6 remedios expectorantes con plantas para curar la tos con flemas

Para obtener mejores resultados podemos combinar varios de estos remedios expectorantes, como los vahos, las infusiones y los alimentos medicinales, y así potenciar sus efectos

Uno de los síntomas más molestos cuando sufrimos catarros, gripes, resfriados o alergias es la tos con flemas. En este sentido, algunos remedios expectorantes pueden ser muy efectivos para eliminar la mucosidad y aliviar la irritación de la garganta y la congestión.

En este artículo te descubrimos cuáles son los 6 mejores remedios expectorantes y te explicamos cómo puedes tomarlos para recuperarte lo antes posible. 

6 remedios expectorantes

1. Regaliz

El regaliz es un remedio tradicional en muchas culturas como, por ejemplo, en la ayurvédica de la India, gracias a sus numerosas propiedades curativas. Entre ellas, destacan sus virtudes expectorantes, antiinflamatorias y antiespasmódicas. En este sentido, es un excelente remedio para tratar la tos con flemas y calmar la irritación de las vías respiratorias.

¿Cómo lo tomamos?

  • Podemos consumir el regaliz en forma de infusión o bien mediante pastillas, caramelos o comprimidos.
  • También podemos comer el regaliz de palo, es decir, la raíz de esta planta.
  • Es importante destacar que las personas con hipertensión arterial deben controlar el consumo de este remedio, ya que podría agravar este trastorno.

2. Hinojo

El hinojo es muy conocido por sus propiedades digestivas, ya que es un buen remedio para combatir los gases y las digestiones pesadas y para abrir el apetito. Además, es un ingrediente habitual en la cocina, ya que aporta un punto dulce muy agradable. No obstante, el hinojo dulce también es ideal para tratar la tos con mucosidad.

¿Cómo lo tomamos?

  • Podemos consumir el hinojo en infusión, en extracto o en tintura.
  • También podemos comerlo en crudo (ensaladas, jugos, batidos) o cocinado (sopas, cremas, guisos). De este modo podremos prevenir y tratar la tos de la manera más natural.
remedios expectorantes como el hinojo

3. Jengibre

El jengibre es una especia aromática de sabor picante y refrescante con tantas virtudes curativas que deberíamos consumirlo a diario, en especial las mujeres.

Esta raíz estimula el metabolismo, elimina el exceso de líquidos y facilita la digestión. Es también uno de los mejores remedios expectorantes, ya que calma la tos y favorece la eliminación de la mucosidad. Es, por ejemplo, una buena opción para la tos infantil.

¿Cómo lo tomamos?

  • Una buena manera de beneficiarnos del jengibre es preparar una decocción y tomarla bien caliente, endulzada con miel. Podemos usar la raíz fresca (en rodajas o rallada) o bien en polvo.
  • También podemos encontrar diferentes tipos de caramelos de jengibre.
  • Como curiosidad, la cocina asiática lo presenta encurtido.

4. Eucalipto blanco

El eucalipto blanco es un poderoso antiséptico muy adecuado para los trastornos respiratorios como la tos.

¿Cómo lo tomamos?

  • Podemos tomarlo en infusión, tintura o bien aplicarlo de manera tópica por medio de su aceite esencial. En este último caso deberemos combinarlo con un aceite vegetal (coco, oliva, almendra, jojoba, etc.).
  • Otra excelente manera de beneficiarnos del eucalipto blanco es por medio de vahos. En especial, para niños, ya que para ellos puede resultar demasiado fuerte.

Al inspirar el vapor de la decocción de eucalipto conseguiremos un efecto inmediato descongestionante y calmante.

remedios expectorantes

5. Canela

La canela es una especia exótica de sabor dulce y aromático. Además de ser un ingrediente ideal en todo tipo de recetas dulces, en muchas culturas también se añade a guisos salados para mejorar el sabor y la digestión. En este caso, recomendamos la canela para tratar los diferentes tipos de tos: con flemas, secas o crónica.

¿Cómo lo tomamos?

  • Podemos tomar la canela en infusión caliente.
  • También la podemos combinar con otras plantas medicinales y endulzarla con miel de abeja o estevia, a pesar de que su sabor ya es dulce.
  • Si lo deseamos, podemos consumir su aceite esencial, pero en muy pequeñas cantidades, y siempre diluido en aceite o miel.

6. Ajo

El ajo es un poderoso antibiótico natural que nos ayuda a tratar gripes, resfriados, catarros o bronquitis, y algunos síntomas frecuentes como congestión, tos o irritación de garganta. De este modo, comer ajo también puede ser un método preventivo para fortalecer el sistema inmunitario.

¿Cómo lo tomamos?

  • Para que cumpla estos beneficios, lo mejor es comer el ajo crudo.
  • Quienes tengan dificultades para digerirlo pueden incluirlo en jugos vegetales crudos como gazpachos o untarlo en pan tostado.
  • También se pueden encontrar cápsulas de ajo.

Podemos elegir uno de estos remedios expectorantes para tratar la tos con flemas o bien combinarlos para conseguir un resultado más rápido y efectivo. Podríamos preparar una infusión de regaliz, jengibre y canela, incluir el hinojo y el ajo en nuestra dieta y realizar los vahos de eucalipto.

 

Te puede gustar