Los 6 pilares de la vida para salvar a tu corazón

Valeria Sabater·
25 Marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
30 Diciembre, 2018
Para cuidar el corazón es importante establecer un equilibrio entre el bienestar físico y el psicológico. Centrarse solo en uno de estos pilares es contraproducente.

Para salvar a tu corazón es necesario mantener hábitos de vida sanos, tanto a nivel físico como psicológico. No basta con dedicarle tiempo solo al cuerpo o solo a la mente: deben ir ambos de la mano. 

Muchas enfermedades cardíacas cursan de un modo silencioso. Aparecen de una manera sigilosa, asintomática, y cuando uno se quiere dar cuenta, a veces es demasiado tarde.

El corazón es el motor de la vida pero, en ocasiones, esto no se valora como es debido. El ser humano suele dar por sentada la salud, como si no hiciese falta cuidarla ni se tratara de un bien precioso.

Por ello, es necesario reflexionar sobre el tema y tener en cuenta los seis pilares de la vida con los cuales ‘salvar’ a tu corazón. Aunque no pueden eliminar ninguna patología, sí que pueden actuar como prevención.

1. Media hora de ejercicio moderado al día

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte entre la población, por encima del cáncer.

Caminar-diariamente

Los datos son bastante esclarecedores. No obstante, hay que recordar que, en ocasiones, hay factores que no pueden controlarse. 

¡Muévete! Basta con media hora diaria. Salir a practicar running o caminar a paso rápido puede ser una buena forma de iniciarse. No hace falta fatigarse en un gimnasio o correr una maratón: basta con media hora de ejercicio suave al día.

2. Dejar de fumar

Dejar-de-fumar

El tabaco es muy perjudicial para la salud cardiovascular. Es de sobra conocido el peligro que fumar puede entrañar, especialmente en aquellas personas que sufren cualquier tipo de patología previa.

Hay que desechar este hábito nocivo lo antes posible. Aunque pueda parecer difícil, con fuerza de voluntad puede conseguirse. De hecho, existen grupos de ayuda dirigidos por psicólogos, destinados a ayudar a aquellos que quieren dejar de fumar.

3. Mejorar la alimentación

comer-despacio

Es muy importante prestar especial atención al consumo de sal. Tanto la ingesta excesiva de sodio, como la de grasas, pueden conllevar riesgos para la salud.

Ambas dificultan la correcta circulación sanguínea, elevan los niveles de colesterol LDL y, poco a poco, van endureciendo las arterias. Así lo afirman este estudio realizado en la Clínica Las Condes (Chile) y esta investigación de la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Comunitaria.

Además de tomar de cuatro a seis vasos de agua al día, hay que establecer algunas pautas alimentarias. Algunos de los alimentos más recomendados en la dieta son los siguientes:

  • Pescado azul.
  • Aceite de oliva.
  • Verduras frescas.
  • Cereales integrales.
  • Frutas.

4. Controlar la presión arterial

Hipotension

Muchas personas no se preocupan en vigilar su presión arterial. Esto podría conllevar riesgos para la salud, especialmente a partir de cierta edad o si se sufre algún tipo de patología relacionada.

Lo más recomendable es adquirir un tensiómetro e ir tomando un registro semanal de los resultados. Luego, estos se mostrarán al médico, en caso de que el sanitario los solicite. Es muy importante no descuidar este aspecto, podría ser muy relevante en términos de prevención.

5. Cuidar los niveles de colesterol

Colesterol

Realizarse un análisis de sangre, por lo menos dos veces al año, es algo vital para “salvar a tu corazón”. El LDL o también denominado colesterol malo es uno de los peores enemigos de la salud.

Tal y como asegura un estudio publicado en el año 2018, endurece las arterias, obstruye la circulación sanguínea y podría favorecer múltiples patologías cardiovasculares.

El colesterol malo puede prevenirse a través del ejercicio físico y de una buena alimentación. Hay que intentar llevar un control mediante revisiones periódicas, practicar deporte y tratar de evitar los comestibles ultraprocesados y con mucha grasa.

6.  Aprender a gestionar las emociones

Según afirma la Clínica Mayo, existen patologías, como el síndrome del corazón roto o miocardiopatía, que podrían estar relacionadas con el estrés.

Aunque en su informe establece que las causas aún no están del todo claras, la institución hace hincapié en el rol de la adrenalina, hormona que podría ser un factor determinante.

dosis-de-soledad

Descubre: Síndrome del corazón roto: síntomas, causas y tratamiento

Cuida tu corazón desde hoy mismo

Vale la pena tenerlo en cuenta. Todo lo que causa preocupación o produce ansiedad puede dejar huella en la salud. De la misma forma, los hábitos nocivos, como el tabaco, el sedentarismo o una mala alimentación también aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Es necesario ponerse manos a la obra y tratar de cambiar estas rutinas tan dañinas. Del tratamiento se encargan los médicos, pero de la prevención, solo puedes encargarte tú.

  • Organización Mundial de la Salud. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/cardiovascular-diseases-(cvds)
  • Farias, María Magdalena., Cuevas, Ada., Ducci, Héctor. (2013). Más allá del sodio: cambios en la dieta y su efecto en hipertensión. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-85602013000200009
  • VV.AA. (2010).Grasas de la dieta y salud cardiovascular. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0212656710004683
  • VV.AA. (2018).Lowering LDL cholesterol reduces cardiovascular risk independently of presence of inflammation. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5978933/
  • Clínica Mayo. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/heart-disease/in-depth/heart-disease/art-20046167