6 posiciones para tener sexo de pie

5 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Tener sexo de pie es una forma de salir de la cama y explorar los distintos espacios del hogar, alimentando así fantasías y disfrutando del placer. 

Tener sexo de pie es una práctica muy divertida y pasional que para muchas parejas resulta imprescindible. Es una excelente excusa para salir de la cama y disfrutar de diferentes puntos del hogar… apoyándose contra una pared o una columna por ejemplo.

También es posible practicarlo sin que ninguno de los dos se apoye contra algo, con lo cual, viene a resultar una verdadera demostración de equilibrio. 

La adrenalina que se desata a la hora de tener sexo de pie puede hacer del encuentro toda una aventura para ambos. Vale la pena aprovechar ese subidón de energía para lograr una experiencia llena de placer.

Algunas posiciones para tener buen sexo de pie

1. Contra la pared

Estando parados de pie uno frente al otro, él ayuda a su chica a colgarse de su torso. Mientras la carga, ella deberá sujetarse con las piernas, mientras él la coloca contra la pared para poder mantener el equilibrio e iniciar la penetración. 

Bien sea en la pared principal de la habitación, en la pared de la ducha o algún otro espacio del hogar, esta postura puede resultar muy excitante para algunas parejas.

Gracias al vaivén de quien queda suspendido en los brazos del otro, la penetración resulta profunda en esta postura; y en lo que respecta al ritmo, es posible intercambiar turnos.

Una variante de esta postura consiste simplemente en practicarla sin apoyarse contra la pared o alguna otra superficie.

Posturas sexuales de pie.

2. El perrito a favor de él

El perrito es una de las posturas favoritas de muchas parejas. Resulta muy excitante y no requiere demasiado esfuerzo por parte de la mujer. Y cabe destacar que la penetración puede darse tanto por la vagina como por el ano.

En lo que respecta al control del ritmo, cualquiera de los dos puede llevarlo. Eso sí, quien decida tener la iniciativa, tendrá total libertad para brindarle el máximo placer al otro.

Esta postura también puede practicarse de pie. Para ello, el hombre se coloca detrás de la mujer, mientras ella flexiona su torso, sin llegar a tocar el suelo con sus manos. Así, en lugar de estar en «cuatro patas» la chica queda de pie, flexionada hacia adelante.

Descubre: Postura del perrito: todo lo que hay que saber sobre esta posición sexual

3. Los pies en la tierra

El hombre se coloca detrás de la mujer, de tal forma que puede penetrarla, mientras la acaricia con las manos en distintos puntos. El roce de piel con piel en esta postura resulta más que excitante para ambos y lo mejor de todo es que las manos siempre quedan libres para buscar estimular más al otro. Además, ella puede llevar hacia atrás su cabeza para poder recibir los besos de su pareja en el cuello.

Para los hombres, esta postura les brinda una gran ventaja: pueden controlar con mayor facilidad la eyaculación.

Posturas sexuales en la ducha.

4. La carretilla tailandesa

Quienes tienen la flexibilidad necesaria pueden animarse a probar esta postura. También hace falta una buena dosis de equilibrio.

La mujer debe colocarse como si fuese a realizar un la postura de yoga llamada «Sirsasana», solo que en vez de apoyarse sobre sus propios brazos, podrá apoyar sus piernas en los hombros de su compañero (quien deberá quedar de pie frente a ella).

Según la altura, él deberá flexionar un poco sus propias piernas para encontrar para juntar los genitales de ambos e iniciar la penetración. Los movimientos serán cortos, pero pueden resultar muy intensos y placenteros.

5. El equilibrista

Esta es otra postura para tener sexo de pie que requiere algunas habilidades físicas, o por lo menos una buena actitud para intentarlo. El hombre permanece de pie y sostiene a su chica en forma perpendicular, manteniéndola así de espaldas a él. Ella apoyará una sola mano en el piso y mantendrá la otra en el aire, haciendo equilibrio mientras se da la penetración.

Cabe destacar que en esta postura, la penetración puede ser vaginal o anal, según sean los gustos de la pareja. 

Postura sexual favorita parados.

Lee también Juegos preliminares para que el sexo sea una aventura

6. El visitante

Otra de las mejores posturas para tener sexo de pie es «el visitante». Consiste simplemente en colocarse uno frente al otro, de pie, y aproximarse hasta que sus genitales se rocen. Es posible que sea necesario flexionar un poco las piernas para lograr la máxima comodidad, pero nada más. Esta postura viene a ser muy sencilla, pero con una gran capacidad para ofrecer un encuentro apasionado.

¡Anímate a tener sexo de pie!

Tener sexo de pie es una experiencia que puede resultar muy placentera para ambos. Así que ya sabes, bien sea detrás de una puerta, en el baño, en la cocina, en la sala o allí donde ambos puedan tener un poco de privacidad, puedes intentar hacer el amor de una forma distinta, fuera de la cama.