6 remedios caseros para limpiar las paredes arteriales

Solimar Cedeño · 2 septiembre, 2018
Al limpiar las paredes arteriales con estos remedios naturales también conseguirás una mejor salud cardíaca y evitarás complicaciones que puedan poner en riesgo tu calidad de vida.

Si crees que no es necesario limpiar las paredes arteriales, te equivocas: este es uno de los riesgos más graves para nuestra salud. La obstrucción de las arterias pueden conducir a un trastorno cardiovascular.

Cuando nos alimentamos con grasas polisaturadas y llevamos una vida sedentaria, nuestras arterias se obstruyen con placas de colesterol y coágulos de sangre. Esto puede dificultar el flujo de sangre hacia nuestro corazón.

Las consecuencias de este deterioro son progresivas y lentas, y de no tratarse a tiempo, pueden ser fatales.

Alguna enfermedades que pueden derivarse de esta condición son:

La buena noticia es que hay alimentos que nos ayudan a limpiar las paredes arteriales, como si fuera un sistema de tuberías.

De esta manera, el flujo sanguíneo fluirá libremente por nuestro cuerpo, permitiendo así que el oxígeno, los antioxidantes y los nutrientes puedan llevar a cabo sus funciones.

Aunque hay fármacos que te prometen limpiar las paredes arteriales, te recomendamos tratamientos naturales, ya que son más económicos y fáciles de conseguir. Además desintoxicarán tu cuerpo de manera segura, cambiando drásticamente tu vida.

Cómo limpiar las paredes arteriales

1. Consume ajo

limpiar paredes arteriales

El ajo es un alimento con múltiples propiedades antioxidantes que disminuyen el colesterol  malo (LDL) en las arterias y aumentan los niveles de colesterol bueno (HDL).

Su alto contenido de vitamina B reduce el endurecimiento de los vasos sanguíneos, evitando la formación de coágulos sanguíneos y la aparición de trombos.

Uno de los tratamientos recomendados para limpiar las paredes arteriales es consumir un diente de ajo en ayunas, como una píldora. Se trata de un método sencillo y eficaz para limpiar las paredes arteriales.

También podemos combinarlo con otros alimentos medicinales para potenciar sus propiedades:

Ingredientes

  • 1 ajo
  • zumo de 1 limón
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  1. Añadir el ajo y el zumo de limón en una taza de agua hirviendo y dejar enfriar.
  2. Guardar en la nevera durante tres días, colar y volver a refrigerar.
  3. Tomar una cucharada antes de cada comida, durante cuarenta días, una vez al año.

Lee también: Cómo cuidar la salud arterial: 6 hábitos saludables

2. Recetas con manzana

La manzana tiene una fibra que logra reducir el colesterol, además de flavonoides, que disminuyen en un 50% la posibilidad de infartos.

Aunque recomendamos consumir la fruta sola, te presentamos una receta con manzana para limpiar las paredes arteriales.

Licuado de manzana

Ingredientes

Preparación y consumo

  1. Licuar dos manzanas y tres zanahorias hasta conseguir una mezcla homogénea.
  2. Guardar en la nevera y tomar un vaso en ayunas durante siete días.

Remedio con vinagre de manzana

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre de manzana (125 ml)
  • 1 diente de ajo

Preparación y consumo

  1. Procesar media taza de vinagre de manzana con un diente de ajo.
  2. Tomar durante una semana completa antes de desayunar y luego, beber un vaso de agua (200 ml).

3. Zumo de granada

La granada es una de las frutas con mayores propiedades antioxidantes y polifenoles. Estos la convierten en el alimento ideal para limpiar las paredes arteriales y reducir el colesterol.

Para aprovechar sus propiedades y mejorar la circulación es recomendable consumir la fruta en su estado natural o en zumos. Lo tomaremos durante una semana, preferiblemente en ayunas.

Ver también: ¿En qué consiste la gasometría arterial y para qué sirve?

4. Cúrcuma para destapar las arterias

limpiar las paredes arteriales

La cúrcuma es un condimento altamente apreciado por su sabor y por sus propiedades curativas. Esta estimula la producción de bilis, que ayuda a absorber las grasas y metabolizarlas.

La cúrcuma es conocida por ayudar a disminuir el colesterol en la sangre, previniendo la posibilidad de embolias y arteriosclerosis. La mejor manera de consumirla es en su estado natural, como condimento de pescados, vegetales, carnes, y cualquier tipo de alimento.

De igual forma, puedes tomar la siguiente receta.

Ingredientes

  • 1 taza de leche vegetal (250 ml)
  • ½ cucharada de cúrcuma (7,5 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación y consumo

  1. Combinar una taza de leche vegetal con una cucharadita de cúrcuma y otra de miel.
  2. Mezclar bien los ingredientes e ingiere una o dos veces al día, después de comer.

5. Consume pescado dos veces a la semana

Incluye en tu dieta pescados de agua fría, ya que contienen grandes cantidades de aceite omega 3. Su consumo ayuda a disminuir el colesterol y a cuidar tu corazón.

Recomendamos especialmente las sardinas, anchoas, salmón, verdel y arenque. Si los acompañas con brócolis o acelga, estarás añadiendo un plus a tu salud y mejorando tus niveles de vida.

6. El jengibre es un superalimento para tu corazón

El jengibre es una raíz ampliamente utilizada por la medicina asiática, también utilizada como condimento. Sus propiedades antioxidantes que ayudan a eliminar las toxinas de las arterias.

Su sabor característico realza el sabor de tus comidas, por lo que puedes utilizarlo como condimento y aprovechar sus propiedades curativas. Si quieres aumentar sus efectos, prepáralo en té.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de jengibre (15 g)
  • 2 cucharaditas de miel (15 g)

Preparación y consumo

  1. Calentar el agua junto con la raíz de jengibre. Dejar que infusione unos minutos y añadir una cucharadita de miel.
  2. Tomar antes de dormir durante una semana.

Por último, si quieres tener un corazón sano, evita el cigarrillo y practica alguna actividad física durante media hora a diario. No olvides incluir en tu dieta frutas y hortalizas.

  • LABORLAB. (2013). COLESTEROL. https://doi.org/10.1046/j.1365-2168.1999.01156.x
  • Argüeso Armesto, R., Díaz Díaz, J., Díaz Peromingo, J., Rodríguez González, A., Castro Mao, M., & Diz-Lois, F. (2011). Lípidos , colesterol y lipoproteínas. Galicia Clínica | Sociedade Galega de Medicina Interna.
  • Molina, M. T., Vázquez, C. M., & Ruiz Gutiérrez, V. (1991). Metabolismo del colesterol. Su regulación a nivel hepático e intestinal. Grasas y Aceites. https://doi.org/10.3989/gya.1991.v42.i4.1237