6 productos estéticos que puedes elaborar en casa

Daniela Echeverri Castro·
13 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
26 Marzo, 2019
En casa hay algunos ingredientes naturales que podemos aprovechar en nuestras rutinas de belleza para la piel, el cabello y las uñas. ¿Te interesa conocerlos? En este espacio te compartimos 6 interesantes opciones.
 

La necesidad de lucir bien ha hecho que las personas se interesen por algunos productos estéticos complementarios que ayudan al cuidado del rostro, el cabello y el cuerpo en general. Si bien los tratamientos dermatológicamente probados siguen siendo la mejor opción, hay algunas recetas caseras que pueden emplearse con regularidad para contribuir a una piel de aspecto más sano.

Por supuesto, debemos tener en cuenta que estas opciones no están respaldadas por la evidencia y, por tanto, no hay datos que respalden su eficacia. Pese a esto, suelen emplear ingredientes que son seguros para la mayoría de las personas y cuyos nutrientes podrían brindar beneficios. ¿Te interesa probarlos? A continuación, los detallamos.

Productos estéticos con ingredientes naturales

En la literatura popular, algunos ingredientes de origen natural han representado un complemento para el cuidado de la piel y el cabello. Y aunque no remplazan los productos aprobados por dermatólogos, hay quienes deciden probarlos como parte de su rutina cosmética. Veamos las opciones.

 

1. Exfoliante para el rostro

El peeling o exfoliación es un tratamiento estético que permite remover las células muertas del rostro para darle una apariencia más limpia. Una forma simple de prepararlo es utilizando ingredientes naturales, como el aceite de oliva y el azúcar moreno.

Según lo sugiere un estudio publicado en International Journal of molecular Sciences a este tipo de aceite se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que resultan beneficiosas para la reparación de la barrera cutánea.

Por su parte, los cristales de azúcar moreno, debido a su textura, sirven para ayudar a desprender las impurezas que se acumulan en la superficie de la piel. 

Exfoliante para el rostro
A la hora de exfoliar la piel, la Academia Americana de Dermatología recomienda tener en cuenta el tipo de piel. Además, hay que hacerlo con cuidado para evitar agresiones.

Ingredientes

  • 1 cucharada de azúcar moreno (10 g).
 
  • 1 cucharada de aceite de oliva (14 g).

¿Cómo hacerlo?

  • Primero, forma una pasta espesa con el azúcar moreno y el aceite de oliva.
  • A continuación, frotala sobre el rostro con suaves masajes circulares y déjala actuar por 10 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia. Puedes usarla dos veces a la semana.

Lee también: Agua de azahar: un remedio natural para el cuidado de la piel

2. Acondicionador natural

El acondicionador es un producto nutritivo para el pelo que sirve para reparar  las agresiones que sufre, por ejemplo, a causa de las condiciones climáticas y la exposición al calor. En este caso, proponemos una mezcla de banana con huevo para un acondicionador natural. 

Esta combinación contiene nutrientes como vitaminas A, E, biotina y ácido fólico que, de acuerdo a una publicación en Dermatology Practical and Conceptual, puede vincularse con el crecimiento y la salud del cabello.

Ingredientes

  • 1 banana madura.
  • 1 huevo.

¿Cómo hacerlo?

 
  • Tritura la banana hasta obtener un puré y mézclalo con el huevo.
  • Humedece el cabello, aplica el producto y déjalo actuar de 15 a 20 minutos.
  • Enjuaga con abundante agua tibia (no caliente) y repítelo dos veces a la semana para mantener el pelo brillante y sedoso.

3. Fortalecedor de uñas

En ocasiones, las uñas se debilitan y tienden a partirse con cierta facilidad. Una forma simple de mejorarlo es aportandoles nutrientes mediante la aplicación tópica de un producto a base de aceite de ricino y germen de trigo.

Vale la pena resaltar que uno de los componentes principales del germen de trigo es la vitamina E. Esta vitamina, según un estudio de JAMA Dermatology contribuye a la salud de las uñas y favorece su crecimiento saludable.

Por su parte, el aceite de ricino se ha considerado un producto cosmético en la cultura popular. Si bien hasta la fecha no hay suficientes evidencias sobre sus aplicaciones en la belleza, se cree que ayuda a fortalecer y cuidar las uñas.

 

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de ricino (14 g).
  • 1 cucharadita de aceite de germen de trigo (7 g).

¿Cómo hacerlo?

  • Para empezar, incorpora los ingredientes en un frasco hermético y agita bien hasta que se mezclen.
  • Luego, frota una pequeña cantidad sobre las uñas y déjalo actuar por 5 minutos.
  • Limpia con un algodón y aplícalo tres veces a la semana.

Te podría interesar: Tener hongos en las uñas: todo lo que debes saber

Nota: las uñas frágiles, en algunos casos, alertan problemas de salud. Si es un problema severo o recurrente, consulta al médico o dermatólogo. 

4. Crema para las estrías

La revista médica de la Academia Americana de Dermatología aclara en una investigación que es difícil reducir el aspecto de las estrías, inclusive con productos y técnicas destinados a ello. Debido a esto, no podemos pretender desaparecerlas con productos naturales.

De hecho, debido a la falta de evidencias, se desconoce si en verdad tienen un efecto positivo o si son ineficaces. En cualquier caso, se elaboran con ingredientes con efecto hidratante que contribuyen al cuidado de la piel. Si deseas probar esta crema, anota los siguientes pasos.

 
Productos estéticos para las estrías
Se cree que algunos ingredientes naturales, como el albaricoque, la miel y el aceite de oliva, pueden contribuir a minimizar el aspecto de las estrías. Sin embargo, no hay evidencias que respalden tales efectos.

Ingredientes

  • 1 albaricoque
  • 3 cucharadas de miel de abejas (75 g).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (28 g).

¿Cómo hacerla?

  • Tritura el albaricoque con la ayuda de un tenedor y mézclalo con la miel de abejas y el aceite de oliva.
  • Después, extiende el producto sobre las zonas afectadas y realiza un suave masaje por 10 minutos.
  • Déjalo actuar 5 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Úsala tres veces a la semana.

5. Suavizante para las manos

Las manos están expuestas a una cantidad de superficies que afectan la salud de su piel. Estas tienden a presentar varias alteraciones antiestéticas como manchas, resequedad, entre otras. Para restaurar su suavidad y remover las las células muertas, prepara el siguiente suavizante de aguacate, aceite y azúcar.

 

Tanto el aguacate como el aceite de coco son conocidos por sus efectos humectantes y, por su parte, el azúcar, como se mencionó, ayuda a remover las impurezas y a suavizar la piel.

Ingredientes

  • ½ aguacate maduro.
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g).
  • 1 cucharada de azúcar gruesa (10 g).

¿Cómo hacerlo?

  • Primero, tritura la pulpa del aguacate maduro, mézclala con el aceite de coco y el azúcar gruesa.
  • En seguida, tras obtener una pasta cremosa, frotala en ambas manos con ligeros masajes.
  • Permite que actúe durante 15 minutos y enjuaga.
  • Úsala tres veces a la semana.

6. Bálsamo labial

Los bálsamos son productos estéticos que sirven para cuidar la delicada piel que cubre los labios. Algunos ingredientes como la cera de abejas, la mantequilla y el aceite de oliva permiten hacer uno de origen natural, con efecto humectante.

Ingredientes

  • Cera de abejas (10 g).
  • 1 cucharada de mantequilla (15 g).
  • 1 cucharada de aceite de oliva (14 g).

¿Cómo hacerlo?

 
  • Primero, incorpora todos los ingredientes en un recipiente metálico, fúndelos al baño María y asegúrate de mezclarlos bien.
  • Cuando esté listo, déjalo solidificar y usa una pequeña cantidad para hidratar los labios.
  • Consérvalo en el refrigerador y aplícalo cuando sientas tus labios resecos.

¿Qué debes tener en cuenta sobre estos productos estéticos?

Los productos estéticos que comentamos pueden ser una opción cuando, por alguna razón, no tenemos a mano sus versiones comerciales. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que no están probados dermatológicamente y, por tanto, es mejor emplearlos de forma moderada y vigilando que no hayan reacciones adversas. De ser así, es mejor suspender su uso.

 
  • Patel, V. R., Dumancas, G. G., Viswanath, L. C. K., Maples, R., & Subong, B. J. J. (2016). Castor oil: Properties, uses, and optimization of processing parameters in commercial production. Lipid Insights. https://doi.org/10.4137/LPI.S40233
  • Fito Colomer, M. (2003). Efectos antioxidantes del aceite de oliva y de sus compuestos fenólicos. Tdx.Cesca.Es. https://doi.org/10.1063/1.2939268
  • Crane, E., & Kirk Visscher, P. (2009). Honey. In Encyclopedia of Insects. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-374144-8.00130-2
  • Yahia, E. M., & Woolf, A. B. (2011). Avocado ( Persea americana Mill.). In Postharvest Biology and Technology of Tropical and Subtropical Fruits. https://doi.org/10.1002/9780470622834.ch38
  • Lin, T. K., Zhong, L., & Santiago, J. L. (2018). Anti-inflammatory and skin barrier repair effects of topical application of some plant oils. In International Journal of Molecular Sciences. https://doi.org/10.3390/ijms19010070
  • Williams, H. C., Buffham, R., & du Vivier, A. (1991). Successful Use of Topical Vitamin E Solution in the Treatment of Nail Changes in Yellow Nail Syndrome. Archives of Dermatology. https://doi.org/10.1001/archderm.1991.01680060097012
  • G Vallianou, N. (2014). Honey and its Anti-Inflammatory, Anti-Bacterial and Anti-Oxidant Properties. General Medicine: Open Access. https://doi.org/10.4172/2327-5146.1000132
  • Stretch marks and treatment efficacies. (2012). Journal of the American Academy of Dermatology, 66(4), AB29. https://doi.org/10.1016/j.jaad.2011.11.130