6 remedios naturales para la tos en niños

La tos es uno de los mecanismos de defensa que tiene nuestro cuerpo para expulsar las secreciones de nuestra garganta, fosas nasales y pulmones.

La tos es un reflejo natural de nuestro cuerpo, encargado de mantener nuestra garganta y fosas nasales despejadas, y suele ser un síntoma común de:

En el caso de los niños, la tos puede llegar a durar entre siete días a tres semanas. Sin embargo, si no es manejada correctamente puede llegar agravarse con el tiempo, haciéndole sentir:

  • Dolor en el pecho
  • Ardor y resequedad en la garganta
  • Dolor de cabeza
  • Malestar general
  • Entre otros

Aliviar la tos en los niños puede llegar a ser muy sencillo si utilizas remedios con sabores agradables que ellos no puedan rechazar. Si deseas saber cómo aliviar la tos naturalmente y de manera definitiva, te invitamos a continuar leyendo este artículo.

1. La miel es muy efectiva para tratar la tos

Miel tos

Todos sabemos que la miel tiene una gran cantidad de propiedades antibacterianas, antinflamatorias y antioxidantes, además es depurativa y está llena de minerales y vitaminas.

Todas estas características la hacen una excelente alternativa medicinal para nuestra salud, y aún más, cuando se trata de curar la tos.

Para lograr que tus hijos absorban todos sus beneficios te recomendamos:

Ingredientes

  • 2 cucharadas (20 ml) de miel pura
  • 1 vaso (200ml) de leche

Preparación

  • Verter el vaso de leche en una olla y dejarlo hervir durante 5 minutos.
  • Agregar las dos cucharadas de miel pura.
  • Dejar reposar, al menos, 10 minutos.

Modo de consumo

Para ver los resultados rápidamente, esta mezcla debe beberse todas las noches antes de dormir durante 5 días.

Te recomendamos leer: 8 usos desconocidos de la miel

2. El caldo de pollo

El caldo de pollo, además de ser una comida agradable para los pequeños de la casa, es capaz de ayudar a acelerar el proceso de recuperación de nuestro cuerpo gracias a sus altos niveles de hierro y zinc.

Para hacer el caldo de pollo perfecto para la tos de nuestros niños necesitarás:

Ingredientes

  • 2 piernas de pollo (400 gramos)
  • 1 cebolla (30 gramos)
  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de sal (5 gramos)
  • 2 tallos de apio (200 gramos)

Preparación

  • Trocear la cebolla y el apio en cuadros pequeños, y verterlos en una olla grande.
  • Agregar el litro de agua y ponerlo a fuego rápido, dejar hervir.
  • Una vez haya hervido el agua, agregar las 2 piernas de pollo.
  • Dejar cocinar durante, al menos, 45 minutos.
  • Agregar las 2 cucharadas de sal.
  • Servir al gusto.

Modo de consumo

Te recomendamos darle este caldo a tu hijo los primeros 3 días; de esa manera evitarás que se agrave su tos y se curará mucho más rápido.

3. El chocolate caliente

chocolate tos

Siempre que nos enfermamos buscamos la solución en medicamentos, pero cuando se trata de los pequeños de la casa es un poco más complicado.

Los medicamentos no siempre garantizan el efecto deseado, y aveces complican aún más la situación.

Pero, esto no pasará con el chocolate. Aunque no lo creas, el chocolate tiene la capacidad de aliviar rápidamente los síntomas de gripe y tos persistentes. 

Ingredientes

  • 200 gramos de chocolate para taza en polvo
  • 2 vasos de leche (400 ml)
  • 3 cucharadas de azúcar (50 gramos)
  • 1 cucharadita de canela (10 gramos)

Preparación

  • Verter los dos vasos de leche en una olla junto con el chocolate, el azúcar y la canela.
  • Remover los ingredientes hasta que se mezclen perfectamente.
  • Dejar hervir durante, al menos, 10 minutos.

Modo de consumo

Recomendamos beber el chocolate caliente entre 2 y 3 veces al día, durante 4 días.

4. Un baño caliente

Los baños de agua caliente generan mucho vapor, lo que te ayudará a suavizar las vías respiratorias y expulsar la flema que se encuentre en los pulmones y la garganta de tu hijo.

Por esta razón, te sugerimos darle al menos 2 baños de agua caliente a tu niño durante el día.

Te recomendamos leer: Remedios naturales para limpiar los pulmones

5. El té de jengibre

te de jengibre tos

También conocido como kion o quion, el jengibre es una raíz proveniente del Oriente, y ha sido utilizado desde la antigüedad de forma medicinal por sus propiedades antihistamínicas y descongestionantes.

Para que tu hijo absorba correctamente estas propiedades, solo necesitarás:

Ingredientes

  • 3 raíz de jengibre (300 gramos)
  • 2 vasos de agua (400 ml)
  • 1 cucharada de miel (10 ml)
  • 1 limón (30 gramos)

Preparación

  • Cortar el jengibre en rebanadas e insertarlas dentro de una olla.
  • Agregar el agua y dejar hervir a fuego lento durante 30 minutos.
  • Dejar reposar durante al menos 20 minutos.
  • Colarlo dentro de una jarra.
  • Exprimir el limón.
  • Añadir la miel y el zumo del limón a la jarra.

Modo de consumo

Te sugerimos darle de beber a tu hijo este té entre 4 y 5 veces al día durante, al menos, 4 días.

También te puede interesar: 9 remedios herbales contra problemas respiratorios

6. El agua y la tos

El agua es el mejor amigo para todos aquellos que sufren de tos, pues mantiene la garganta lubricada y humectada.  Te recomendamos dar de beber a tu hijo entre 8 y 9 vasos (2 litros) de agua diariamente.

Aplicando todos estos remedios no solo serás capaz de aliviar notablemente los síntomas de tu hijo, también eliminarás por completo la tos.

Sin embargo, si has probado con todos ellos y ninguno ha dado resultado, te recomendamos ir con tu médico de confianza quien le recetará los medicamentos necesarios para su condición.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar