6 remedios naturales para calmar el dolor de pecho

El dolor en el pecho puede obedecer a infinidad de causas, por lo que siempre será conveniente acudir al especialista. Solo así podremos evitar posibles complicaciones y obtener el diagnóstico adecuado. Una vez descartados problemas de salud mayores, podrías probar la efectividad de alguno de estos 6 remedios naturales que ponemos a tu disposición en este artículo.

El dolor de pecho es un síntoma común. Se puede presentar como una punzada intensa, una sensación de presión o un dolor leve. Suele ocurrir por una reducción de la irrigación sanguínea debido a problemas cardíacos, digestivos y respiratorios.

Es frecuente entre aquellos que fuman o tienen el colesterol elevado. No obstante, cualquier persona podría padecerlo en algún momento, incluso cuando no existen antecedentes o factores de riesgo asociados.

Ante un evento así, lo mejor es acudir al médico de inmediato, para determinar su origen. Ello es de vital importancia si el dolor en el pecho fuera recurrente. Existen, no obstante, varios remedios naturales que podrían serte de ayuda una vez descartado que dicho dolor obedezca a algún problema grave de salud.

En esta oportunidad, queremos compartir contigo 6 remedios naturales con los que podrías paliar ese malestar. Toma papel y lápiz.

1. Remedio de ajo para paliar el dolor de pecho

dientes-ajo

El ajo contiene alicina. Esta sustancia mejora la salud cardiovascular. Su asimilación ayuda a reducir los niveles de colesterol. Como se sabe, este es un factor que suele guardar relación con los problemas circulatorios y el dolor de pecho.

Ingredientes

  • 1 ajo crudo
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Tritura un diente de ajo crudo.
  • Una vez que haya hervido el agua, echa el ajo previamente triturado.
  • Tapa la bebida resultante y deja reposar durante 5 minutos.
  • Por último, cuélala.

Cómo tomarlo

  • Ingiere la infusión de ajo 2 veces al día, a diario.

Si te interesa ampliar información, puedes leer también: Remedio casero de ajo y naranja para tratar las varices.

2. Cúrcuma

La cúrcuma destaca en la medicina alternativa por las propiedades que le confiere la curcumina. Esta sustancia activa reduce la oxidación de colesterol en las arterias y previene la formación de coágulos de sangre.

Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes ayudan a regular el flujo sanguíneo. Por tanto, contrarresta la sensación de fatiga y previene indirectamente, así, la aparición del dolor torácico.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)
  • 1 vaso de leche (200 ml)

Preparación

  • Echa la cúrcuma en un vaso de leche y ponla a hervir.
  • Deja que repose por varios minutos.

Cómo tomarla

  • Una vez que se haya enfriado, bebe la infusión a media mañana.
  • Haz lo mismo al menos 3 veces por semana.

3. Alfalfa, un excelente recurso contra el dolor de pecho

Alfalfa

La alfalfa es un remedio utilizado tradicionalmente para controlar el dolor de pecho. Favorece la reducción del colesterol alto y restablece, así, el flujo de la sangre hacia el corazón.

Entre otras cosas, sus vitaminas y minerales refuerzan el sistema inmunitario, lo que contribuye a la mejoría de posibles problemas al respirar.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de alfalfa (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a hervir el agua.
  • Cuando esté hirviendo, añade la alfalfa.
  • Transcurridos unos minutos, tapa la bebida y deja que repose 5 minutos.
  • Para terminar, cuélala.

Cómo tomarla

  • Ingiere la infusión a media mañana.
  • Tómala todos los días.

4. Semillas de alholva

Las semillas de alholva, también llamada fenogreco, son efectivas para conseguir una reducción del dolor de pecho. Ingerirla habitualmente es una manera de fomentar la salud cardiovascular. Debido a sus propiedades, disminuye el riesgo de padecer hipercolesterolemia y de presión alta.

También favorecen la digestión, por lo que ayuda a prevenir la gastritis y reduce el reflujo ácido.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de semillas de alholva (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte las semillas de alholva en una taza de agua.
  • Deja que hiervan durante 5 minutos.
  • Pasado este tiempo, deja que repose otros 10 minutos.
  • Finlamente, cuélala.

Cómo tomarlas

  • Toma la infusión en ayunas y antes de acostarte.
  • Repite, al menos, 3 veces por semana.

5. Pimienta de Cayena

Cayena

La pimienta de Cayena cuenta con una sustancia conocida como capsaicina, que le da su sabor picante y gran parte de sus propiedades medicinales. Actúa como reguladora del flujo sanguíneo y promueve la desinflamación.

Ingredientes

  • ¼ de cucharadita de pimienta de Cayena en polvo (1 g)
  • 1 vaso de leche (200 ml)

Preparación

  • Simplemente, echa la pimienta de Cayena en polvo con un vaso de leche caliente.

Cómo tomarla

  • Bebe el remedio a media mañana, 3 veces a la semana.

También, te podría interesar: Por qué deberíamos empezar a comer cayena hoy mismo

6. Albahaca

La albahaca es un remedio natural para controlar algunas de las afecciones que pueden originar dolor en el pecho. El magnesio que contiene mejora la circulación y previene problemas tan graves como puede ser una posible obstrucción.

Se recomienda para eliminar los residuos de colesterol que se acumulan en las paredes de los vasos sanguíneos. Ello contribuye, por extensión, a reducir el riesgo de hipertensión arterial.

Ingredientes

  • 1 cucharada de albahaca (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la albahaca en la cantidad de agua indicada cuando esté hirviendo.
  • Apaga el fuego y tapa.
  • Deja refrescar la bebida durante 10 minutos
  • Para finalizar, cuélala.

Modo de consumo

  • Toma 2 o 3 tazas de infusión al día.

Insistimos: Más allá de la utilidad de estos remedios naturales para calmar el dolor de pecho, es esencial determinar su causa.

Cierto es que el dolor de pecho no siempre es señal de que algo grave nos pasa. Pero, ante la duda, siempre hay que consultar con el médico. Pues, en ocasiones alerta sobre la existencia de problemas de salud que requieren ser atendidos de forma inmediata.