deja actuar 10 minutos como mínimo (si son 20, mejor).
  • Retira con agua templada y humecta con 1 cucharada de yogur.

Te puede gustar