6 preguntas que debes hacerle a tu ginecólogo

Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
18 noviembre, 2017
Puesto que cada cuerpo femenino actúa de forma diferente debemos acudir al ginecólogo ante la menor duda y no dejarnos guiar por opiniones o diagnósticos ajenos

Como mujeres, es muy importante acudir al ginecólogo de manera regular. Aunque muchas aún sienten cierta vergüenza o tabú con respecto a su salud sexual y reproductiva, es primordial solicitar chequeos ocasionales tanto para aclarar dudas, como para prevenir ciertas enfermedades.

De hecho, lo ideal es buscar su apoyo antes de iniciarnos en el mundo de la sexualidad, ya que tiene todas las facultades para asesorarnos al respecto. No solo puede esclarecer dudas en torno al sexo, sino también en lo que tiene que ver con embarazos, enfermedades de transmisión sexual o irregularidades en el ciclo menstrual.

¿Qué tipo de preguntas le puedes hacer? Pues bien, esto puede variar en función de tus necesidades o dudas. Sin embargo, podrá resolverte interrogantes relacionadas con tu vida íntima y salud reproductiva.

6 preguntas para hacerle al ginecólogo

Cuando acudes a una consulta con el ginecólogo es importante saber plantear las dudas que tienes. De esta manera, puedes descartar cualquier tema que te genera preocupación o que es relevante para tu salud. 

Como mujeres, los síntomas y afecciones varían. Sin embargo, este profesional tiene la capacidad de hacer un diagnóstico en cada caso, ayudando a evitar complicaciones. Veamos algunas preguntas básicas para consultarle.

1. ¿Los anticonceptivos orales son efectivos?

¿En realidad funcionan los anticonceptivos orales?

Este es uno de los grandes temores que todas tienen. Comenzar un método anticonceptivo nuevo genera incertidumbre, dudas o temor. Hasta hace poco el método más usado eran los anticonceptivos orales (las píldoras).

Ahora, con la evolución de la tecnología y nuevos hallazgos médicos, existen infinidad de métodos que usar. Pero, volviendo a la pregunta: sí, en la mayoría de las mujeres sanas funcionan y no tienen efectos secundarios.

No obstante, si no has ido a un ginecólogo y te automedicas es probable que esto tenga repercusiones a tu salud. Por eso es ideal la consulta, para hacerte un chequeo o revisión general y evitar posibles efectos secundarios o lo peor, la nula efectividad del producto.

Te recomendamos leer: ¿Estás usando el método anticonceptivo correcto? Esta guía te lo dirá

2. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas del DIU y el diafragma?

El dispositivo intrauterino (DIU) es unos de los métodos anticonceptivos más comunes y que hoy en día las mujeres suelen usar más. Este solo requiere un control ginecológico bianual y no necesita de ninguna intervención por parte de la persona.

El diafragma es un método de barrera que se debe colocar antes del coito, también se le debe untar de lubricante espermicida, para prevenir embarazos y para que tampoco cause irritación en la vagina. Su correcto funcionamiento depende de la colocación por parte de la mujer.

Antes de usar cualquiera de estos métodos, lo ideal es que consultes primero con tu especialista y que este recomiende el más adecuado para ti. Recuerda que cada cuerpo es distinto y no todas las mujeres reaccionan del mismo modo.

3. ¿Qué es la mastalgia?

¿Qué es la mastalgia?

Es un síntoma que presentan algunas mujeres. Se refiere al dolor leve, medio o intenso de las mamas o glándulas mamarias, antes y durante del ciclo menstrual o en el embarazo.

Aunque es común que se presenten estos dolores durante estos periodos, si el dolor se vuelve muy intenso, es necesario que vayas al médico para que te diagnostique y recete algún analgésico para aliviar estos dolores.

Visita este artículo: Por qué el cáncer de mama es más común entre las mujeres

4. ¿El flujo vaginal es normal?

El flujo vaginal es la secreción de los fluidos por la vagina. Dependiendo del color (blanco, amarillo o marrón) puede ser algo completamente normal o algún signo de infección o enfermedad.

  • Este flujo no es más que un conjunto de células muertas, bacterias naturales y secreción de mucosa.
  • En un mujer promedio se produce de 1 a 4 ml de volumen diario, esto ayuda a humedecer, lubricar y mantener la vagina limpia, para que no haya infecciones.
  • Es completamente normal cuando el flujo es blanco o transparente.
  • Al contrario, la leucorrea es aquel flujo vaginal anormal, producido por bacterias y hongos, manifestándose de un color amarillento, que generalmente es producto de infecciones.
  • Si el flujo es de color marrón o se asemeja, quiere decir que la persona en cuestión ya se encuentra previa a la menstruación. De no ser este el caso, se recomienda acudir inmediatamente al ginecólogo.

5. ¿Cómo puedo lograr quedar embarazada?

Cómo puedo lograr embarazarme

Esto es más común de lo que se cree. Existen parejas que por un largo tiempo buscan concebir y no lo logran. Es frustrante y desesperante, lo sabemos.

Si tú y tu pareja son una de ellas, es importante que vayas a una consulta ginecológica, para que descarte cualquier tipo de enfermedad o condición.

Puede que los remitan a un tocoginecólogo, ya que aproximadamente el 40 % de las parejas estériles responden a un factor masculino. Estas parejas tienen de 10 a 15 % de probabilidades de poder concebir.

6. ¿Cómo regular mi menstruación?

Regulación del ciclo menstrual

Una gran cantidad de mujeres presentan irregularidad en su menstruación, y esto sucede porque el ciclo menstrual no es igual al de las demás, es decir, que es  más rápido o más lento de lo normal.

El ciclo menstrual es de 28 días y se empieza a ovular el día 14, desde el primer día de la menstruación. Esto no se considera preocupante o peligroso, a menos de que se desee lograr un embarazo.

Si bien a mitad del ciclo es cuando se comienza a ovular, en mujeres con un ciclo más largo o cortos (descontrolados), es común que nunca llegue a una fecha exacta.

¿Quieres conocer más? Copa menstrual: ¿qué deberíamos saber?

Normalmente el ginecólogo receta algún tipo de anticonceptivo que ayude a la mujer a regular su ciclo. Por lo general los recetan orales, debido a que ayudan al ciclo a regularse con mayor rapidez dentro de los 28 días correspondientes. En mujeres irregulares este ciclo puede variar de 21 o 40 días.

En conclusión…

Acudir al ginecólogo periódicamente es necesario y saludable. Por ello, es importante que toda mujer cumpla con sus chequeos. Además, debe desarrollar una buena relación con su médico, para así poder compartir todas las inquietudes que pueda tener en relación a su salud y, por supuesto, el tipo de cuidados que debe mantener en su día a día para gozar de bienestar.

Una buena comunicación con el médico siempre resultará beneficiosa, no solo en términos de prevención y cuidados generales, sino en muchos tratamientos.

Si no has acudido a un ginecólogo todavía, es hora de que des el primer paso y comiences a atender adecuadamente tu salud.