6 remedios naturales para hacerle frente al acné quístico

Daniela Castro 20 mayo, 2017
Aunque al ser productos naturales no suelen presentar problemas, si notamos algún tipo de reacción deberemos retirar el tratamiento para el acné inmediatamente y enjuagar con abundante agua

El acné quístico es una afección cutánea que va mucho más allá del acné normal que padecen los adolescentes y adultos.

Es una condición crónica que se produce por la alteración que sufren las glándulas sebáceas debido a la contaminación y las bacterias.

Su aparición tiende a generar problemas de autoestima en quienes lo padecen, pues, además de ser más notorio, la mayoría de las veces deja manchas y cicatrices difíciles de eliminar.

El problema es que muchos no suelen tratarlo de la forma adecuada y, casi siempre, hacen el intento de exprimir los granos con los dedos o agujas.

Esto no solo aumenta la inflamación de la piel, sino que genera agresiones que dificultan su proceso de reparación.

Con el fin de evitar esto, hoy queremos compartir 6 remedios de origen natural que, por sus propiedades, resultan idóneos para reducir esta condición.

¡Descúbrelos!

1. Aceite de coco

aceite de coco

El aceite de coco es uno de los cosméticos naturales que más se recomiendan para la prevención y tratamiento del acné quístico.

Tiene propiedades antimicrobianas, hidratantes y reparadoras que contribuyen a mejorar el aspecto de la piel mientras disminuyen la presencia de granos e imperfecciones.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una pequeña cantidad de aceite de coco orgánico y aplícalo como mascarilla sobre las áreas afectadas.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y repite su uso todas las noches.

Ver también: ¿Qué tan importante es el colágeno para la piel?

2. Miel de abejas

Las propiedades antibióticas y antiinflamatorias de la miel de abejas se han utilizado desde hace cientos de años como complemento para curar el acné.

Su uso regular mantiene los poros libres de grasa e impurezas y, de paso, ayuda a regular la actividad de las glándulas sebáceas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Aplica una pequeña cantidad de miel de abejas sobre las áreas afectadas por el acné y déjalo actuar durante 30 minutos.
  • Pasado este tiempo, enjuaga con agua tibia y seca con un paño suave.
  • Repite su uso todos los días hasta mejorar el aspecto de tu piel.

3. Vinagre de manzana

vinagre de manzana

El vinagre de manzana orgánico es uno de los mejores tratamientos naturales para las pieles con acné quístico.

Sus ácidos naturales ayudan a regular el pH cutáneo y, a su vez, disminuyen el exceso de producción de grasa y las bacterias.

¿Cómo utilizarlo?

  • Combina partes iguales de vinagre de manzana con agua y frótalo sobre los granos de acné con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Úsalo todos los días, dos veces al día.

4. Aloe vera

La aplicación diaria de aloe vera en la piel ayuda a acelerar su recuperación ante casos de acné y, de paso, previene la aparición de cicatrices, manchas o arrugas.

Esta planta tiene propiedades hidratantes y antioxidantes que estimulan el trabajo celular para una regeneración óptima.

¿Cómo utilizarlo?

  • Extrae el gel de una hoja de aloe vera y aplícalo por todas las áreas de la piel afectadas.
  • Deja que se seque durante 30 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Repite el tratamiento todas las noches antes de ir a dormir.

5. Cúrcuma

Cúrcuma

La cúrcuma tiene propiedades antibacterianas y antioxidantes que pueden ayudar en el tratamiento del acné crónico.

Su aplicación externa reduce la presencia de impurezas en los poros y desinflama los granos para hacerlos menos notorios.

¿Cómo utilizarla?

  • Humedece un poco de cúrcuma en polvo con agua o aceite de sésamo y, tras obtener una pasta, frótala hasta cubrir las zonas afectadas.
  • Deja que actúe 30 minutos y enjuaga.
  • Repite el tratamiento, por lo menos, 3 veces a la semana.

Te recomendamos leer: 3 jugos antioxidantes para combatir el envejecimiento prematuro

6. Aspirina

Aunque hemos limitado el uso de las aspirinas al tratamiento de los dolores, este medicamento tiene interesantes beneficios para la piel.

Su alta concentración de ácido salicílico ayuda a disminuir el acné y, de paso, brinda un efecto protector contra las toxinas y rayos del sol.

Su uso externo remueve las células muertas, calma la inflamación y equilibra la actividad de las glándulas sebáceas.

¿Cómo utilizarla?

  • Tritura varias aspirinas y humedécelas con agua o un poco de jugo de limón.
  • Frota el producto sobre los granos de acné y déjalo actuar 30 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y repite su aplicación 3 veces a la semana.
  • Asegúrate de usarlo solo en horas de la noche para evitar efectos secundarios indeseados por el contacto con la luz solar.

¿El acné se ha convertido en tu peor pesadilla? Elige cualquiera de estos remedios naturales y agrégalo en tu rutina de belleza para combatir esta condición.

Evita mezclar varios tratamientos al mismo tiempo para no correr el riesgo de presentar reacciones adversas.

 

Te puede gustar