6 remedios caseros naturales para mejorar la circulación

Carolina Betancourth 27 diciembre, 2015
La cayena es rica en antioxidantes y nos puede ayudar a eliminar el exceso de lípidos y a limpiar la sangre para favorecer su flujo

En caso de que se tenga conocimiento de antecedentes familiares de trastornos circulatorios, es necesario tomar algunas precauciones muy sencillas. En este sentido, un estilo de vida saludable, que incluya una dieta apropiada y una buena rutina de ejercicios será clave para tener una buena circulación.

La función básica de la circulación viene a ser el suministro de oxígeno y nutrientes esenciales a los tejidos periféricos y también, la eliminación de los desechos metabólicos de esos mismos tejidos.

En vista de ello, se tiene que cuando una persona goza de una buena circulación sanguínea, las células del cuerpo reciben con eficiencia todo el suministro necesario para funcionar correctamente. Por ende, esto se traduce en salud y bienestar.

Acerca de los remedios para la circulación

Ante un trastorno circulatorio, no hay mejor solución que una evaluación y control médico regular así como el mantenimiento de buenos hábitos de vida. Ahora bien, existen ciertos remedios caseros, elaborados con ingredientes naturales, que pueden complementar el tratamiento farmacológico.

Los siguientes remedios caseros están conformados por ingredientes naturales, cuyas propiedades, en suma, constituyen una fuente de nutrientes para el organismo. Por supuesto, hay componentes que resultan especialmente favorecedores para la circulación, como podrás ver a continuación.

1. Infusión de jengibre

El extracto de jengibre es un alimento que contiene múltiples propiedades que favorecen la circulación y que, además, consiguen mejorar la asimilación de nutrientes.

Aunque es cierto que el jengibre se puede aprovechar de diversas formas en la gastronomía, la mejor forma de obtener sus beneficios es a través de una infusión.

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de jengibre rallada (10 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Coloca a hervir el agua.
  • Aparte, limpia y ralla el jengibre.
  • Una vez que el agua rompa en hervor, añade la raíz de jengibre.
  • Deja reposar el agua durante 10 minutos, con tapa.
  • Bebe un vaso a diario.
jengibre

2. Infusión de cola de caballo

Esta planta, famosa por sus propiedades diuréticas, promueve el flujo sanguíneo gracias a su capacidad para disminuir la inflamación y eliminar los líquidos retenidos.

Ingredientes

Preparación

  • Hierve el agua.
  • Añade la cola de caballo y deja reposar durante 10 minutos.
  • Cuela el contenido del recipiente. 
  • Bebe 2 veces al día para obtener resultados.

3. Infusión de romero

Se ha encontrado que la planta de romero tiene ciertas propiedades que favorecen la circulación de las extremidades, entre otros aspectos. Por ello, esta planta puede utilizarse para preparar una infusión estimulante.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de romero (10 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Al igual que en los casos anteriores, hierve agua.
  • Añade las hojas de romero y deja reposar el agua durante unos 10-15 minutos aproximadamente. 
  • Bebe a diario.
Romero

4. Pimienta de cayena

La pimienta de cayena es una especia que también favorece la circulación. Contiene varios alcaloides, capsaicina y compuestos similares que estimulan los receptores de calor y dolor de la epidermis y, en consecuencia, provocan una irrigación sanguínea más intensa. De allí que se considere que ayuda a promover la buena circulación.

Ingredientes

  • Una pizca de pimienta de cayena (0,5 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Diluye una pizca de cucharadita de pimienta de cayena en un vaso de agua tibia.
  • Bebe una vez al día, en ayunas.

5. Zumo de naranja con ajo

De acuerdo a algunos investigadores, el ajo es uno de los mejores alimentos para proteger la salud cardiovascular. Es rico en diversos nutrientes como: vitamina C, yodo, fósforo y vitamina B6.

Para aprovecharlo, se recomienda consumirlo crudo, en combinación con zumo de naranja natural, que también es una fuente rica de vitamina C, fibra y otros nutrientes.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajos crudos.
  • 5 naranjas.

Preparación

  • Pela y machaca 2 dientes de ajo.
  • Exprime el zumo de cinco naranjas y mézclalo con el ajo.
  • Licúa todos los ingredientes para obtener una mezcla homogénea.
  • Bébelo en ayunas, mínimo durante 2 semanas.
Jugo de naranja

6. Jugo de melón y uvas verdes

El consumo regular de este jugo natural es un apoyo para eliminar las dificultades de la circulación porque contiene poderosos antioxidantes que impiden la formación de placa de grasas en las paredes arteriales.

Ingredientes

  • 1 rodaja grande de melón.
  • 1 taza de uvas verdes (100 g).
  • 4 hojas de menta.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Lava bien todos los ingredientes.
  • Trocea el melón y las hojas de menta.
  • Incorpora todo en la licuadora y procesa hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Bébelo en ayunas, 3 veces a la semana.

Recuerda

A pesar de que estos remedios cuentan con ingredientes naturales muy buenos para la salud, no debes utilizarlos como única medida a la hora de cuidar tu salud. Así que, procura llevar un estilo de vida saludable al completo para disfrutar de un verdadero bienestar, día a día.

Te puede gustar