6 recomendaciones para mantener tu rostro hidratado si hace sol

Solimar Cedeño·
13 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
19 Noviembre, 2018
Recuerda hidratar tu rostro todos los días, especialmente cuando hace sol. Cuidar la piel es fundamental para sentirte y verte bien.
 

La piel es el órgano más extenso del organismo. Delicada y fuerte a la vez, merece todos los cuidados posibles para estar sana y radiante. A continuación, podrás descubrir cómo mantener tu rostro hidratado, especialmente cuando hay sol.

El rostro es la zona que se encuentra más expuesta a los agentes atmosféricos; por lo tanto, debería recibir mayores cuidados, principalmente en lo que respecta a la hidratación.

Durante el verano, los rayos del sol son más fuertes y pueden llegar a dañar la piel sin que lo notes. Para disfrutar de la vida al aire libre sin remordimientos, protege tu piel de manera preventiva a través del uso del protector solar y el cuidado de la hidratación cutánea.

6 consejos para un rostro hidratado

cómo tener tu rostro hidratado

1. Usa bloqueador solar

Aplica protector solar 30 minutos antes de salir para mantener la piel protegida de los rayos solares. El bloqueador solar ayudará a hidratar la piel y favorecerá la producción de melanina.

El uso del factor de protección solar varía dependiendo de la época del año. En los días en los cuales el sol es menos intenso, puedes aplicar un FPS de entre 15 y 30. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades señalan que debe usarse una crema solar incluso durante los días nublados. Ahora bien, cuando los rayos solares están más perpendiculares, lo ideal es utilizar un FPS 50.

 

¿Lo sabías? ¿Qué relación hay entre el factor de protección solar y el tipo de piel?

2. Hidrátate correctamente

Deberías beber agua aunque no sientas sed, porque es el motor del cuerpo. Cuando hace mucho calor, la piel se deshidrata con mayor facilidad y el rostro refleja esta situación de inmediato.

Llevar contigo una botellita de agua a diario te ayudará a recordar que tu cuerpo necesita hidratarse. Bebe constantemente, porque el calor demanda un mayor consumo de agua. No te deshidrates y disfruta del verano.

3. Cuida tu alimentación

Mantener una alimentación balanceada y aumentar el consumo de verduras y frutas durante el verano te ayudará a mantener tu rostro hidratado. Frutas como el melón, la sandía, las naranjas y las mandarinas proporcionan gran cantidad de líquido y contribuyen a la hidratación de tu piel.

4. Ponte accesorios

Evita exponerte al sol entre las once de la mañana y las dos de la tarde ya que los rayos del sol son más fuertes y, por ende, podrían producir mayores daños a tu piel. Recuerda que, según datos del National Institute of Health, una extensa exposicón a los rayos UV puede producir quemaduras e, incluso, alterar procesos internos que podrían afectar la apariencia de la piel y el crecimiento celular.

El uso de sombreros, gorras, gafas y sombrillas es lo más recomendable para resguardarte bajo la sombra. Existe una enorme variedad de colores y modelos que puedes combinar con tu atuendo de verano. Protege tu cara con estos accesorios y, así, podrás prevenir la deshidratación en la piel.

 

Descubre: ¿Cómo elegir gafas de sol según el tipo de cara?

Cuidar la piel del rostro

5. Usa loción hidratante

Una buena loción hidratante es una excelente opción para proteger el rostro. El aire caliente en esos días soleados tiende a resecar la piel y puede, incluso, otorgarle un aspecto escamoso y agrietado.

Es importante recordar usar cremas hidratantes tanto de día como de noche, ya que esta rutina de belleza ayudaría a conservar los aceites esenciales de la piel dándole un aspecto lozano y rejuvenecido. El área de los ojos es la piel más delicada y debe usarse una crema específica para ella.

También, sería importante exfoliar el rostro para eliminar la células muertas y contribuir a la regeneración de la piel. Esto permitiría el mayor provecho de los productos que aplicas para mantenerlo saludable y lucir radiante.

6. Protege tus labios

La piel de los labios, al igual que la piel de los párpados y bajo los ojos, es sumamente delicada. Aplícales la tradicional manteca o crema de cacao cuando vayas a exponerte al sol. Cuídalos para que siempre tengan una textura suave.

Un rostro hidratado, un rostro saludable

 

Además de estas recomendaciones para el cuidado de  la piel del rostro cuando te expones al sol, se aconseja llevar a cabo una adecuada limpieza. ¿Qué significa esto? Al regresar a casa, deberías tomarte algunos minutos para retirar los productos que aplicas para protegerte del sol con el uso de un jabón suave especial para el cutis.

Para mantener tu rostro hidratado, recuerda beber suficientes líquidos durante el día y utilizar protección solar y una crema hidradante. Por último, se recomienda dormir 8 horas diarias. Aunque no lo creas, descansar bien también ayuda al correcto funcionamiento del organismo y a que te veas cada día mejor.

 
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Seguridad del sol. https://www.cdc.gov/spanish/cancer/skin/basic_info/sun-safety.htm
  • National Institutes of Health. El sol y la piel: El lado oscuro de la exposición al sol. https://salud.nih.gov/articulo/el-sol-y-la-piel/
  • Farmacia Profesional. Vol. 20. Núm. 7. Páginas 56-59 (Julio 2006). Exfoliación. https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-exfoliacion-13091132