6 repelentes libres de químicos tóxicos para combatir las hormigas

Daniela Castro · 29 enero, 2016
Si tenemos niños pequeños o mascotas es fundamental que evitemos el uso de químicos agresivos para librarnos de las hormigas

La mayoría de los hogares tienen que lidiar en algún momento con la invasión de hormigas en la cocina u otros espacios.

Estos pequeños insectos son muy difíciles de eliminar por completo, en especial cuando dentro de la casa existen elementos que las atraen. Los restos de alimentos, plantas y desechos son factores que pueden influir en su constante aparición.

Todos hemos buscado alguna vez productos que ayuden a repelerlas, pues casi siempre arruinan los alimentos o dañan el jardín.

Pero es recomendable ser conscientes de que la mayoría de los repelentes comerciales pueden afectar a la salud y dañar el medio ambiente.

A continuación queremos compartir contigo 6 alternativas 100% ecológicas para ahuyentar a estos insectos sin hacer uso de químicos tóxicos.

1. Limón

Limones

Muchos desconocían que algo tan común como el jugo de limón pudiera servir como alternativa a los repelentes químicos.

Los ácidos que contiene ayudan a alejar las hormigas invasoras del jardín y del interior de la casa.

Ingredientes

  • 1 limón
  • ½ litro de agua
  • 1 frasco con atomizador

¿Cómo prepararlo?

  • Exprime el zumo de limón y mézclalo con el medio litro de agua.
  • Vierte el líquido en una botella con atomizador y luego rocíalo en las zonas de la casa donde están las hormigas.
  • Lo puedes usar varias veces al día si lo consideras necesario.

Ver también: 10 usos del limón que demuestran que es imprescindible en el hogar

2. Posos de café

Está demostrado que esos restos de café que quedan en el colador tras preparar la bebida aún conservan muchas de sus propiedades.

Por esto, no es extraño que su reutilización en el hogar sirva como remedio ecológico para alejar las hormigas y otros insectos. Esto parece deberse a su penetrante olor, que molesta y repele a los bichos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de posos de café (20 g)
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararlo?

  • Mezcla las dos cucharadas de posos de café en un litro de agua y rocía el líquido por las áreas del hogar afectadas.
  • Úsalo como mínimo tres veces por semana.

3. Menta

Aceite esencial de menta

Las hojas de menta secas o su aceite esencial son alternativas muy interesantes para decirles adiós a estos bichos.

Su agradable aroma a nosotros nos encanta, pero repele a las hormigas e impide que entren al interior del hogar.

Ingredientes

  • 2 bolsitas de té de menta (4 g)
  • Aceite esencial de menta (opcional)

¿Cómo prepararlo?

  • Tras utilizar las bolsitas de té de menta, extrae las hojas del interior y espolvoréalas en los posibles puntos de entrada o en el jardín.
  • Otra alternativa es rociar un poco de aceite esencial de menta mezclado con agua.

4. Vinagre de manzana

El olor del vinagre es muy fuerte y se despide por las zonas invadidas por las hormigas. Tras cubrir las zonas de entrada y de invasión, en cuestión de horas no quedará ninguna.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre de manzana (125 ml)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 fresco con atomizador

¿Cómo prepararlo?

  • Diluye el vinagre de manzana en partes iguales de agua y viértelo en un frasco con atomizador.
  • Rocía el líquido en encimeras, fregadero y ventanas, además de las otras zonas donde consideres que hay invasión.
  • Úsalo todos los días para un mejor resultado.

5. Bicarbonato de sodio y azúcar

Cuenco con bicarbonato de sodio

El azúcar es una sustancia que atrae a diferentes tipos de insectos. No obstante, cuando se mezcla con bicarbonato de sodio resulta letal para estos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (9 g)
  • 1 cucharada de azúcar (10 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Mezcla los dos ingredientes en un recipiente y luego espolvorea sobre las áreas de entrada de los insectos.
  • Úsalo mínimo tres veces por semana.

Te recomendamos leer: ¿Por qué el bicarbonato de sodio es uno de los mejores ingredientes que puedes utilizar?

6. Harina de maíz

La harina de maíz tiene múltiples usos en el hogar y uno de los más curiosos es como repelente de hormigas.

No hay que mezclarlo con otros ingredientes y se puede espolvorear cuantas veces sea necesario para mantenerlas alejadas.

Ingredientes

  • Harina de maíz (la necesaria).

¿Cómo utilizarla?

  • Espolvorea el producto en zonas como el jardín, las puertas y los rincones de la cocina.

Todas estas alternativas ecológicas pueden servir como una solución para acabar con las hormigas sin dañar el entorno. No obstante, es importante tener en cuenta que no siempre dan buenos resultados a la primera, a veces se requieren varias aplicaciones para conseguirlos.