6 remedios útiles y naturales para bajar la fiebre sin medicamentos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 25 enero, 2019
Elena Martínez Blasco · 4 septiembre, 2018
Aunque estos remedios son muy efectivos para bajar la fiebre sin medicamentos también podemos complementarlos con estos para potenciar y combinar sus efectos beneficiosos.

Cuando el termómetro nos marca las primeras décimas es el momento de recurrir a algunos remedios para bajar la fiebre sin medicamentos. No obstante, siempre deberemos estar muy atentos para actuar si la temperatura sigue aumentando, ya que podría ser muy peligroso para nuestra salud.

En este artículo compartimos algunos remedios naturales, caseros y sencillos para controlar o reducir la fiebre leve o incluso como complemento a otras medidas médicas cuando la fiebre aumente. Podremos lograrlo con plantas medicinales o con las virtudes de la hidroterapia. 

Bajar la fiebre sin medicamentos

1. Jengibre y menta

Jengibre y menta para bajar la fiebre sin medicamentos.

En primer lugar, una solución para bajar la fiebre sin medicamentos son las plantas medicinales. Gracias a ellas podemos controlar la temperatura de nuestro cuerpo de manera suave, natural y efectiva. En este caso, proponemos el jengibre y la menta. A pesar de que sus efectos parecen contradictorios, ambas son muy útiles como detallamos a continuación:

  • Jengibre: Actúa sobre nuestro organismo al aumentar nuestra temperatura corporal. De este modo se activa la sudoración, en especial si lo complementamos con un buen abrigo o con algo de ejercicio. Al sudar, la temperatura baja con rapidez.
  • Menta: La menta, al contrario que el jengibre, nos refresca. De este modo también reducimos la temperatura de manera directa.

Podemos preparar infusiones de jengibre o menta, o bien combinarlas, y tomarlas hasta que se reduzca la fiebre. También podemos recurrir a los aceites esenciales, siempre y cuando sean de uso oral garantizado. Deberemos tomar la cantidad que indique el fabricante.

Lee: Infusión de menta y miel para calmar la irritación de la garganta

2. Frotaciones frías

La hidroterapia es el uso del agua a diferentes temperaturas con fines curativos. De este modo, estimulamos el organismo para lograr un efecto concreto de manera equilibrada y podemos bajar la fiebre sin medicamentos.

Los adultos pueden reducir la temperatura mediante la frotación de agua fría por todo el cuerpo:

  • Para hacer las frotaciones usaremos una toalla que escurriremos bien antes de pasarla sobre la piel.
  • Para que este método sea efectivo, deberemos abrigarnos de inmediato justo después.
  • Por lo tanto, las frotaciones durarán como máximo un minuto. Al entrar en calor, podremos repetir.

3. Calcetines fríos para niños

Pies cansados.

En el caso de los niños, como reaccionan más rápido, podemos optar por la aplicación del frío solo en la zona de los pies. Para ello deberemos usar varios tipos de calcetines largos del siguiente modo:

  • En primer lugar, les pondremos unos calcetines de algodón que mojaremos en agua fría.
  • Encima de estos les pondremos unos calcetines secos.
  • Por último, encima de todos les pondremos unos calcetines secos de lana o un material similar que caliente mucho.

4. Té de albahaca

El té de albahaca es eficaz para bajar la fiebre, podemos tomarlo también como complemento a los medicamentos que nos haya recetado nuestro médico.

La albahaca tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antiespasmódicas. Puedes realizar una infusión con algunas hojas de albahaca y agua hirviendo. Después de dejar reposar unos minutos, lo colamos y listo para tomar.

5. Guarda reposo

Mujer durmiendo.

La fiebre suele venir acompañada de malestar general y escalofríos. Por ello, lo mejor es guardar reposo hasta sentir alivio. El cuerpo necesita un extra de energía para poder luchar contra los microorganismos infecciosos que influyen en la aparición de la fiebre.

¿Lo sabías? Remedios caseros para controlar la fiebre

6. Homeopatía

Por último, compartimos también dos remedios homeopáticos para reducir la fiebre. Aunque se consideran medicamentos, se basan en ingredientes naturales. Sin embargo, conviene informarse antes sobre los efectos secundarios para la salud y las dosis recomendadas:

  • Belladona: Cuando la fiebre va acompañada de mucho sudor y la persona no tiene sed. Es ideal cuando la fiebre es brusca e intensa.
  • Acconitum: Este remedio se le da a quienes tienen fiebre alta pero tienen dificultad para sudar.

Tomaremos la homeopatía separada de las comidas, bebidas y cualquier tipo de sabor fuerte o mentolado (como el dentífrico o chicles). Repetiremos la toma a lo largo del día hasta reducir la fiebre.

Estos remedios pueden ayudarte a bajar la fiebre cuando es moderada. Sin embargo, es importante acudir al médico si la fibre es alta para que te ofrezca el medicamento adecuado.

  • Ahmad S, Rehman T, Abbasi WM. Effects of homoeopathic ultrahigh dilutions of Aconitum napellus on Baker’s yeast-induced fever in rabbits. J Integr Med. 2017;
  • Chong CY, Allen DM. Childhood fever. Singapore Medical Journal. 1996.
  • Mashhadi NS, Ghiasvand R, Askari G, Hariri M, Darvishi L, Mofid MR. Anti-oxidative and anti-inflammatory effects of ginger in health and physical activity: Review of current evidence. International Journal of Preventive Medicine. 2013.
  • Sánchez Govín E, Leal López IM, Fuentes Hernández L, Rodríguez Ferrada CA. Estudio farmacognóstico de Ocimum basilicum L. (albahaca blanca). Rev Cuba Farm. 2000;