6 pasos para superar un rechazo amoroso

Raquel Lemos Rodríguez·
07 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
07 Abril, 2020
No debemos hundirnos ante un fracaso amoroso. Aunque nos cueste, debemos intentar tomar distancia y aprovecharlo para aprender. Démonos el tiempo que necesitemos para superarlo y avanzar.
 

Un rechazo amoroso es algo que le puede ocurrir a cualquier persona en cualquier momento. De hecho, es algo mucho más común de lo que imaginamos. Cuando lo sufrimos, duele, angustia y nos hace sentir malestar.

A nadie le gusta ser rechazado, eso es una realidad. Por ello, debemos tener en cuenta que la autoestima puede verse afectada en gran medida si no actuamos con prudencia cuando pasamos por un rechazo amoroso.

A pesar de que podamos comprender la teoría, luego la práctica es otra cuestión. Es importante que nos encontremos prevenidos ante este tipo de situaciones que pueden ocurrirnos en cualquier momento. Por eso, a continuación vamos repasaremos algunos pasos para superar un rechazo amoroso.

Pasos para superar el rechazo amoroso

1. ¿Realmente quería estar con esa persona?

En ocasiones queremos estar solos, pero algo nos impulsa a buscar a alguien que nos acompañe en nuestro camino. Esto es algo en lo que debemos pensar una vez nos rechazan. ¿Realmente queríamos estar con ella o era fruto de una necesidad para nada justificada?

Todo rechazo amoroso puede ser utilizado a nuestro favor, para hacernos conscientes de si lo que estábamos proyectando en nuestra mente era sincero o no. Utilicemos el rechazo para plantearnos si las ganas que teníamos de estar con esa persona eran reales.

 

Lee también: Dependencia emocional, cuando el amor se convierte en una droga

2. Cada rechazo amoroso es una oportunidad

Pensemos que cada error conlleva un acierto, así es que cada rechazo es una oportunidad, o al menos así deberíamos verlo. Los rechazos amorosos pueden servirnos de entrenamiento para aprender a gestionar nuestras emociones.

No es una situación muy agradable, pero es en las situaciones difíciles cuando más se aprende. Por eso, tomémonos los rechazos amorosos como una oportunidad de ser una persona más fuertes emocionalmente. Además, no olvidemos que de todo lo negativo siempre se puede sacar algo positivo.

3. ¿Percepción o atención?

Cuando sufrimos un rechazo amoroso nos centramos tanto en las emociones desagradables que sentimos que olvidamos algo muy importante: prestar atención. Si supiésemos alejarnos de nuestra propia percepción, veríamos cómo actuar realmente para que no nos doliese tanto la situación.

mujer-ante-una-ventana-suspendida-en-el-aire

Es algo así como ver la situación como si fuésemos una tercera persona. Es difícil, es normal. Nuestras emociones nos nublan la visión tan clara que deberíamos tener de esta situación. Pero no pasa nada por esforzarnos en intentar lograrlo, ¿no?

 

4. No te alejes de las emociones negativas

Está claro que, ante un rechazo amoroso, las emociones positivas no van a estar presentes en ningún momento. Pero, ¿justifica esto que escapemos de las emociones negativas? Escapar nunca será una buena opción.

Si nos alejamos de eso que tanto nos duele, lo vamos a tener siempre en mente. Debemos aprender a aceptar las emociones, aunque no sean de nuestro agrado. Reflexionemos sobre ellas, ¡pensemos! De algún modo, enfrentémoslas. Solo así, podremos superar el rechazo amoroso con éxito.

5. Ante un rechazo amoroso, presuponer puede llevarte al error

Ante una situación negativa siempre pensamos qué nos ha llevado a que nos sucedan todas estas circunstancias desagradables. No es mala suerte, no significa que hayamos hecho algo mal… Simplemente, las cosas suceden.

Si empezamos a presuponer, podemos caer en la obsesión y tardaremos aún más en superar el rechazo amoroso. Además, las presuposiciones suelen inducir a error, sobre todo cuando no están bien fundamentadas. No presupongamos. Simplemente, aceptemos.

6. ¡Cuidado con los pensamientos recurrentes!

Seguramente, alguna vez, nos hayamos visto en la situación de no poder parar de pensar en algo negativo que nos ronda por la mente una y otra vez. Es normal que si algo no se soluciona le demos vueltas, aún sin querer. Por eso, es importante que detectemos los pensamientos recurrentes y los cortemos.

Hombre reflexivo
 

Cuando identifiquemos los pensamientos recurrentes, podremos reflexionar sobre ellos y encontrar la mejor solución para que dejen de agobiarnos. Pensemos que estos pensamientos se retroalimentan, causándonos una sensación de malestar persistente.

Superar un rechazo amoroso nunca es fácil y claro que tampoco lo va a ser poner en práctica estos pasos, pues la realidad es muy diferente a la teoría. Pero, al menos, sabrás qué va a ocurrir, cómo vas a proceder y cómo deberías actuar.

No te puedes ir sin descubrir: Desanimarse es normal, ser pesimista no

De alguna u otra manera, conocer incluso los errores que podemos cometer, puede llevarnos a sobrellevar mejor una situación, aunque sea un rechazo amoroso.

Nota: la información aquí expuesta es meramente orientativa. Si consideras que los consejos no se ajustan a tu situación, recuerda que siempre puedes consultar con un psicólogo.

 
  • Corrales, R. U. Herramientas para incrementar la autoestima: Fortaleciendo el amor hacia mí. Guía de Apoyo Psicológico para Universitarios, 61.