6 remedios naturales contra las náuseas por altura

Okairy Zuñiga·
17 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
17 Agosto, 2020
Una correcta hidratación es fundamental para evitar las náuseas por mal de altura. Si optamos jugos naturales obtendremos además otros beneficios, como un extra de energía para afrontar la subida
 

La falta de adaptación del organismo a las alturas se conoce como el “mal de montaña” o “mal de altura”. Este problema presenta distintos síntomas, pero el más importante son las náuseas por altura.

De acuerdo con el Dr. Andrew M. Luks, “a medida que aumenta la altitud disminuye la presión atmosférica, de modo que el aire se vuelve menos denso y, por ello, la cantidad de oxígeno disponible es menor”.

Las personas que viven en partes más bajas están acostumbradas a esas presiones. Por ello, cuando superan los 2500 de altura sobre el nivel del mar comienzan a padecer del “mal de montaña”. Cuanto más se suba, más aumentarán los síntomas en el cuerpo.

Síntomas del mal de altura

No en todas las personas se llega a manifestar el mal de altura, aunque sí suele suceder en la mayoría. Los síntomas pueden aparecer incluso después de algunas horas de haber empezado a ascender e intensificarse luego.

Algunos de los más frecuentes son los siguientes:

  • Pérdida de apetito.
  • Agitación exagerada.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Agotamiento físico o fatiga.
  • Trastornos digestivos, náuseas y vómitos.
  • Disnea súbita nocturna y trastorno del sueño.

Remedios para tratar las náuseas por altura

Ahora que sabes más sobre las náuseas por altura es momento de conocer alguno remedios para combatirlas. Toma nota y aplícalos para reducir las molestias:

1. Toma suficiente agua

 

La respiración se vuelve más lenta y profunda al empezar a experimentar una altitud mayor a la acostumbrada, por lo que también aumenta la deshidratación. Entonces, es necesario que tomes suficiente agua para mantenerte hidratado y combatir las náuseas por altura. También debes prestar atención a tu orina para asegurarte de que no hay cambios.

Recuerda que normalmente se deben consumir por lo menos 8 vasos de agua al día. En estos momentos es imprescindible que seas responsable con tu hidrataciónToma las previsiones necesarias para que no te falte agua para tomar al cambiar la altura.

Descubre: 7 maneras de tomar más agua

2. Limita el esfuerzo físico

Al encontrarte en alturas elevadas o que no son las habituales para el cuerpo, es necesario evitar la práctica de ejercicios y actividades de fuerza física, por muy ligeras que sean.

El gastar demasiada energía puede empeorar todos los síntomas. Incluso actividades sencillas, como caminar, si se hacen en exceso pueden ocasionar náuseas por altura. Otras prácticas, como saltar o correr, harán más intenso este malestar.

La mejor opción será limitar todo lo posible el esfuerzo físico para no padecer síntomas más intensos que deban ser controlados con medicamentos. Cuando los síntomas empiecen a aparecer mantén el reposo unos minutos.

3. Bebe jugos naturales

Para evitar las náuseas por altura son recomendables los jugos preparados con ingredientes naturales. Algunos ingredientes que deberías incluir son:

 

Mezcla cualquiera de estos ingredientes como prefieras y lograrás fortalecer el cuerpo no solo del mal de altura sino también de resfriados, fiebres, dolor de cabeza, etc. Además, estos batidos te dan la energía necesaria para enfrentar el ascenso de alturas.

4. Toma un poco de refresco de limón

Té de limón y jengibre
La propiedades del limón residen en su composición rica en vitamina C.

Uno de los métodos más utilizados para combatir o enfrentar el mal de altura es consumir refresco de limón, pues esta evita las náuseas por altura y los vómitos.

Es una buena opción preparar el refresco de forma natural a base del jugo de limón y agua mineral. Si te aburre el sabor del limón puedes combinarlo con otras frutas como el jengibre y el mango verde.

Lee también: Cómo evitar el malestar por altitud

5. Come alimentos ligeros y saludables

Evitar la comida chatarra o pesada y con demasiada grasa también será de ayuda para aliviar y disminuir los síntomas del mal de altura. Para evitar las náuseas por altura, lo mejor es que comas pequeñas porciones y de alimentos fáciles de digerir.

Cuidar la alimentación y mantener una dieta saludable y balanceada será igual de importante que consumir suficiente agua y tomar algunos remedios naturales que alivien los malestares.

 

6. Consumir jengibre

Jengibre
La raíz de jengibre es conocida por sus aplicaciones gastronómicas y medicinales. En general, mejora la calidad de la dieta por sus nutrientes.

Ingerir jengibre será de gran ayuda para aliviar las náuseas por altura. De hecho, es uno de los mejores remedios naturales para paliar este síntoma. Esto se debe a sus propiedades antieméticas, las cuales producen un aumento del tono y la motilidad gástrica, disminuyendo las molestias. 

Ingredientes

  • 20 gotas de infusión de jengibre.
  • ½ vaso de agua (100 ml).

Procedimiento

  • Se recomienda añadir 20 gotas de infusión de jengibre en medio vaso de agua y beberlo al sentir el malestar por el ascenso de altura.
  • Te aconsejamos utilizarlo e ingerirlo en líquido porque es la manera más rápida para que ayude al organismo a combatir los síntomas de mal de altura.
  • Puedes complementarlo con otros ingredientes efectivos como la miel o el limón.

Consejos para enfrentar el mal de altura

Hay maneras de evitar o prepararse para enfrentar el mal de altura y poder combatirlo de la mejor manera.

Para esto será necesario:

  • Duerme bien el día anterior.
  • Mientras subes o cambias de altura, hazlo con calma, para habituarte al clima y condiciones.
  • Descansa lo suficiente, sin tener demasiada agitación, al menos, durante las primeras horas.
  • Come liviano y no consumas bebidas alcohólicas.

La mejor manera de combatir el mal de altura es preparándote anteriormente para enfrentarlo. Toma en consideración estos remedios y evitarás que las náuseas por altura sean un problema.

 
  • Yacobucci, K. L. (2016). Natural Medicines. Journal of the Medical Library Association : JMLA. https://doi.org/10.3163/1536-5050.104.4.029
  • Elvin-Lewis, M. (2001). Should we be concerned about herbal remedies. Journal of Ethnopharmacology. https://doi.org/10.1016/S0378-8741(00)00394-9
  • Olson, G. (2015). Nausea and Vomiting. In Protocols for High-Risk Pregnancies: An Evidence-Based Approach: Sixth Edition. https://doi.org/10.1002/9781119001256.ch36
  • Svensen, R. (2015). Nausea. In Multidisciplinary Treatment of Colorectal Cancer: Staging – Treatment – Pathology – Palliation. https://doi.org/10.1007/978-3-319-06142-9_28