6 remedios caseros para aliviar el dolor de estómago de forma natural

27 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
El dolor de estómago es una molestia que puede tener diversas causas, por ende, hay que proceder con cierta precaución a la hora de atenderlo.

La mayoría de las veces queremos encontrar una solución para aliviar el dolor de estómago lo antes posible. Por ende, es posible que consideremos recurrir a los remedios naturales. Bien sea una infusión de manzanilla o de menta poleo, lo cierto es que lo único que queremos es dejar de sentir la molestia.

Ahora bien, antes de recurrir a  los remedios naturales, lo ideal sería repasar nuestros hábitos de vida. Dado que un dolor de estómago puede tener, entre muchas otras causas, los malos hábitos de vida, es necesario detenernos un momento y evaluar si hemos estado manteniendo una buena hidratación y una dieta equilibrada, por ejemplo.

Algunas consideraciones

Los remedios naturales pueden ser de ayuda solo cuando el malestar es de intensidad leve y se derive de causas comunes, ya que generan cierto alivio. No obstante, si el dolor es intenso, no se recomienda descartar la asistencia médica. Tampoco se recomienda combinar diferentes remedios, ya que pueden producirse efectos contraproducentes. Recordemos que, en lo que respecta a nuestra salud, es necesario actuar de forma coherente y responsable.

Si bien muchos de los casos tienen alguna relación con intolerancias alimentarias, los dolores de estómago también pueden ocurrir como resultado de la ingesta de comidas demasiado copiosas. De hecho, la incidencia es menor cuando el malestar se produce por una afección del aparato digestivo, o por estrés y ansiedad.

Cabe destacar que los médicos desaconsejan probar los siguientes remedios en bebés y niños menores de 15 años de edad, ya que dichos remedios pueden ayudar a ocultar una enfermedad que requiera un tipo de atención más especializada. Aunque se trate de elementos naturales, lo más conveniente es reservarlos para los adultos. 

Por otra parte, aún cuando un adulto decida tomarlos, debe tener en cuenta que ningún remedio puede sustituir el tratamiento indicado por el médico o «curar» alguna enfermedad.

Remedios para el dolor de estómago

Antes de probar un remedio natural, lo ideal sería consultar con el médico acerca de su uso.

1. Infusión de jengibre y limón

Infusión de jengibre y limón para tratar el dolor estomacal.

La raíz de jengibre es conocida en muchos lugares del mundo por su potente acción antiinflamatoria y digestiva. Su consumo en forma de infusión reduce la hinchazón abdominal, alivia los mareos y calma la sensación de dolor. Si se combina con un poco de zumo de limón, la acción del cítrico ayudará a regular la acidez y a aliviar el dolor de estómago.

Ingredientes:

  • El jugo de ½ limón.
  • 1 trozo de raíz de jengibre.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación:

  • En primer lugar, será necesario pelar el trozo de jengibre y lavarlo. Luego, lo rallaremos y reservaremos.
  • Hervimos el agua. Cuando haya alcanzado el punto de ebullición, le añadimos el jengibre rallado.
  • Dejamos reposar el recipiente unos 10 minutos a temperatura ambiente (con tapa).
  • Una vez esté tibia el agua, añadimos el zumo de limón y bebemos.

Te puede interesar: Todo lo que deberías saber sobre la acidez gástrica

2. Vinagre de manzana

Se cree que el vinagre de manzana podría ayudar a regular el pH natural del estómago. Sin embargo, esto no está del todo comprobado a nivel científico.

Ingredientes:

  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 2 cucharadas y media de miel (25 g).
  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml).

Preparación:

  • Calentamos el agua (sin dejar que hierva).
  • Diluimos el vinagre de manzana en el agua tibia y le agregamos la miel.

3. Infusión de manzanilla

Infusión de manzanilla para tratar el dolor de barriga.

Las propiedades de la manzanilla se han utilizado desde la Antigüedad como remedio contra los problemas del aparato digestivo. Esta es muy suave con el estómago y contribuye a reducir la hinchazón, las flatulencias y la tensión. 

Ingredientes:

  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 1 bolsa de té de manzanilla.
  • Opcional: miel.

Preparación:

  • Preparamos el té de manzanilla como de costumbre. Es importante dejar la bolsa de té dentro del agua caliente durante unos 5 minutos, como mínimo, para que se asiente la manzanilla.

4. Bicarbonato de sodio y limón

La combinación de bicarbonato de sodio con limón es uno de las soluciones más populares para aliviar el dolor de estómago y la acidez.

Ingredientes:

  • El jugo de ½ limón
  • 1 vaso de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)

Preparación:

  • Diluimos el bicarbonato de sodio y el jugo de limón en la taza de agua.
  • Esperamos a que pase la efervescencia y bebemos. 

5. Leche de arroz

El agua de arroz ayuda a reducir la diarrea.

La leche o agua de arroz es una bebida vegetal que mejora la digestión a su vez que protege el revestimiento del estómago. Además de brindar diversos nutrientes, también es un buen remedio para reducir la diarrea. En estos casos, se puede beber hasta 2 vasos de esta bebida al día.

Ingredientes:

  • ½ taza de arroz (100 g).
  • 1 litro y medio de agua (4 vasos de agua de 250 ml).

Preparación:

  • Vertemos el arroz en el agua y dejamos hervir durante 15 minutos a fuego lento.
  • Colamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Lee también: ¿Qué tipo de arroz es más recomendable consumir durante nuestra dieta?

6. Infusión de menta poleo

Al igual que la manzanilla, la infusión de menta poleo también es un remedio muy popular para ayudar a aliviar el dolor de estómago, la sensación de pesadez y otras molestias afines. Para preparar la bebida, se deben seguir las mismas instrucciones que la manzanilla.

A tener en cuenta

Para aliviar el dolor de estómago podemos optar por alguno de estos remedios, siempre y cuando el médico lo haya autorizado. Asimismo, hay que recordar que no hay que abandonar nunca el tratamiento pautado por el profesional. El remedio natural podría ser solo una medida coadyuvante, no un sustituto. 

Por otra parte, sería importantísimo elegir solo un remedio al tiempo, porque la combinación de varios puede ser contraproducente.

En caso de tener inquietudes, lo mejor es acudir al médico.