Remedios naturales para el tratamiento de la calvicie

Francisco María García·
06 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva al
21 Mayo, 2019
Según creencias populares, algunos remedios naturales podrían ayudar a evitar la caída del cabello o bien, prevenir o retrasar la calvicie.
 

Hay diferentes tipos de pérdida de cabello y cada una de ellas puede presentarse por diferentes motivos. Por ejemplo, a veces la caída del cabello ocurre simplemente por el cambio de estación y otras, por el paso de los años. Sin embargo, otras veces la caída es muy pronunciada y está relacionada con la calvicie.

A continuación te comentaremos más acerca de la calvicie, su tratamiento y qué puedes hacer en casa al respecto. ¿Empezamos? ¡Toma nota de todo lo que vamos a revelarte!

¿La pérdida de pelo y la calvicie son lo mismo?

Como veníamos comentando anteriormente, es normal perder a diario cierta cantidad de cabello (entre 50 y 150 cabellos al día) y que con el cambio de estaciones (sobre todo en otoño) esto se acentúe un poco, temporalmente. Sin embargo, cuando se mantiene en el tiempo, puede ser un signo de calvicie o alopecia.

La caída del cabello tiene diversas causas.

La Dra. Wendy S. Levinbook, experta en el área de dermatología, explica lo siguiente al respecto:

«La pérdida de pelo, también denominada alopecia, puede producirse en cualquier parte del cuerpo. Si ocurre en el cuero cabelludo, se denomina calvicie. La pérdida de pelo es a menudo motivo de gran preocupación por razones estéticas, pero también puede ser signo de un trastorno orgánico (sistémico)».

 

Por lo tanto, entendemos que la calvicie viene a ser la caída de cabello drástica. Se suele decir que está estrechamente relacionada con los antecedentes familiares y el estrés. Sin embargo, se ha observado que hay otros factores que inciden en su aparición.

De hecho, los expertos en salud indican que las causas de la calvicie son muy diversas. Algunas de ellas son:

  • Estrés.
  • Herencia.
  • Problemas de salud.
  • Déficits nutricionales. 
  • Alteraciones hormonales.
  • Ciertos tratamientos capilares.
  • Consumo regular de ciertos medicamentos.
  • Tratamientos muy invasivos, como la quimioterapia.

Mayormente, la calvicie se manifiesta como entradas y zonas calvas en los hombres y disminución de la cantidad de cabello en las mujeres, o un afinamiento del pelo. Suele comenzar a los 30 o 40 años de edad.

Leer también Mitos sobre la pérdida de cabello

¿Cómo evitar la caída del cabello?

No todas las causas de la caída del cabello son prevenibles. Sin embargo, los buenos hábitos pueden ayudar a evitarla en varios casos. Para ello, te recomendamos lo siguiente:

  • Mantén una dieta equilibrada.
  • Evita usar a menudo peinados apretados, como trenzas, rodetes o colas de caballo.
  • Evita retorcer, tirar o frotar el cabello con fuerza.
  • No desenredes el cabello tirando con fuerza del cepillo o el peine. Trata tu cabello con suavidad al lavarlo y peinarlo, no realices movimientos bruscos y hazte masajes al aplicarte productos.
 
  • Evita los tratamientos capilares agresivos, como los rizadores, tratamientos con aceite caliente y permanentes.
  • Evita el uso regular de planchas, secadores de cabello y afines.
  • Procura aplicar técnicas para gestionar el estrés y la tensión emocional.

Tratamiento para la calvicie

Cuando la pérdida de cabello es firme, en realidad, no hay muchos tratamientos que tengan una completa eficacia. Aunque se publicitan champús, vitaminas, cremas y acondicionadores, no se ha probado su eficacia científicamente. Por lo tanto, no hay una única medida o tratamiento que sea 100 % eficaz.

Debes saber que hay opciones cosméticas y quirúrgicas para la falta de cabello. Entre ellas se encuentran:

  • Cirugía capilar.
  • Tratamiento láser.
  • Injertos de fibras capilares que cubren las zonas calvas.
  • Uso de pelucas sintéticas o de cabello humano, postizos o extensiones.

Transplante de cabello

El trasplante de pelo consiste en trasladar cuero cabelludo desde la parte posterior de la cabeza a la frontal, o a otras zonas más despobladas. Con el trasplante se puede aprovechar al máximo el cabello que queda.

