6 remedios naturales para combatir la caries dental

Es importante que consumamos infusiones que estimulen la producción de saliva, ya que esta tiene un efecto protector y antimicrobiano. El castaño de Indias, además, disminuye el dolor y la inflamación

En la boca habitan cientos de microorganismos entre los que se destaca la bacteria Streptococcus mutans, ubicada entre las piezas dentarias y sobre los relieves de la corona de las piezas premolares y molares.

Cuando en la cavidad bucal se acumulan restos de alimentos por una higiene inadecuada, esta bacteria prolifera con una relativa facilidad, en especial si se trata de hidratos de carbono o azúcares.

En tal proceso de crecimiento bacteriano se produce la liberación de unas sustancias ácidas que, con el pasar de los días, generan la destrucción de los tejidos de los dientes hasta llegar a las terminaciones nerviosas donde origina un intenso dolor.

Sin embargo, en algunos casos, antes de que llegue hasta esa etapa crónica, algunas personas experimentan un dolor más leve que permite detectar más rápido la enfermedad.

Para saber a ciencia cierta si los síntomas que se padecen tienen origen en una caries, lo mejor es consultar al dentista para recibir el diagnóstico adecuado.

De confirmarse esta afección, se pueden tener en cuenta los siguientes remedios caseros para combatir las bacterias y reducir el dolor.

1. Infusión de cola de caballo

Infusión de cola de caballo

Este remedio natural contiene un mineral conocido como sílice, esencial para prevenir la destrucción de la pieza dental.

Actúa como un remineralizante natural y tiene una acción antiséptica que puede reducir la acción de las bacterias.

Ingredientes

  • 1 cucharada de cola de caballo (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Poner a calentar una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, añadir una cucharada de cola de caballo y dejar que infusione durante 10 minutos.
  • Colar y tomar después del almuerzo.

Ver también: Cola de caballo, una planta adelgazante y remineralizante

2. Infusión de castaño de Indias

Esta planta, que ha ganado fama en los últimos años, tiene una acción limpiadora que estimula la secreción de saliva para hacerle frente a la proliferación de bacterias.

También tiene un suave efecto analgésico que puede disminuir el dolor y la inflamación en los dientes y muelas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas y semillas secas de castaño de Indias (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Poner a calentar el agua en una olla y añadir la cucharada de hojas y semillas secas de castaño de Indias. Pasados cinco minutos, retirar del fuego y dejar reposar.
  • Tomar una taza cada tres días.

3. Infusión de manzanilla

Infusión de manzanilla

Esta hierba con un pequeño efecto sedante actúa como un buen tratamiento contra las caries al incrementar la producción de saliva y reducir la inflamación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Poner a hervir una taza de agua, añadir una cucharada de manzanilla y dejar que se realice la dedocción de 5 a 10 minutos.
  • Pasado el tiempo recomendado, hacer buches con la infusión hasta tres veces al día.

4. Sal y pimienta en polvo

La pasta elaborada con sal y pimienta en polvo forma un analgésico natural capaz de reducir el dolor y la inflamación provocada por las caries.

Por tener un ligero efecto antibacteriano, su aplicación contribuye a la eliminación de la infección.

Ingredientes

  • ¼ de cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta en polvo
  • Gotas de agua

Preparación

  • Hacer una pasta mezclando la sal, la pimienta y unas cuantas gotas de agua. Cuando esté lista, aplicarla de forma directa por todos los dientes utilizando un cepillo dental.

5. Enjuague de salvia y menta

Enjuague de salvia y menta

Un enjuague natural con propiedades antibacterianas puede contribuir a frenar el crecimiento de las bacterias que provocan la caries y el mal aliento.

La salvia y la menta son los ingredientes especiales de este remedio, ya que además de combatir las bacterias, también ayudan a aliviar el dolor y la inflamación.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de salvia (2,5 g)
  • ½ cucharadita de menta (2,5 g)
  • ½ vaso de agua (100 ml)
  • 1 cucharadita de sal del Himalaya (5 g)
  • 4 gotas de glicerina vegetal líquida

Preparación

  • Para empezar, se debe preparar una infusión de salvia y menta poniendo a hervir ambas hierbas en medio vaso de agua.
  • Cuando esté lista, agregarle la sal del Himalaya y las 4 gotas de glicerina vegetal. Remover.
  • Sumergir el cepillo de dientes en esta mezcla y cepillar los dientes como de costumbre.

Te recomendamos leer: Descubre por qué debes tomar una infusión de menta después de comer

6. Infusión de clavo de olor

El clavo de olor es una especia con un aroma muy agradable y un sabor ligeramente picante. Su efecto bactericida y antiséptico puede ayudar a tratar la caries para reducir la infección y los síntomas generados por la misma.

Ingredientes

  • 1 puñado de clavos de olor
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Poner a hervir una taza de agua y agregarle un puñado de clavos de olor. Dejar reposar 10 minutos y utilizar la infusión para hacer buches varias veces al día.

 

 

 

 

 

 

 

 

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar