6 remedios para combatir el herpes en niños

Daniela Castro 2 septiembre, 2018
El herpes en niños no suele causar graves complicaciones; de hecho, algunos remedios de origen natural pueden ayudar a aliviar los síntomas y acelerar su recuperación.

El herpes en niños se caracteriza por la aparición de unas pequeñas úlceras o llagas alrededor de la boca. Aunque es una infección muy común debido a su alto grado de contagio, casi siempre suele preocupar a los padres, sobre todo cuando se acompaña con otras molestias.

Se desarrolla por el ataque del virus del herpes simple tipo 1, cuyas vías de transmisión son la saliva, el contacto piel con piel o la manipulación de un objeto contaminado. A veces se da por el virus del herpes simple tipo 2, pero este último afecta con más frecuencia la zona genital.

Por desgracia, no existe una cura definitiva contra el virus y este queda alojado en las células de los ganglios nerviosos sensitivos, inclusive si no hay síntomas. Debido a esto, un nuevo brote se puede reactivar en situaciones de estrés, defensas bajas u otras enfermedades.

¿Cómo reconocer el herpes en niños? ¿Qué hacer para combatirlo? Entendiendo la importancia de resolver estos interrogantes, a continuación queremos compartir sus principales síntomas y algunos remedios que ayudan en su tratamiento.

Síntomas del herpes en niños

Herpes labial en niños.

El proceso de infección por herpes en niños dura entre 10 y 14 días, tiempo que requieren las llagas para madurar, romperse y formar costras. Después de esta última etapa, se desprenden unas partículas de células muertas que no dejan marcas ni cicatrices.

Los síntomas para reconocer esta infección incluyen:

  • Enrojecimiento en la zona afectada
  • Irritación y comezón
  • Úlceras o ampollas rellenas de líquido
  • Sensibilidad al tacto
  • Sequedad de la piel y costras (en sus etapas finales)
  • Fiebre moderada
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Dolor de garganta

Lee este artículo: Cómo mejorar el sistema inmune en los niños

Remedios para tratar el herpes en niños

La aparición de herpes en niños no suele ser un motivo de urgencias pediátricas. Sin embargo, a veces es necesaria la intervención de un médico para recibir la receta de medicamentos antivirales. En general, algunos remedios caseros pueden ayudar a su recuperación. ¡Apunta!

1. Cubos de hielo

La piel que sufre herpes aumenta de temperatura y produce malestares como el ardor y picor. Por eso, para minimizar las molestias mientras trascurre la infección, una buena opción es utilizar cubitos de hielo.

¿Qué debes hacer?

  • Envuelve varios cubos de hielo en un paño de algodón y aplícalos en el contorno de los labios del niño.
  • Déjalo actuar por lo menos 10 minutos y, si es necesario, repite su uso varias veces al día.

2. Hipérico

La infusión de hipérico tiene propiedades antivirales que ayudan a la recuperación del herpes en niños, minimizando el riesgo de contagio. Además, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, favorece la eliminación de las ampollas.

¿Qué debes hacer?

  • Sumerge un trozo de algodón en infusión de hipérico y aplícalo sobre las áreas afectadas.
  • Déjalo actuar 5 minutos y repite su uso 2 o 3 veces al día.

3. Hojas de col

Los cataplasmas con hojas de col son refrescantes cuando las úlceras de herpes producen ardor. Debido a sus propiedades, también protegen la piel lesionada y aceleran su proceso de cicatrización.

¿Qué debes hacer?

  • Machaca varias hojas de col y aplícalas sobre las partes afectadas de la piel del niño.
  • Deja que actúe 5 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso 2 veces al día.

4. Leche

Un poco de leche fresca puede disminuir las molestias causadas por el herpes en niños. Sus nutrientes favorecen la regeneración de los tejidos, disminuyendo las úlceras. También evitan la comezón y el ardor.

¿Qué debes hacer?

  • Sumerge un trozo de algodón en leche fresca.
  • A continuación, aplícalo como compresa sobre la parte afectada de la piel.
  • Presiónalo un poco y déjalo actuar 10 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite su uso 3 veces al día.

5. Arcilla

Las propiedades medicinales de la arcilla se pueden aprovechar como parte del tratamiento del herpes en niños. Dado que actúa como antiinflamatorio y calmante, es ideal para eliminar las úlceras y el ardor ocasionados por esta infección.

¿Lo sabías? Conoce los 14 usos medicinales de la arcilla

¿Qué debes hacer?

  • Humedece un poco de arcilla blanca o verde con agua tibia.
  • Luego, tras obtener una pasta espesa, aplícala en la zona afectada.
  • Déjala actuar hasta que el malestar desaparezca.
  • Por último, enjuaga con abundante agua.
  • Repite su uso si lo consideras necesario.

6. Caléndula

Los lavados con infusión de flores de caléndula brindan un efecto protector sobre la piel, acelerando la maduración de las llagas del herpes. Gracias a sus compuestos antivirales y antiinflamatorios, contribuye al control de esta enfermedad infecciosa.

¿Qué debes hacer?

  • Enjuaga la piel del niño con infusión de flores de caléndula.
  • Repite su aplicación 2 veces al día.

Finalmente…

Si las lesiones del herpes en niños empeoran o no muestran una mejoría, consulta cuanto antes al pediatra. También es importante acudir al médico en caso de fiebre alta, llanto prolongado o malestar general.

Te puede gustar