6 mascarillas frutales para relajar tu rostro

Además de relajar tu rostro los ingredientes que incluimos en estas mascarillas te aportarán nutrientes para recuperar su vitalidad y conseguir retrasar los signos de la edad

¿El estrés ha hecho estragos en tu aspecto? Es posible que cada día te apliques una buena cantidad de cremas para lucir mejor pero estas no siempre logran relajar tu rostro.

Afortunadamente no estás condenada a conformarte con lucir cansada. Prueba estas mascarillas frutales para relajar tu rostro. Además de cumplir con su objetivo, obtendrás una piel más uniforme y nutrida.

Te recomendamos que prepares las mascarillas cuando las vayas a aplicar para evitar que se pierdan propiedades.

1. Zumo de naranja con yogur

La primera de las mascarillas frutales para relajar tu rostro es ideal para aportar brillo y lozanía a la piel. Te recomendamos aplicar esta mascarilla la noche anterior a algún evento o previo al maquillaje para un día especial.

Ingredientes

  • El zumo de una naranja
  • 2 cucharadas de yogur (40 g)

Preparación

  • Coloca todo en un bol y mezcla hasta formar una pasta homogénea.
  • Limpia la piel muy bien con un jabón neutro y agua tibia.
  • Expande la mascarilla sobre el rostro sin tocar las zonas del contorno de ojos ni la boca.
  • Retira luego de 10 minutos con abundante agua tibia.
  • Aclara con agua fría y aplica tu crema hidratante.

2. Mascarilla de limón con miel

Mascarilla de limón con miel

Es una mascarilla ideal para relajar tu rostro, exfoliar y aportar brillo. De hecho, es muy común que alguna vez hayas comprado una mascarilla comercial con los mismos ingredientes

Esta vez, te invitamos a que la prepares con elementos completamente naturales. De esta forma relajas e hidratas tu rostro sin químicos que lo dañen.

Ingredientes

  • El zumo de un limón
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • ½ cucharadita de azúcar fina (2 g)
  • 2 gotas de aceite de lavanda

Preparación

  • Calienta la miel lo suficiente para que sea manejable y esté a una temperatura agradable.
  • Agrega el azúcar, las gotas de lavanda y el zumo de limón.
  • Mezcla hasta que estén integrados de forma uniforme los ingredientes.
  • Aplica esta mascarilla con movimientos suaves circulares sobre todo tu rostro.
  • Deja que actúe, por lo menos, 10 minutos y aclara con agua tibia.
  • No será necesario que apliques crema hidratante, pues la mascarilla ya cumple con ese objetivo.

Ver también: 8 mascarillas con miel para tu cabello

3. Mascarilla de fresas y glicerina

Otra mascarilla que dará una mejor apariencia a tu piel y te ayudará a relajar tu rostro es esta delicia.

Las fresas son ricas en agua y vitamina C, por lo que nutren la piel mejorando su apariencia. Son excelentes como antioxidantes y favorecen la producción de colágeno.

El efecto se complementa con la cualidad de la glicerina para suavizar e hidratar. Tan solo asegúrate de adquirir glicerina pura. No deberías tener mucho problema para comprarla en farmacias grandes.

Ingredientes

  • 2 fresas limpias
  • 1 cucharada de glicerina líquida (10 ml)
  • 1 cucharada de agua tibia (10 ml)

Preparación

  • Tritura las fresas hasta que estén hechas puré.
  • Mezcla el agua con la glicerina y agrégala al puré de fresa.
  • Una vez lista la pasta, extiende por el rostro previamente limpio.
  • Deja actuar por 10 minutos y elimina con agua tibia.
  • Enjuaga una última vez con agua fría para terminar de retirar todos los residuos.

4. Uvas verdes y avena molida

Uvas verdes y avena molida

La uva es una de las frutas que más pueden ayudar a relajar tu rostro. De hecho, te recomendamos incluir esta fruta en tu dieta de forma regular. Puedes optar por el jugo o por la fruta completa, pero debe ser natural.

La uva es genial para mantener la humectación de la piel y para combatir los daños causados por la edad. Además, aporta una buena cantidad de colágeno y elastina.

Ingredientes

  • 3 uvas verdes con piel
  • 1 cucharada de avena molida (10 g)
  • 1 cápsula de vitamina E

Preparación

  • Tritura las uvas y combínalas con la avena.
  • Agrega el contenido de la cápsula de vitamina E y mezcla hasta obtener una pasta compacta. Si lo crees necesario puedes agregar más vitamina E.
  • Aplícala por todo el rostro, con excepción de los ojos y la boca.
  • Deja actuar por 10 minutos si tu piel es normal o 20 si es seca.
  • Retira con agua tibia y da un último enjuague con agua fría.

Te recomendamos leer: Beneficios anti-envejecimiento y curativos de las uvas

5. Kiwi con manzanilla

El kiwi no es de las frutas más comunes a la hora de preparar mascarillas faciales. Sin embargo, no existe ningún motivo para dejarlo de lado.

Al contrario, el kiwi es una fruta rica en antioxidantes y agua con una textura que facilita el proceso de exfoliación.

Ingredientes

  • ½ kiwi
  • 3 cucharadas de té de manzanilla (30 ml)

Preparación

  • Machaca el kiwi con ayuda de un tenedor si está muy maduro o en el procesador de alimentos si está ligeramente verde.
  • Añade el té y mezcla hasta formar una pasta.
  • Aplica sobre tu rostro limpio con ayuda de un pincel o una pequeña esponja.
  • Deja que actúe 10 minutos y aclara con agua fría.

6. Mascarilla de durazno

Mascarilla de durazno

La última de las mascarillas frutales para relajar tu rostro que queremos recomendarte te dejará una piel muy suave y tú quedarás bastante relajada.

Para empezar, tiene un aroma delicioso. A eso suma que el resultado será la suavidad absoluta que solo un aceite puede aportar y seguro querrás aplicarla de forma constante.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
  • ½ durazno pelado y machacado

Preparación

  • Mezcla los dos ingredientes muy bien.
  • Aplica sobre la piel limpia y deja reposar por 15 minutos.
  • Retira con agua tibia