6 problemas del sueño que afectan a tu relación de pareja

Brunilda Zuñiga 3 enero, 2018
Podrías estar experimentando problemas del sueño que afectan a tu relación de pareja. ¿Lo habías pensado?

¿Cómo definirías tu relación de pareja? Si tienes mucha suerte es posible que en una relación que sea sólida, con confianza y mucho amor. No obstante siempre hay que ser considerados y cuidar ciertos aspectos. A continuación te comentamos cómo cuidar del sueño y la hora del descanso en tu relación.

6 problemas del sueño que afectan a tu relación de pareja

1. Distintos horarios para levantarse

Distintos horarios para levantarse

El primero de los problemas del sueño que afectan a tu relación de pareja tiene que ver con la diferencia de horarios y rutinas. Quizás si uno debe levantarse dos horas antes no sea un gran problema.

Pero, ¿qué pasaría si tu pareja debe dormir cuando a ti te toca ir a trabajar? El problema es que dejarán de compartir momentos íntimos como abrazarse dormidos. Incluso el sexo podría disminuir. 

Revisa el volumen de tu alarma, si es demasiado alta o con un ruido muy molesto. Tal vez tú estás acostumbrado pero presta unos minutos a observar si tu pareja se despierta y cómo reacciona.

La solución a este problema no siempre es sencillo: tratar de crear una rutina más similar. En caso de que esto no sea posible, al menos asegúrate de que tu alarma no suena en exceso.

Una buena alternativa es ponerla en modo vibración debajo de tu almohada. También procura hacer menos ruido al prepararte para salir. Deja tus cosas listas en un solo lugar para facilitar su manejo.

Ver también: Consejos para despejar la mente y dormir mejor

2. Uno de los dos ronca

Los ronquidos son molestos para el que los escucha y un poco vergonzosos para el que los presenta. Esto los convierte en uno de los problemas del sueño que afectan a tu relación de pareja y que debes tratar de controlar.

El problema es que solucionar esta situación no es sencillo. En algunos casos puede bastar con cambiar tu posición al dormir o usar una almohada nueva.

Si esto no funciona, prueba a usar un dilatador nasal interno para facilitar el paso del aire. No te preocupes que estos pequeños artículos son muy suaves y cómodos.

En caso de que los ronquidos se deban a un problema de congestionamiento, usa un espray que destape los poros. Si no quieres usar un producto comercial, aplica un poco de aceite de limón o eucalipto en tu almohada.

3. Cada uno prefiere temperaturas distintas

Cada uno prefiere temperaturas distintas

Otro de los problemas del sueño que afectan a tu relación de pareja es que cada uno prefiera una temperatura distinta. La gran mayoría de la gente prefiere una temperatura fresca. El problema aparecerá si tú prefieres un ambiente fresco y tu pareja uno muy caliente.

Para solucionar el problema, establece una temperatura intermedia en tu habitación. Si su casa tiene tendencia a una temperatura más extrema, tal vez podrían usar un clima. Otra opción para evitar el problema si no quieren adquirir un clima, es usar la ropa para dormir correcta.

Te recomendamos leer: 9 formas de relajarte antes de dormir

4. No encuentran un colchón que guste a los dos

Encontrar un colchón ya es un problema en sí pero cuando se trata de dar gusto a dos personas, se convierte en una tarea más compleja. Esto se debe a el tipo de colchón correcto depende la forma en que duermes, tu salud y preferencias.

Para dar solución al cuarto de los problemas del sueño que afectan a tu relación de pareja es importante que entre los dos elijan el colchón. Dense un tiempo para ir a buscar en varias tiendas y prueben todos los que puedan.

5. Te quedas dormido viendo la televisión

Te quedas dormido viendo la televisión

Uno de los malos hábitos que rápidamente se convierte en un otro de los problemas del sueño que afectan a tu relación de pareja es ver televisión. Tal vez a ti te sirva para relajarte y no logres dormir si no sientes ruido a tu alrededor.

Pero, ¿tu pareja se siente igual o más bien le molesta el ruido y luz que emite la televisión? En caso de que él o ella se sienta incómodo, saca la televisión de tu habitación cuanto antes o limita su uso durante las noches.

De hecho, lo ideal es que la apagues 30 minutos antes de dormir. Para facilitar que el sueño te llegue prueba a leer, escuchar música suave o meditar.

6. Dejas que tu mascota duerma contigo

Tal vez eres un dueño muy responsable y te encanta pasar momentos con tu mascota. De hecho, es posible que tu gato o tu perro haya llegado a tu vida mucho antes que tu pareja.

El problema radica en que tu pareja podría sentirse incómoda al tener que compartir su lugar de descanso con animales. Es importante que seas sincero y te tomes la molestia de preguntarle qué le parece.

Una opción para asegurarte de que tanto tu mascota, tu pareja y tú estén contentos es que acostumbres a tu animal a dormir en su propio sitio. Tal vez tu pareja pueda acostumbrarse pero no deberías obligarla. Además, resulta poco higiénico tener relaciones sexuales en el lugar donde duerme tu perro o gato.

Te puede gustar