El cirujano extrae pequeños parches de piel de la parte posterior o de los lados del cuero cabelludo, cada uno con algunos pocos cabellos con sus folículos pilosos. Luego, el cirujano implanta esa piel en las partes calvas del cuero cabelludo.

Debido a que los injertos tienen folículos pilosos activos, los pelos trasplantados crecen en las zonas que antes eran calvas.

 

Remedios caseros contra la calvicie

Hay muchos trucos caseros para frenar la caída del cabello. Aunque no hay suficientes pruebas científicas que los avalen, de acuerdo con la sabiduría popular podrían ser de utilidad en algunos casos. Por ejemplo, durante el otoño.

En caso de que tu problema sea muy pronunciado, lo más recomendable es que consultes con tu médico qué es lo mejor que puedes hacer antes de probar algún remedio.

Aceites naturales

Muchas personas recurren al uso de aceites naturales para brindarle a su cabello un extra de nutrición e hidratación, a la vez que combaten la caída del cabello. El más popular de todos es el aceite de ricino, aunque también se suele emplear a menudo el aceite de romero.

Loción contra la caída del cabello

Ajo, limón y cebolla

La mezcla de ajo, limón y cebolla busca aprovechar los antioxidantes de estos ingredientes para brindarle un extra de nutrición al cabello. Sin embargo, hay que tener cuidado al usarla porque puede resultar irritante en las pieles más sensibles. Por otra parte, se puede considerar añadir un poco de miel a la mezcla para suavizarla un poco.

Ingredientes

 
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • El jugo de 1 limón.
  • Opcional: miel.

Procedimiento

  1. Prepara el jugo de limón.
  2. Corta la cebolla en cuadritos.
  3. Pela y corta el ajo en láminas.
  4. Mezcla todo en la licuadora.
  5. Aplica la mezcla sobre cuero cabelludo.
  6. Deja actuar unos minutos.
  7. Enjuaga con agua y champú.

Aloe vera

Gel de aloe vera para la alergia por el calor
Algunos estudios asocian las propiedades del aloe vera con la disminución de los síntomas de las alergias. En general, ayuda a refrescar.

El aloe vera es una planta a la que se le suelen atribuir diversas propiedades. En este caso, destacamos sus propiedades hidratantes y cicatrizantes, que podrían ser útiles a la hora de cuidar el cuero cabelludo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g).
  • Agua (la cantidad necesaria).

Procedimiento

  1. En un bol, mezcla bien ambos ingredientes.
  2. Aplica sobre el cabello y deja actuar unos 10 minutos, aproximadamente.
  3. Enjuaga.

Descubre: 6 remedios caseros fabulosos a base de penca de sábila

Té verde

Se cree que aplicarse regularmente té verde sobre el cabello, se podría evitar la caída del cabello y la calvicie. Esto se debe a que el té verde es una bebida rica en antioxidantes. 

Para aprovecharlo, solo habría que preparar una o dos tazas de té verde, esperar a que se entibien y aplicarlas sobre toda la cabeza, con el cabello seco, antes de lavarlo como de costumbre.

 

También es posible elaborar mascarillas con té verde y otros tratamientos caseros similares, con otros ingredientes ricos en antioxidantes, como las frutas.

Leche de coco y zanahoria

Leche de coco sobre una toalla

La mezcla de leche de coco y zanahoria vendría a ser un alimento capilar que promovería el crecimiento de nuevos cabellos. Para aprovecharlo como complemento del tratamiento para la calvicie, sigue las siguientes instrucciones.

Ingredientes

  • 2 zanahorias.
  • 1 vaso de leche de coco (250 ml).

Procedimiento

  1. Pela las zanahorias y córtalas en rodajas.
  2. Procesa todo en la licuadora.
  3. Aplica sobre el cabello, deja actuar media hora y enjuaga.

Descubre: Caída del cabello por estrés: descubre estos aceites esenciales

¿Qué más puedes hacer?

Si decides aplicarte alguno de estos remedios como complemento del tratamiento para la calvicie, ten en cuenta que no existe evidencia de que cumplan lo que prometen de la noche a la mañana. Debes tener paciencia y, a la par que te los aplicas, mantener buenos hábitos de vida.

Si tus inquietudes persisten, conversa con tu médico acerca de las posibles causas de tu problema y cuáles pueden ser las opciones de tratamiento más adecuadas. El profesional siempre te indicará la mejor opción para ti.