6 poderosos remedios con ajo. ¿Los conocías?

Virginia Bruno 2 febrero, 2018
Aunque no debemos sustituir los tratamientos recetados por el médico, sí podemos aprovechar las propiedades de estos remedios con ajo como tratamiento complementario para aliviar y mejorar diferentes problemas

Los remedios caseros con ajo  son considerados antibióticos naturales desde tiempos inmemoriales.

El ajo es originario de Asia Central y su uso en la medicina alternativa es conocido en la India y en el antiguo Egipto, muy conocido y valorado por sus innumerables poderes terapéuticos.

Asimismo, se utiliza como remedio natural para tratar o prevenir una amplia variedad de enfermedades.

El ajo es una de las plantas medicinales con mayor cantidad de propiedades curativas demostradas científicamente.

Es antibiótico y antiséptico general gracias a su alto porcentaje de azufre.

Entre sus compuestos destacan:

  • Glucósido sulfurado
  • Aluna
  • Enzimas
  • Vitamina A, B1, B2, C
  • Niacina
  • Azufre

Se ha demostrado gran acción bactericida frente a estafilococos, estreptococos, salmonela, y hongos. Además, también favorece las defensas del organismo aumentando la producción de glóbulos blancos.

Remedios caseros con ajo muy poderosos

1. Para curar la gripe

cilantro gripe

Comer uno o dos dientes de ajo al día podría ser la solución para prevenir la gripe.

  • Entre los compuestos del ajo destaca una sustancia química llamada alicina, que tiene un gran potencial para luchar contra los virus y las bacterias.
  • Al masticarlo y machacarlo la sustancias se libera y así obtenemos sus beneficios curativos.

Visita este artículo: Cómo cuidarte en casa cuando tienes gripe

2. Tratar las varices

Será de gran ayuda para controlar las varices, pero hay que ser constante para ver el efecto positivo sobre las várices.

Ingredientes

  • 6 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)
  • El jugo de un limón

Preparación

  • Corta los dientes de ajo en láminas e introdúcelos en un envase de vidrio junto con el aceite de oliva y el jugo de limón.
  • Mezcla bien, tapa el recipiente y deja reposar 12 horas.

Aplicación

  • Masajea el ungüento de manera circular sobre la zona.
  • Con este remedio conseguirás activar la circulación sanguínea y lograrás desinflamar la zona con venas varicosas.

3. Jarabe casero para la tos

dientes-ajo

El ajo es un antibiótico natural para calmar cualquier afección respiratoria, pero es fundamental saber ingerirlo correctamente.

Al realizar la preparación es importante consumirlo fresco, y que no tenga muchos días de conservación, ya que pierde sus propiedades muy fácilmente.

Ingredientes

  • 1 ajo previamente cocido
  • 3 cucharadas de miel (75 g)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)

Preparación

  • Muele o pica el ajo, que habremos cocido previamente.
  • Mézclalo con la miel y, por último, añade el aceite de oliva.
  • Recuerda no cocinar el ajo por encima de los 60 ºC, ya que perdería sus propiedades.

El jarabe obtenido va a tener un efecto calmante, debido a que tiene la propiedad de ablandar las mucosas en los bronquios.

Al estar elaborado con ingredientes naturales no va a tener efectos adversos ni contraindicaciones, ya que no está elaborado a base de productos químicos.

4. Para bajar la presión arterial

El ajo también contiene potasio, el cual reduce el exceso de sodio y actúa como un potente diurético. Ayuda a expulsar el líquido y evita que quede en el organismo.

Así, es un tratamiento natural excelente para regular la presión arterial.

Ingredientes

  • 2 cabezas de ajo ralladas
  • ½ taza de azúcar (100 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Mezcla el ajo rallado con el azúcar y el vaso de agua hasta obtener la consistencia de un jarabe.
  • Se recomienda tomar dos cucharadas al día para bajar la presión.

5. Eliminar verrugas

Ajo-para-eliminar-las-verrugas

El ajo tiene componentes antivirales y antitumorales que se ocupan del virus del papiloma humano que causa verrugas.

El tratamiento con ajo ayuda a secarlas y eliminarlas.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo

Utensilios

  • 1 venda

Aplicación

  • Macha el ajo hasta obtener una pasta y aplícala directamente sobre la verruga.
  • Cubre la zona con un vendaje y déjalo durante la noche.
  • A la mañana siguiente, quita el vendaje, enjuaga con agua y vuelve a aplicar el ajo y a cubrirlo.
  • Repite el proceso cada día hasta que la verruga se desprenda.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 tratamientos para desaparecer las verrugas planas

6. Dolores en huesos y articulaciones

El ajo es un ingrediente muy beneficioso para las personas que sufren artritis y dolor articular gracias a su contenido de selenio y azufre.

Es de gran ayuda para aliviar el dolor articular y la inflamación, ya que el selenio tiene propiedades antirreumáticas. Los pacientes con artritis suelen tener niveles bajos de selenio en sangre.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de mostaza (30 g)

Preparación

  • Fríe los dientes de ajo en 2 cucharadas de aceite de mostaza.
  • Cuando se vuelvan negros, apaga el fuego.
  • Cuela el contenido para quedarte con el aceite.
  • Deja que se enfríe y utilízalo para masajear la zona afectada.
  • Dejar que actúe durante, al menos, 3 horas y luego enjuaga con agua.
  • Aplica dos veces al día y rápidamente notarás el alivio en la zona.

Recuerda

El ajo es un elemento natural muy beneficioso para estos fines.

No obstante, si tienes alguna duda con respecto a tu salud, lo más recomendable es acudir a un especialista.

Te puede gustar