6 métodos naturales para reducir las bolsas bajo los ojos

¿Sabías que aumentar el consumo de agua diaria y reducir la ingesta de sal puede ayudarte a minimizar el aspecto de las bolsas bajo los ojos?

Las bolsas bajo los ojos aparecen con frecuencia conforme envejece la piel. Se producen por el debilitamiento de los tejidos y músculos alrededor de los ojos, los cuales empiezan a lucir descolgados o hinchados.

También aparecen en edades jóvenes, producto de un desequilibrio hormonal, acumulación de líquidos o problemas en la salud circulatoria.

Si bien se consideran un simple problema de belleza, la mayoría de personas prefieren prevenirlo y tratarlo para que no haga ver la piel cansada.

Por fortuna, en la actualidad se conocen hábitos y tratamientos que pueden ayudar a reducirlo sin necesidad de intervenciones estéticas.

En esta oportunidad queremos repasar algunas de sus causas asociadas y varios métodos naturales para minimizarlas.

Causas de las bolsas bajo los ojos

Las bolsas bajo los ojos se pueden producir como parte del proceso biológico del envejecimiento de la piel. Las estructuras de tejido y músculos que sostienen los párpados se van debilitando y la piel tiende a tornarse flácida.

La zona también se puede ver afectada por factores como:

  • Retención de líquidos
  • Cambios hormonales
  • No dormir lo suficiente
  • Alergias o dermatitis
  • Antecedentes familiares

Lee también: 5 remedios naturales para levantar los párpados caídos

Síntomas de las bolsas bajo los ojos

bolsas-bajo-los-ojos

Una inflamación notoria debajo de los ojos es la señal principal de las bolsas. Sin embargo, algunas veces, la hinchazón de acompaña con:

  • Piel flácida y floja
  • Círculos de color oscuro (ojeras)
  • Ojos con aspecto cansado o irritado

Métodos naturales para tratar las bolsas bajo los ojos

En la actualidad hay muchas mascarillas y lociones de uso externo que tienen como fin nutrir la piel para reducir el aspecto de las bolsas.

Sin embargo, en general, es importante tener en cuenta otros métodos que ayudan a complementar sus efectos.

1. Limitar el consumo de sal

sal

El consumo excesivo de sal puede influir en la retención de líquidos que da lugar a la formación de bolsas bajo los ojos.

Es muy importante evitar su adición en las comidas hechas en casa y limitar el consumo de los productos alimentarios que la contienen en grandes cantidades:

  • Carnes embutidas
  • Quesos curados
  • Comidas enlatadas
  • Productos de panadería
  • Frituras y alimentos de paquete

2. Dormir bien

Una buena calidad de sueño puede evitar ese aspecto cansado que adquieren los ojos debido a la presencia de bolsas en su contorno.

  • Dormir entre 7 y 8 horas diarias sin interrupciones garantiza una buena oxigenación de la piel para que luzca fresca y joven.
  • Es conveniente dormir con la cabeza más levantada que el resto del cuerpo, ya que esto permite una mejor circulación para que los líquidos no se acumulen en la zona.

3. Incrementar el consumo de agua

Bebe mucha agua

Un bajo consumo de agua reduce la capacidad del cuerpo para eliminar los líquidos retenidos y, además, afecta la circulación y la salud de la piel.

  • Es importante ingerir entre 6 y 8 vasos de agua o bebidas saludables durante el día.

Visita este artículo: 4 razones para beber agua tibia en lugar de fría

4. Lavar con agua fría

Lavar el rostro con agua fría es una gran terapia para reactivar la circulación sanguínea de la zona del contorno de los ojos.

Este sencillo método disminuye la apariencia de las bolsas y ojeras y deja la piel hidratada y fresca por más tiempo.

Además, cabe recordar que el agua caliente reduce los aceites naturales de la piel, lo que aumenta su debilitamiento y flacidez.

5. Aplicar rodajas de patata

patata-cruda

La patata contiene compuestos antiinflamatorios que ayudan a disminuir el tamaño de las bolsas bajo los ojos. Su aplicación directa refresca la piel y brinda un efecto calmante que reduce la sensación de cansancio.

  • Enfría varias rodajas de patata cruda en el congelador y, cuando estén heladas, aplícalas sobre los ojos cerrados, durante 5 o 10 minutos.

6. Frotar una cuchara

Una simple cuchara se puede convertir en la mejor herramienta para darle a los ojos un aspecto rejuvenecido y fresco.

Este elemento masajea la zona, activa la circulación y tensa la piel para evitar que se descuelgue.

  • Introduce un par de cucharas en el congelador y, cuando estén heladas, colócalas sobre los ojos cerrados.
  • Masajea la zona de las bolsas hasta que el elemento pierda el frío.
  • Procura hacer el tratamiento durante 5 o 10 minutos para lograr obtener mejores resultados.

¿Luces una mirada cansada por culpa de las bolsas en el contorno de los ojos? Ten en cuenta los consejos dados y desinflámalas para que tu piel se vea más rejuvenecida y fresca.

 

 

 

Te puede gustar