6 remedios caseros para limpiar las paredes arteriales

Solimar Cedeño· 7 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 7 enero, 2020
La mejor medida para gozar de una buena salud cardiovascular es mantener buenos hábitos de vida y evitar los vicios.

Las obstrucciones arteriales son un problema de salud al que debemos prestarle atención. Nunca debemos ignorar ni mucho menos restarle importancia. Por otra parte, no solo hay que seguir el tratamiento pautado por el médico, sino mejorar ciertos hábitos y adoptar otros que contribuyan con la «limpieza» de las paredes arteriales.

De no adoptar ni mantener buenos hábitos de vida, a la par que seguimos el tratamiento médico, la obstrucción puede derivar en un problema mayor, más complicado de abordar. Y, por supuesto, las molestias a experimentar pueden ser mayores.

La mala alimentación y la obstrucción de las arterias

Cuando nos alimentamos mal, sobre todo con grasas poliinsaturadas y llevamos una vida sedentaria,las arterias se pueden obstruir con placas de colesterol y coágulos de sangre. Esto puede dificultar el flujo de sangre hacia el corazón.

Las consecuencias de este deterioro son progresivas y lentas, y de no tratarse a tiempo, pueden ser fatales. Alguna enfermedades que pueden derivarse de esta condición son:

Te puede interesar: Cómo cuidar la salud arterial: 6 hábitos saludables

¿Cómo limpiar las paredes arteriales?

Según los expertos del National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI), la mejor medida es la prevención. Por otra parte, aclaran que el tratamiento para la arterosclerosis suele incluir un cambio en el estilo de vida, de tal forma que los hábitos sean saludables para el corazón.

Los objetivos del tratamiento incluyen, además del alivio de los síntomas:

  • Prevenir las enfermedades relacionadas con la aterosclerosis
  • Disminuir los factores de riesgo para retrasar o detener la acumulación de placa (tabaquismo, consumo de alcohol, dieta rica en grasas, etc.).

Cabe destacar que el tratamiento puede incluir el consumo de medicamentos e intervenciones médicas o cirugía (según sea el caso).

La dieta, un factor clave

Incluye en tu dieta pescado azul, ya que contienen grandes cantidades de aceite omega 3. Su consumo ayuda a disminuir el colesterol y a cuidar tu corazón.

Recomendamos especialmente las sardinas, anchoas, salmón, verdel y arenque. Si los acompañas con brócolis o acelga, estarás añadiendo un plus a tu salud y mejorando tus niveles de vida.

¿Remedios naturales?

No existe evidencia científica de que el ajo, la cúrcuma, el jengibre, el limón y otros alimentos influyan directamente en el tratamiento de enfermedades que afecten las arterias, como la aterosclerosis. Sin embargo, se ha observado que su consumo regular, dentro de una dieta equilibrada, sí puede influir positivamente en la salud de todo el organismo.

En otras palabras: comer un diente de ajo en ayunas no hará que gocemos de mejor una salud cardiovascular ni tampoco ayudará a prevenir enfermedades como el aterosclerosis, si no mantenemos un estilo de vida saludable, basado en hábitos coherentes.

Nota final

Por último, si quieres tener un corazón sano,evita el cigarrillo y practica alguna actividad física durante media hora a diario. No olvides de minimizar el consumo de alcohol, tabaco, entre otros, e incluir en tu dieta suficiente cantidad de frutas, vegetales y hortalizas.

  • Aviram M, Rosenblat M. Pomegranate for Your Cardiovascular Health. Rambam Maimonides Med J. 2013;
  • Siegel G, Malmsten M, Pietzsch J, Schmidt A, Buddecke E, Michel F, et al. The effect of garlic on arteriosclerotic nanoplaque formation and size. Phytomedicine. 2004;
  • Zhao CN, Meng X, Li Y, Li S, Liu Q, Tang GY, et al. Fruits for prevention and treatment of cardiovascular diseases. Nutrients. 2017.
  • Wu HC, Horng CT, Tsai SC, Lee YL, Hsu SC, Tsai YJ, et al. Relaxant and vasoprotective effects of ginger extracts on porcine coronary arteries. Int J Mol Med. 2018;
  • Wongcharoen W, Phrommintikul A. The protective role of curcumin in cardiovascular diseases. International Journal of Cardiology. 2009.