6 remedios útiles y naturales para bajar la fiebre sin medicamentos

Aunque estos remedios son muy efectivos para bajar la fiebre sin medicamentos también podemos complementarlos con estos para potenciar y combinar sus efectos beneficiosos.

Cuando el termómetro nos marca las primeras décimas es el momento de recurrir a algunos remedios para bajar la fiebre sin medicamentos. No obstante, siempre deberemos estar muy atentos para actuar si la temperatura sigue aumentando, ya que podría ser muy peligroso para nuestra salud.

En este artículo compartimos algunos remedios naturales, caseros y sencillos para controlar o reducir la fiebre leve o incluso como complemento a otras medidas médicas cuando la fiebre aumente. Podremos lograrlo con plantas medicinales, arcilla, enemas o con las virtudes de la hidroterapia. 

Bajar la fiebre sin medicamentos

1. Jengibre y menta

Jengibre y menta para bajar la fiebre sin medicamentos

En primer lugar, una solución para bajar la fiebre sin medicamentos son las plantas medicinales. Gracias a ellas podemos controlar la temperatura de nuestro cuerpo de manera suave, natural y efectiva. En este caso, proponemos el jengibre y la menta. A pesar de que sus efectos parecen contradictorios, ambas son muy útiles como detallamos a continuación:

  • Jengibre: Actúa sobre nuestro organismo al aumentar nuestra temperatura corporal. De este modo se activa la sudoración, en especial si lo complementamos con un buen abrigo o con algo de ejercicio. Al sudar, la temperatura baja con rapidez.
  • Menta: La menta, al contrario que el jengibre, nos refresca. De este modo también reducimos la temperatura de manera directa.

Podemos preparar infusiones de jengibre o menta, o bien combinarlas, y tomarlas hasta que se reduzca la fiebre. También podemos recurrir a los aceites esenciales, siempre y cuando sean de uso oral garantizado. Deberemos tomar la cantidad que indique el fabricante.

Lee: Infusión de menta y miel para calmar la irritación de la garganta

2. Frotaciones frías

La hidroterapia es el uso del agua a diferentes temperaturas con fines curativos. De este modo estimulamos el organismo para lograr un efecto concreto de manera equilibrada y podemos bajar la fiebre sin medicamentos.

Los adultos pueden reducir la temperatura mediante la frotación de agua fría por todo el cuerpo:

  • Para hacer las frotaciones usaremos una toalla que escurriremos bien antes de pasarla sobre la piel.
  • Para que este método sea efectivo, deberemos abrigarnos de inmediato justo después.
  • Por lo tanto, las frotaciones durarán como máximo un minuto. Al entrar en calor, podremos repetir.

3. Calcetines fríos para niños

En el caso de los niños, como reaccionan más rápido, podemos optar por la aplicación del frío solo en la zona de los pies. Para ello deberemos usar varios tipos de calcetines largos del siguiente modo:

  • En primer lugar, les pondremos unos calcetines de algodón que mojaremos en agua fría.
  • Encima de estos les pondremos unos calcetines secos.
  • Por último, encima de todos les pondremos unos calcetines secos de lana o un material similar que caliente mucho.
  • Iremos repitiendo cada 10 0 15 minutos hasta que baje la fiebre.

4. Enemas

Un antiguo remedio para bajar la fiebre sin medicamentos y para mejorar muchas otras afecciones son los enemas o lavativas. Esta práctica es muy efectiva porque una gran cantidad de problemas de salud tienen alguna relación con el intestino.

El intestino nos permite eliminar las sustancias tóxicas de nuestro organismo pero también está muy relacionado con la temperatura del cuerpo y el sistema inmunitario. Por este motivo, con un enema logramos un resultado rápido. En especial, si sentimos que este órgano no está funcionando como debería.

5. Cataplasma de arcilla

Los cataplasmas de arcilla en el vientre nos permiten conseguir un efecto parecido al de los enemas pero desde el exterior. Al aplicar el barro, aportamos minerales y logramos un efecto antiinflamatorio.  También sacamos hacia fuera el exceso de calor tan habitual en esta zona.

  • Dejaremos actuar la arcilla, por lo menos, media hora. Lo ideal sería dejarla hasta que se seque o bien toda la noche.
  • Recordamos que tampoco debemos usar recipientes o utensilios de plástico o metal al manipular este ingrediente curativo.

¿Lo sabías? 6 usos medicinales de la arcilla que te gustará conocer

6. Homeopatía

Por último, compartimos también dos remedios homeopáticos para reducir la fiebre. Aunque se consideran medicamentos, se basan en ingredientes naturales y no tienen contraindicaciones ni efectos secundarios para la salud:

  • Belladona: Cuando la fiebre va acompañada de mucho sudor y la persona no tiene sed. Es ideal cuando la fiebre es brusca e intensa.
  • Acconitum: Este remedio se le da a quienes tienen fiebre alta pero tienen dificultad para sudar.

Tomaremos la homeopatía separada de las comidas, bebidas y cualquier tipo de sabor fuerte o mentolado (como el dentífrico o chicles). Repetiremos la toma a lo largo del día hasta reducir la fiebre.