6 posturas eróticas que debes conocer

La práctica de algunas posturas sexuales puede ayudar a incrementar la pasión y el romanticismo en pareja. Además, dado que despiertan nuevas sensaciones, son perfectas para acabar con la rutina

Muchas parejas se están interesando por aprender varias posturas eróticas para hacer el amor. Aunque hay decenas de formas de innovar en la cama, una buena posición siempre resultará interesante para avivar la pasión y disfrutar un encuentro más placentero.

De hecho, esto facilita la estimulación del punto G y demás zonas erógenas, pues a veces las posturas clásicas son monótonas y limitadas. Además, fortalecen la complicidad en pareja y representan un excelente aliado para que ambos alcancen el clímax.

¿Te gustaría conocer las mejores posturas eróticas? Si bien el catálogo es bastante amplio, hay algunas que se han destacado por sus características. En esta ocasión queremos compartir en detalle las 6 mejores para que no dudes en practicarlas en una noche romántica o apasionada.

1. La libélula

Disfrutar del sexo.

Una de las posturas eróticas más interesantes es la que se conoce como ‘la libélula’. Se trata de una posición romántica en la que los cuerpos se enlazan, no con el objetivo de alcanzar el orgasmo, pero sí para fortalecer los abrazos y caricias.

¿Cómo se hace?

  • El hombre se recuesta y mantiene las piernas en ángulo recto.
  • La mujer introduce una de sus piernas entre las de él y, con la otra, se aferra fuerte a la cintura del amante.
  • Ambos pueden llevar el ritmo de los movimientos y variar la profundidad de la penetración.

2. Bailarín de ballet

Tener sexo de pie es muy placentero, pues permite disfrutar al máximo la sensación de piel con piel, respiraciones y miradas. Por eso, la postura de bailarín de ballet se ha convertido en una de las más practicadas.

¿Cómo se hace?

  • El hombre permanece de pie y ella se pone en frente, sobre un pie y cara a cara.
  • Con la otra pierna enreda la cintura de su pareja y él la sostiene para ayudarle a mantener el equilibrio.
  • Si hay más flexibilidad, ella puede levantar la pierna hasta el hombre de su amante para disfrutar una penetración más profunda.

3. La carretilla

Relajarse para tener sexo.

La carretilla es una de esas posturas eróticas de “aguante sexual”. Esto se debe a que ambos deben tener suficiente resistencia física para mantenerla. Sin embargo, también se destaca por ser muy excitante, ya que facilita la estimulación del punto G femenino y visualmente es muy atractiva para ellos.

Te recomendamos: El punto G femenino: qué es y dónde está ubicado

¿Cómo se hace?

  • Ella deberá sostener su cuerpo con las manos mientras que él la levanta desde la pelvis para penetrarla.
  • Para lograr mayor equilibrio, ella enreda la cintura de su pareja con las piernas. En vista que el movimiento de ella estará limitado, él será quien lleve el ritmo.

4. Montaña mágica

La postura de la montaña mágica facilita la conexión en pareja debido al contacto visual que pueden tener. Además, como ambos quedan frente a frente, el hombre puede estimular el clítoris o los senos de su chica.

¿Cómo se hace?

  • Ambos deben estar sentados con las piernas flexionadas, apoyándose en las manos y los antebrazos.
  • Luego, poco a poco se acercan para realizar la penetración.
  • El ritmo de los movimientos corre por cuenta de los dos.

5. La estrella

Esta posición no necesita demasiado empuje y es muy romántica. Ambos pueden hacer movimientos para despertar diferentes sensaciones en el otro. A muchos hombres les encanta porque el ángulo les permite hacer una penetración profunda sin que el miembro “se salga”.

¿Cómo se hace?

  • Él se sienta con las piernas estiradas y la espalda firme. Ella se sienta de lado entre sus piernas para ser penetrada.
  • Ahora pasa una de sus piernas sobre la cabeza de su pareja, dejando la otra abajo o poniendo ambos tobillos en los hombros de él.
  • La mujer se debe sostener con las manos y el hombre la debe sujetar por la cintura para iniciar su movimiento pélvico.

6. Flor de loto

Una de las posturas eróticas infaltables es la flor de loto. Se trata de una posición para aquellos amantes que gustan del contacto visual y los besos y caricias al mismo tiempo. Es bastante romántica y permite alcanzar orgasmos más intensos al poder explorar diversas zonas erógenas.

Ver también: 6 posiciones para tener sexo de pie

¿Cómo se hace?

  • El hombre se sienta en la cama, con las piernas abiertas, emulando la flor de loto.
  • A continuación, ella se pone encima de su miembro erecto y abraza su cintura con las piernas.
  • La mujer será quien lleve el ritmo con los movimientos de sus caderas.

¿Hace mucho no sorprendes a tu pareja en la cama? Invítale a hacer estas interesantes posturas. Por supuesto, si el objetivo es acabar con la rutina, pueden añadir muchos otros componentes: disfraces, productos eróticos, juguetes o lo que sea.