6 remedios herbales que te ayudan a frenar las náuseas

Si sientes náuseas, los remedios herbales serán una solución para aliviar los síntomas de este problema y proporcionarte el bienestar que necesitas sin recurrir a químicos.

Si de sensaciones incómodas y desagradables hablamos, las náuseas son una de ellas. Esa sensación de querer vomitar puede arruinar en cuestión de segundos un simple paseo por el parque, una agradable reunión familiar o hasta una amistosa charla con compañeros del trabajo. Acá te dejaremos 6 remedios herbales que te ayudarán a frenar las náuseas.

Pocos conocen el beneficio de algunos remedios herbales que ayudan a frenar las náuseas. El tratamiento se basará en corregir la causa de las náuseas. Dentro de las principales, encontramos:

• Problemas estomacales que puede ser reflujo gástrico, gastritis o sensación de llenura
• Dolores de cabeza o migrañas
• Afecciones del oído por infecciones como la otitis o laberintitis
• Inflamación del hígado, vesícula biliar o páncreas
• Algunos medicamentos como las pastillas anticonceptivas o el hierro oral

Si deducimos que pueda ser secundaria a un problema estomacal, debemos descartar una infección bacteriana por algún alimento descompuesto. La ingesta descontrolada de medicamentos o la presencia de úlcera estomacal por bacterias como el Helicobacter pylori es otra causa bastante común.

Si, por el contrario, la causa se debe a una infección del oído, se recomienda la ingesta de antibióticos. Hoy en día, son múltiples las opciones naturales como terapia. Se trata de soluciones inocuas con pocos efectos secundarios con grandes beneficios a tu salud.

Por todo esto, traemos 6 remedios herbales que te ayudan a frenar las náuseas. Toma nota y aprovecha sus efectos positivos.

1. Jengibre

frenar las naúseas

El jengibre es una raíz con múltiples propiedades saludables para tu organismo. Podemos elaborar un té para aprovechar sus beneficios.

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de jengibre rallada (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añadir una cucharada de raíz de jengibre rallada en una taza de agua hirviendo y dejaremos que repose unos minutos.
  • Después, beberemos a pequeños sorbos.

El jengibre también es efectivo para controlar las náuseas durante el embarazo, así como en aquellos pacientes que se sometieron a una cirugía. Sus componentes químicos actúan como inhibidores de ciertas sustancias nerviosas e intestinales promovedoras de las náuseas.

Descubre: Lo que sucede con tu cuerpo cuando bebes agua de jengibre en ayunas

2. Infusión de manzanilla

¿Acidez estomacal o reflujo gastroesofágico? Para ambas, la infusión de manzanilla es un remedio natural bastante efectivo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel para endulzar (al gusto)

Preparación

  • Calienta una taza de agua y, cuando hierva, añade la manzanilla.
  • Deja que infusione unos minutos, cuela, endulza y consume. Estarás ayudando a tu estómago con esta molestia.

3. Hierbabuena y menta

Tanto la hierbabuena como la menta son beneficiosas para esos problemas estomacales. Para aprovechar sus propiedades antiespasmódicas puede bastar con olerlas, o bien, podemos elaborar una infusión.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de hierbabuena o menta (15 g)

Preparación

  • Añadiremos la hierba elegida en una taza de agua caliente y dejaremos infusionar.
  • Con estas, estaremos disminuyendo los síntomas molestos asociados a los problemas digestivos incluyendo dolores estomacales y sensación de acidez.

Descubre: 10 beneficios medicinales que obtienes de las semillas de cilantro

4. Semillas de cilantro

frenar las náuseas

Las semillas de cilantro ayudarán a disminuir esa sensación de llenura o espasmos intestinales por mala digestión.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de semillas de cilantro (45 g)
  • 4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando hierva, añade las semillas de cilantro.
  • Deja infusionar durante unos minutos, cuela y consume.
  • Beberla regularmente contrarresta esos dolores abdominales y evita las flatulencias.

Nota: Los pacientes con problemas renales deben evitar su consumo.

5. Zumo de arándanos o melocotón

Al tener ganas de vomitar, se evita el consumo de sustancias sólidas. Por esta razón, se recomienda la ingesta de zumo de arándanos o melocotón. Bebidas nutritivas y refrescantes que evitan la deshidratación. También podemos aprovechar la infusión de las hojas de este último.

Ingredientes

  • 2 taza de agua (500 ml)
  • 1 cucharada de hojas de melocotón (15 g)

Preparación

  • Herviremos las hojas de melocotón en medio litro de agua e ingeriremos la infusión, al menos, 3 veces al día. Estaremos aportando a nuestro cuerpo gran variedad de nutrientes.

6. Nuez moscada

La nuez moscada no sólo es una especia que sirve para condimentar nuestros alimentos. Espolvoreándola sobre las comidas o en infusión de té, resulta una terapia refrescante para contrarrestar las náuseas y malestares estomacales.

La infusión de té de nuez moscada ayudará a aliviar las náuseas. Sus propiedades se encuentra en la semilla y las vitaminas que esta brinda al momento de rallar la nuez.

Como consejos generales, recuerda:

  • Disminuye los alimentos ricos en grasas y picante.
  •  Come en porciones pequeñas y procura comer despacio.

Escoge tu mejor opción y decídete por la terapia natural, son innumerable efectos beneficiosos a tu cuerpo. Con estos 6 remedios herbales no sentirás náuseas y tendrás un estómago sano.