6 razones por las que deberías comer limón todos los días

Carolina Betancourth 9 noviembre, 2015
Además de estimular la función hepática, el limón favorece el funcionamiento digestivo. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias nos ayuda a combatir la distensión abdominal y la indigestión

El limón es una de las frutas más conocidas y utilizadas en todo el mundo no solo por su particular sabor ácido, sino porque es una de las que más usos medicinales y terapéuticos tiene.

Cuenta con un elevado contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales que lo convierten en un alimento muy nutritivo e ideal para incorporar en todo tipo de dietas.

Además, se destaca por sus poderosas cualidades antisépticas y bactericidas que han servido para prevenir y tratar diferentes tipos de infecciones causadas por agentes patógenos.

Hacia el siglo XVII, el limón ya era catalogado como un poderoso digestivo y purificador de la sangre, al comprobarse que era eficaz para eliminar las toxinas y muchas de las bacterias que causan enfermedades.

En la actualidad sigue siendo uno de los ingredientes naturales más valorados en todo lo que tiene que ver con la salud general del cuerpo.

Sabiendo esto, a continuación queremos compartir esas 6 razones por las que todos deberían empezar a consumirlo todos los días.

1. Neutraliza el pH de la sangre

pH-en-la-sangre

Teniendo en cuenta que gran parte de las dietas son ricas en ácidos que alteran el pH natural de la sangre, muchos deberían ingerir mínimo uno o dos limones diarios.

Los limones están incluidos en el listado de alimentos con cualidades alcalinizantes, cuya función es regular el pH de la sangre para prevenir el desarrollo de diversas enfermedades.

Pese a su naturaleza ácida, nuestro organismo los metaboliza con mucha facilidad, lo que permite que su contenido mineral alcalinice la sangre.

No olvides leer: Descubre qué ingrediente cuida de la salud de tu sangre

2. Fortalece el sistema inmunológico

Los limones son una de las mayores fuentes naturales de vitamina C, nutriente esencial para fortalecer el sistema inmunológico y evitar el desarrollo de enfermedades virales.

Son una fuente de potasio, mineral que estimula el funcionamiento cerebral y del sistema nervioso; además, también son buenos para controlar la presión arterial y regular el proceso inflamatorio del cuerpo.

El ácido ascórbico actúa como un complemento para la función inmunológica, disminuye la inflamación pulmonar y favorece la absorción del hierro.

3. Mejora la digestión

Mejora la digestión

El zumo de limón fresco es uno de los mejores remedios naturales para impulsar el funcionamiento digestivo y favorecer la eliminación de toxinas acumuladas en el cuerpo.

Debido a su composición atómica, estimula la función hepática para producir las cantidades adecuadas de bilis, un ácido esencial para la digestión.

También contiene compuestos antioxidantes y fibra cuyos efectos depuran los desechos del tracto digestivo para ser eliminados posteriormente.

Su acción antibacteriana, antiinflamatoria y digestiva es buena para el tratamiento de la indigestión, la distensión abdominal y otros trastornos asociados al estómago.

4. Para la salud cardiovascular

El ácido cítrico que contiene en cantidades significativas desempeña un papel importante en la eliminación de las sustancias lipídicas que obstaculizan el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

Su ingesta diaria podría prevenir la arteriosclerosis e hipertensión arterial gracias a los antioxidantes que apoyan el control del colesterol y la eliminación de las sustancias tóxicas presentes en el torrente sanguíneo.

5. Aumenta las energías y mejora el estado de ánimo

Gran parte de la energía física y mental depende de los nutrientes que se le proporcione al organismo a través de la alimentación.

El limón cuenta con increíbles propiedades que pueden recargar de energías el cuerpo una vez llega al tracto digestivo.

Sus nutrientes fortalecen el cuerpo y estimulan la función cerebral para favorecer la concentración mental.

Además, el aroma que desprende está asociado con el mejor estado de ánimo, por lo que puede servir para disminuir la sensación de estrés, ansiedad y depresión.

¿Quieres conocer más? Lee: Los 9 alimentos para ganarle la batalla a la depresión

6. Mantiene la piel limpia

Mantiene la piel limpia

El aporte significativo de vitamina C, así como otros antioxidantes, han demostrado ser muy efectivos en la prevención del envejecimiento prematuro.

Tanto su consumo como su aplicación tópica puede ser eficaz para la disminución de las manchas y la inhibición de los radicales libres que causan el daño oxidativo.

También contiene una pequeña cantidad de vitamina E que le aporta hidratación y estimula la reparación celular para una piel suave y radiante.

Por si fuera poco, cuenta con una acción antiséptica y antibacteriana que limpian a profundidad la piel para disminuir los casos de acné y otros trastornos cutáneos.

Estos son solo algunos de los beneficios que se obtienen con este maravilloso fruto. Ingiriéndolo a diario se podrá sentir la diferencia en la salud en muy poco tiempo.

Aunque muchos lo prefieren en bebidas, limonadas o ensaladas, se aconseja tomar en ayunas diluido en agua tibia para sacarle el máximo provecho a todas sus cualidades nutricionales. ¡Consúmelo!

Te puede gustar