6 remedios naturales para tratar las uñas infectadas

El jugo de cebolla tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias que pueden contrarrestar el dolor provocado por uñas encarnadas. Su aplicación diaria podría evitar también las infecciones causadas por hongos.

Las uñas pueden verse afectadas por una serie de condiciones que podrían llegar a ser bastante incómodas e, incluso, dolorosas.

No solo están expuestas a la influencia perniciosa de los factores medioambientales, sino que pueden sufrir traumatismos. Un mal corte o el uso de calzado demasiado ajustado, en el caso de las uñas de los pies, podrían hacer que la uña se encarnara. Esto suele ser causa de inflamación y enrojecimiento de la carne que se encuentra alrededor.

No tratarla podría derivar en una infección cuyos síntomas podrían ir desde el endurecimiento de la zona adyacente hasta el quiebre de la uña afectada. Antes, se suele padecer de dolores y la uña podría empezar a dar muestras de debilidad.

Por fortuna, existen los remedios naturales. En este artículo, te comentamos de 6 que, a la vez que aceleran la recuperación, alivian el dolor que provocan las uñas encarnadas.

1. Vinagre de manzana

vinagre de manzana

El vinagre de manzana contiene nutrientes y agentes antibacterianos que lo convierten en un recurso útil para combatir algunas enfermedades.

Su acción antibiótica combate la infección que muchas veces traen asociadas las uñas encarnadas. De ahí que acelere la recuperación de las zonas afectadas y reduce las probabilidades de que la infección vaya a más.

¿Te interesa saber sobre otras posibles aplicaciones del vinagre de manzana? Entonces, te recomendamos leer: Beneficios de usar vinagre de manzana para lavar el rostro.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)
  • 1 mota de algodón

Aplicación

  • Sumerge el algodón en el vinagre de manzana.
  • Frótalo sobre el área afectada.
  • Repite la misma operación varias veces al día. Pronto verás cómo mejoras.

2. Vicks VapoRub

Este popular ungüento utilizado para aliviar los síntomas de afecciones respiratorias, también es útil para tratar las uñas infectadas.

Aplicación

  • Toma una pequeña cantidad de la pomada y frótala sobre la uña afectada.
  • Cúbrela con un vendaje o unas medias o calcetines.
  • Deja actuar toda la noche.
  • Aplícatela todos los días hasta que encuentres alivio.

3. Ajo

Beneficios del ajo

Considerado como el antibiótico natural más poderoso, el ajo contribuye a contrarrestar las afecciones de las uñas.

Tiene la capacidad de combatir las infecciones y los hongos. Por tanto, también contribuye a evitar que se debilite la uña afectada.

El azufre que contiene favorece la estructura de la uña y contribuye a prevenir su quiebre.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 1 venda

Aplicación

  • Tritura el ajo hasta obtener una pasta.
  • Aplícala sobre la uña afectada.
  • Cubre con la venda.
  • Deja actuar toda la noche y repite la noche siguiente.

4. Baño con sales

Sumergir los pies en una tina con agua tibia y sales tiene un efecto calmante sobre la zona dañada. Reduce el dolor y la inflamación.

En casos extremos, podría contribuir también a ablandar la piel para facilitar la remoción de la uña.

 Ingredientes

  • ½ taza de sales (125 g)
  • 2 litros de agua
  • 1 mota de algodón
  • Alcohol
  • 1 lima metálica

Aplicación

  • Calienta el agua hasta que llegue a una temperatura soportable para los pies y añade las sales.
  • Sumerge los pies durante 15 minutos o 20 minutos.
  • Pasado ese tiempo, seca el pie y, con cuidado, levanta la punta de la uña enterrada utilizando la lima metálica.
  • Coloca el pedazo de algodón impregnado con alcohol, de tal forma que la uña quede separada de la piel en la que está encarnada.
  • Repite este mismo procedimiento cada día hasta que puedas cortarla.

5. Jugo de cebolla

Cebolla cancer

Las propiedades antibióticas y antiinflamatorias del jugo de cebolla pueden ser de gran provecho en el tratamiento de esta condición.

Su aplicación directa reduce la presencia de patógenos. Previene, así, posibles infecciones que puedan agravar el problema.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 1 mota de algodón

Aplicación

  • Extrae el zumo de la cebolla.
  • Aplica con ayuda del algodón en la zona afectada.
  • También podrías frotarlo de forma directa en la uña.
  • Si lo usas todos los días, evitarás infecciones y que se desarrollen hongos.

Si te interesa leer sobre otras aplicaciones de la cebolla, te recomendamos la lectura de 10 beneficios poco conocidos de la cebolla.

6. Limón

El zumo de limón tiene increíbles propiedades antisépticas que aceleran la recuperación de la piel infectada y de las uñas.

Su aplicación podría contrarrestar la debilidad de la uña. Y, en los casos más severos, podría ser usado para ablandar la zona afectada con vistas a la extracción de la uña encarnada.

Ingredientes

  • ½ limón
  • 1 mota de algodón

Aplicación

  • Humedece el algodón con el zumo de limón.
  • Frótalo sobre la uña durante un par de minutos.
  • Puedes fijarlo con un vendaje para que actúe durante varias horas.
  • O, en su lugar, repetir el mismo procedimiento varias veces al día.

Para concluir, recuerda que es importante evitar el uso de calzado muy ajustado. Inclusive, tal vez necesites usar otro tipo de calzado.

Asimismo, debes mantener tus uñas limpias y recortadas. Y, no olvides secar bien los pies tras el baño.

Champoon, R.H. (ed.). (1998). Texbook of dermatology. San Diego: CMEA Multimedia Group. De Becker, D.A.R. (1994). What do beau’s line mean? London: Elsevier. Veer, P.; Patwardhan, N.S., and Damle, A.S. (2007). “Study of onychomycosis: prevailing fungi and pattern of infection”, Indian J. Med Microbiol, 25 (1): 53-56.