6 pasos para eliminar el acné

Okairy Zuñiga · 21 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 21 noviembre, 2019
Llevar unos buenos hábitos de vida y poner en práctica los cuidados correctos pueden contribuir significativamente con la salud de la piel y la reducción del acné.

El acné suele ser un verdadero problema estético y, con frecuencia, suele afectar una parte muy importante para la mayoría de las personas: el rostro. De ahí que las personas afectadas sientan la necesidad imperiosa de buscar opciones que les ayuden a eliminarlo.

A continuación, te brindamos algunos consejos que podrían serte de gran ayuda para la consecución de este objetivo.

¿Qué es el acné y por qué aparece?

El acné es una condición crónica inflamatoria de la piel cutáneo que se caracteriza por la formación de granos, pápulas, pústulas, nódulos y cicatrices.

Aunque su causa se desconoce, es un  hecho que aparece debido a que las glándulas sebáceas trabajan en exceso. El resultado es una acumulación de grasa, células muertas y bacterias sobre la piel. Esto trae como consecuencia, a su vez, la inflamación del folículo piloso y de las propias glándulas sebáseas.

Dependiendo de su severidad, se clasifican en cuatro tipos diferentes: leve, moderado, severo y muy severo.

Descubre: Mascarilla verde para eliminar los puntos negros, las espinillas y las manchas.

Consejos para eliminar el acné

1. Hidrátate

Beber agua antes de la comidas

El agua es el líquido vital. Por ello, debemos procurar consumirlo a diario, en cantidades suficientes. Y a propósito de esto, los dos litros no son obligatorios.

Se estima que el 72% de la piel es agua. Por lo tanto, es indispensable beber agua a diario. No solo para eliminar el acné, sino para tener una piel saludable.

Descubre: ¿Por qué la hidratación es tan importante?

2. Vigila tus hábitos alimentarios

Tu dieta influye directamente en la salud de la piel. Los alimentos frescos, como frutas y vegetales, nutren y embellecen la piel. En cambio, los elaborados con azúcares, harina, aceites refinados o grasas saturadas tienen sobre ella, el efecto contrario.

Sin embargo, es común que formen parte de nuestra dieta cereales azucarados, pastas, bollería, chocolates, galletas, mermeladas y productos similares. Además de tener un precio asequible, nos ahorran el tiempo que dedicaríamos a preparar otros en su lugar.

Todo ello, sumado a lo sabrosos que son, explica que sea tan difícil cambiar el hábito de comerlos. No obstante, detengámonos a pensar solo en algunos de los problemas de salud que una dieta rica en este tipo de alimentos suele traer consigo:

  • Aparición del indeseado acné.
  • Aumento de los niveles de insulina.
  • Alteración en la producción de andrógenos.
  • Exceso de grasa en la piel.

3. No te maquilles todos los días

ejercicios faciales para tener un rostro rejuvenecido

Aunque el maquillaje es ideal para realzar aquellos rasgos faciales que nos favorecen, utilizarlo a diario y en grandes cantidades puede perjudicar la salud de la piel. 

  • Siempre que te sea posible, elige productos cosméticos de calidad, según las indicaciones de tu dermatólogo.
  • Existen en el mercado productos especiales para personas que sufren acné que tienen propiedades específicas y beneficiosas al utilizarlos.
  • Los jabones neutros no son recomendados debido a que el pH normal de la piel es ácido. Por lo que los productos para la piel deben ser lo mas cercanos al pH normal de la piel.
  • Desmaquíllate y lava bien la cara antes de irte a dormir. Nunca te duermas con el rostro maquillado.
  • Valora la posibilidad de no aplicar maquillaje al menos durante un par de días a la semana.

4. Mantén una correcta higiene facial

Nada es más recomendable para paliar el acné, que mantener la piel libre de impurezas. De ahí que sea tan importante lavarse frecuentemente la cara con agua tibia y jabón neutro.

Para retirar el maquillaje, usa una crema suave y apropiado para tu tipo de piel. No dejes de retirar nunca, al final de la jornada, los residuos con una toalla bien limpia con suaves y pequeños toques sobre la piel. Así evitarás que queden residuos de grasa sobre la piel y la subsecuente irritación.

Podrías completar estos cuidados con la aplicación un exfoliante una vez por semana. Si bien existen numerosas opciones en el mercado, te recomendamos aquellas que podrías preparar con papaya, agua de rosas o yogur.

Descubre: ¿Por qué es importante la rutina de limpieza facial?

5. Duerme lo necesario

Mujer durmiendo

Dormir no menos de 7 horas diarias proporciona al cuerpo el descanso necesario al tiempo que contribuye con la salud de la piel. ¿Sabías que cuando dormimos es que nuestro sistema excretor más trabaja? De ahí que sea tan necesario el aseo por las mañanas. 

Pues bien, un buen descanso te ayudará, entre otras cosas, a evitar la aparición de las indeseables ojeras, mantener una piel bonita y sana. 

En caso de que no puedas dormir esas 7 horas por la noche, procura tomar una pequeña siesta durante el día. La siesta debe tener una duración de entre 20 minutos y 40 minutos.

6. Revisa qué medicamentos tomas

En algunos casos, este padecimiento no se debe a la falta de descanso ni a la mala alimentación. En efecto, hay casos en que el acné está asociado a la ingesta de ciertos medicamentos. Uno de los más comunes son las pastillas anticonceptivas.

Si fuera tu caso, antes de dejar de tomarlos, es muy importante que consultes con tu médico. Ten en cuenta que algunas veces el acné aparece solo en las primeras semanas. Luego, cuando el cuerpo se ha adaptado a la medicación, desaparece sin más.

Si ocurriera que no disminuyese el acné con el paso de las semanas, también podrías preguntarle a tu médico por un fármaco alternativo. Esta podría ser una posible solución que evitaría que el acné se convirtiera en un problema.

7. No descuides tu rutina para eliminar el acné

Pasos para las pieles con acné

Nunca te des por vencido. Muchas personas, de hecho, cejan en su intento de reducir o eliminar el acné. Que no sea tu caso. Ya ves que que con buenos hábitos de vida puedes comenzar a lucir una piel más sana. Es cierto es que los resultados pueden tardar en poco en llegar, pero con el tiempo notarás una clara mejoría.

Si tienes dudas acerca de cómo cuidar correctamente tu piel, consulta con tu dermatólogo.

  • Dunyach-Remy, C., Sotto, A., & Lavigne, J.-P. (2015). Le microbiote cutané : étude de la diversité microbienne et de son rôle dans la pathogénicité. Revue Francophone Des Laboratoires. https://doi.org/10.1016/S1773-035X(15)72821-2
  • Marty, J. P. (2007). Acné, sécheresse cutanée et vieillissement: La nutrition au service de la peau. Nouvelles Dermatologiques.
  • Berbis, P., Tostain, J., & Rossi, D. (2004). Androgènes et vieillissement cutané. Progrès En Urologie.