6 remedios naturales que te ayudarán a relajar los nervios

Antes de recurrir a fármacos que pueden provocar efectos secundarios, para calmar los nervios y favorecer la relajación podemos optar por diferentes remedios e infusiones naturales

La vida moderna está llena de situaciones complejas que muchos no saben cómo controlar e, inevitablemente, alteran los nervios.

Cuando los problemas o la rutina diaria se vuelven abrumados, sobreviene el colapso o la crisis nerviosa, como asegura el doctor Daniel Hall-Flavin, de Clinica Mayo.

Este descontrol es un estado de excitación que puede provocar agitación física y mental, sudoración, taquicardias y otros incómodos síntomas que tienden a empeorar si no se atienden.

Por suerte, existen muchos remedios naturales cuyas propiedades actúan sobre el sistema nervioso para lograr un estado de relajación y tranquilidad.

En esta oportunidad queremos compartir los 6 mejores para que no dudes en probarlos cuando los nervios te aquejen.

1. Infusión de tila

Tila

La infusión de tila es uno de los remedios más recomendados para las personas que sufren de nervios y ansiedad.

Esta planta tiene propiedades relajantes que contribuyen a equilibrar el sistema nervioso y la tensión física.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de tila (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la cucharada de hojas de tila.
  • Deja que repose durante 10 minutos a temperatura ambiente y consúmela.
  • Toma hasta dos tazas al día.

Ver también: El incienso contra la ansiedad y la depresión

2. Infusión de valeriana

Los extractos de la valeriana se han valorado desde la antigüedad como uno de los mejores relajantes del sistema nervioso.

Sus compuestos activos ayudan a reducir el estrés, controlar los ataques de nervios y a conciliar el sueño cuando se padecen problemas como el insomnio.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de valeriana (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Incorpora una cucharadita de valeriana en una taza de agua hirviendo y espera que repose de 5 a 10 minutos.
  • Pásala por un colador y consúmela a sorbos.
  • Toma dos o tres tazas al día.

3. Agua de lechuga

Té de hojas de lechuga

Tanto la ensalada como el agua de hojas de lechuga es útil para tranquilizar los nervios y mejorar la calidad de sueño.

Este alimento es rico en sustancias naturales de acción sedante y somnífera, por lo que es ideal para aquellos que sufren constantes episodios de nerviosismo.

Lee también 3 wraps de lechuga, fruta y hortaliza

Ingredientes

  • 6 hojas de lechuga fresca
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararla?

  • Pon las hojas de lechuga fresca en un litro de agua y déjalos cocinar a fuego bajo durante 5 minutos.
  • Pasado este tiempo, retíralo, espera a que alcance una temperatura soportable y consúmelo 3 veces al día.

4. Mejorana

La infusión de mejorana es ideal para aplacar los nervios y las jaquecas asociadas a este desequilibrio emocional.

Su ingesta controla la ansiedad, ayuda a conciliar el sueño y abre el apetito en aquellos que sufren de inapetencia.

Ingredientes

  • 1 cucharada de mejorana fresca (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Incorpora la mejorana fresca en una taza de agua hirviendo, tápala y deja que repose durante 15 minutos.
  • Cuélala y consúmela ante las primeras señales de ansiedad o nervios.

5. Té verde

Té verde

Considerado como una de las bebidas más saludables, el té verde también es un buen aliado contra la ansiedad y los nervios.

Contiene un aminoácido esencial llamada L-teanina que contribuye a estabilizar la frecuencia cardíaca y la presión arterial, a la vez que disminuye la tensión y mejora la capacidad de concentración.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de té verde (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Pon la cucharadita de té verde en una taza de agua hirviendo y déjalo reposar 10 minutos.
  • Pásalo por un colador y consúmelo.
  • Toma máximo dos tazas al día.

Te recomendamos leer: 5 trucos para mejorar la concentración

6. Lavanda

El delicioso aroma de la lavanda es un gran relajante para aquellos que padecen estrés, ansiedad y nerviosismo.

La lavanda es un ansiolítico natural que ayuda a disminuir la tensión y equilibra la actividad del sistema nervioso.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de lavanda seca (20 g)
  • 1 litro de agua
  • El jugo de un limón (opcional)

¿Cómo prepararla?

  • Pon a hervir el litro de agua y, cuando rompa en ebullición, incorpora las dos cucharadas de lavanda seca.
  • Deja que repose de 10 a 15 minutos y, si gustas, agrégale el jugo de un limón.
  • Toma 2 o 3 vasos al día.

¿Te aquejan los nervios de forma recurrente?

Anímate a probar alguno de los remedios mencionados y comprueba que son una gran ayuda para relajar el cuerpo y la mente.