6 remedios alternativos para mitigar el dolor causado por la artritis

Tanto si optas por los remedios de uso tópico como los ingeridos es conveniente que consultes con el especialista para verificar que no interfieren con el tratamiento médico

La artritis es una enfermedad crónica que causa inflamación, deformidad y rigidez en una o varias articulaciones.

Suele ser común en los adultos de la tercera edad, aunque en algunos casos se presenta desde etapas más tempranas.

Pese a que las zonas más afectadas son las rodillas, las manos y los pies, en casos más complicados compromete los músculos y otros tejidos finos del cuerpo.

Los factores hereditarios aparecen como una de las causas principales, pero también se puede desencadenar por sufrir alguna lesión o incluso por el desequilibrio que tiene el organismo debido a la acidosis.

En cualquier caso, siempre es esencial ponerse en tratamiento para impedir que desmejore la calidad de vida conforme pasan los años.

Teniendo esto en cuenta, hoy queremos compartir 6 buenos remedios alternativos que se pueden considerar como complemento para mitigar los molestos síntomas que produce.

1. Remedio de ajo y limón

La combinación de ajo y limón le aporta al organismo compuestos antioxidantes y antiinflamatorios que frenan el daño oxidativo a la vez que mejoran la circulación y estimulan la depuración.

Su consumo diario contribuye a eliminar las toxinas y favorece la reducción de líquidos retenidos en los tejidos, los cuales influyen en el aumento del dolor articular.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo preparar alcohol de romero y castaño de Indias para tratar el dolor muscular y articular

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo
  • 1 limón

¿Cómo prepararlo?

  • En horas de la noche, tritura los dos dientes de ajo y mézclalos con el zumo de limón.
  • A la mañana siguiente, en ayunas, consume el remedio.
  • Tómalo mínimo cuatro veces por semana hasta sentir la mejoría.

2. Remedio de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio diluido en agua es un apoyo para la desinflamación de las articulaciones porque promueve la reducción de los niveles de ácido úrico y otras sustancias que empeoran la enfermedad.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2,5 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Diluye la media cucharadita de bicarbonato en el vaso de agua e ingiérelo en ayunas.
  • La dosis máxima al día es de cuatro tomas de media cucharadita.
  • No se debe tomar más de lo recomendado porque puede resultar contraproducente.

3. Remedio de vinagre de manzana

Vinagre de manzana en un recipiente

Varios informes clínicos se han encargado de demostrar que el vinagre de manzana actúa a favor de la disminución del dolor y la inflamación producida por la artritis.

Su consumo ayuda a alcalinizar la sangre mediante la estimulación de los jugos digestivos que eliminan el exceso de acidez.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Diluye las dos cucharadas de vinagre en el vaso de agua y consúmelo de inmediato.
  • Tómalo dos veces al día, todos los días.

4. Remedio de manzanilla

La manzanilla es una hierba con propiedades antiinflamatorias y relajantes que favorecen el alivio del dolor en las articulaciones afectadas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores de manzanilla (20 g)
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararla?

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade las flores de manzanilla y deja que se realice una decocción durante 10 o 15 minutos.
  • Cuando esté lista, sumerge un paño limpio en el líquido y aplícalo sobre las zonas doloridas.
  • También puedes ingerirla, hasta tres veces al día.
  • Repite el tratamiento cuantas veces sea necesario para aliviar el dolor.

5. Remedio de té verde

Té-verde

La infusión de té verde es una bebida muy saludable que puede prevenir y combatir varios tipos de artritis gracias a su elevado contenido de antioxidantes.

Sus polifenólicos le dan un poderoso efecto terapéutico que disminuye la inflamación y el dolor causado por esta afección.

Ingredientes

  • 1 bolsa de té verde
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca a hervir la taza de agua y luego agrégale la bolsa de té.
  • Déjalo reposar 10 minutos y consúmelo.
  • Evita ingerirlo en exceso, ya que tiene un efecto laxante.

6. Remedio de cúrcuma y lima

La preparación de una pasta caliente de cúrcuma y lima es un tratamiento natural muy efectivo para calmar el dolor y reducir la inflamación.

La cúrcuma tiene propiedades antioxidantes que disminuye el daño causado por los radicales libres para evitar trastornos degenerativos.

Ver también: Cómo hacer un té antiinflamatorio de cúrcuma

Ingredientes

  • 2 cucharadas de cúrcuma (20 g)
  • 1 cucharada de jugo de lima (10 ml)
  • Agua tibia (la necesaria)

¿Cómo prepararlo?

  • Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta y aplícala de manera directa en el área inflamada.
  • Cubre la zona con plástico y deja que actúe varias horas o toda la noche.
  • Repite la aplicación todos los días.

Cualquiera que sea el remedio que elijas solo servirá como complemento contra esta condición. Por ninguna razón debe remplazar los medicamentos recetados por el médico y, en lo posible, se debe consultar para estar seguros de que no tiene interacciones contraproducentes.

Te puede gustar