6 riesgos de tomar refresco de dieta

Brunilda Zuñiga · 15 enero, 2017 · Última actualización: 23 diciembre, 2018 23 diciembre, 2018
Sabrosos y muy prácticos para quitar la sed, pero no por ser de dieta son más saludables.

Es normal pensar que el refresco de dieta es un pase libre para tomarlo en grandes cantidades.

Las campañas publicitarias nos han convencido de que podemos consumir estas bebidas cada vez que queramos sin ver ningún efecto secundario en nuestra salud.

Sin embargo, la realidad es muy distinta. Consumir refrescos de dieta no evitará que subas de peso y tiene otras consecuencias.

Los componentes con los que están hechos son sumamente nocivos para el consumo diario y pueden ocasionar dolores de cabeza, malestar general y cansancio excesivo, entre otras cosas.

1.  El refresco de dieta ocasiona daños a tus neuronas

El aspartamo es una neurotoxina carcinógena altamente adictiva. Se descompone como ácido aspártico, fenilalanina y metanol.

El metanol también se conoce como alcohol de madera y cuando se calienta se convierte en el residuo tóxico conocido como formaldehído.

Seguro que con esto ya te comienzas a imaginar los riesgos de tomar refresco de dieta.

Por otro lado, el ácido aspártico y la fenilalanina destruyen neuronas en el cerebro. El aspartamo daña directamente a las neuronas hasta que mueren.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 hábitos que matan las neuronas y afectan la salud cerebral

2. Estas bebidas acidifican tu organismoCuida los huesos y previene la osteoporosis

El refresco de dieta es increíblemente ácido. Se clasifica alrededor de 3 en las escalas de pH, lo que es increíblemente tóxico para nuestro cuerpo.

El umbral de pH para la disolución del esmalte dental es de 5,5, así que estos refrescos dañan tus dientes. De hecho, una bebida normal tiene menos acidez que una light.

Y si daña los dientes, ¿te imaginas lo que le hace a los órganos?

Esto significa que las personas que consumen grandes cantidades de refresco tienen más riesgo de presentar fracturas y osteoporosis.

Con un pH tan ácido, la soda hará que tu piel se vea poco sana y más avejentada.

3. Aumenta tu riesgo de sufrir obesidad

El sabor dulce de estas bebidas engaña al cerebro y hace que desee más azúcar.

También aumenta significativamente la hormona que promueve el almacenamiento de energía en el intestino y la acción de la insulina y la disminución del apetito.

Es decir, tu estómago tendrá más antojo de bebidas dulces, aumentan los depósitos de grasa, te sentirás débil y puede aparecer la diabetes o el síndrome metabólico.

Un estudio realizado para la cadena BBC por el doctor James Brown, de la Universidad Aston, en Inglaterra, descubrió que quienes tomaban refrescos de dieta comían el doble que quienes tomaban agua.

Si a esto sumas un déficit de actividad física, es probable que, en pocos meses de consumo regular de refresco de dieta, tu salud se vea severamente afectada.

Otro estudio llevado a cabo en la Universidad de Texas (Estados Unidos) evaluó el vínculo entre la obesidad y el refresco dietético.

Así, indicó que el riesgo de obesidad aumentaba un 57,1% cuando las personas bebían más de dos latas de refresco por día, comparado con el 47,2% que tomaba refresco normal.

Esto no significa que debas dejar las bebidas light por las normales. Lo que queremos demostrar es que ninguna de las dos opciones es inofensiva.

4. Aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas

Problemas y enfermedades cardíacas

Se realizaron investigaciones recientes que encontraron un vínculo entre el consumo de refrescos dietéticos y las enfermedades del corazón.

  • Este estudio se llevó a cabo durante más de 10 años e incluyó a 2564 adultos.
  • Los investigadores encontraron que el consumo regular de refrescos se asocia con muchos factores de riesgo para desarrollar enfermedades del corazón.
  • Incluso después de controlar estos riesgos, el consumo de soda dietética se asoció con una mayor probabilidad de padecer accidente cerebrovascular y ataque cardíaco.

5. Los dolores de cabeza se convertirán en una constanteMigraña intensa

La sucralosa es una molécula modificada del azúcar y se supone que pasa a través del cuerpo sin ser absorbida, por lo que se usa para endulzar los refrescos de dieta.

Sin embargo, al ser un componente relativamente nuevo se desconocen todos sus efectos a largo plazo.

Por ahora, se ha visto que las personas que consumen demasiados alimentos con sucralosa presentan:

  • Migrañas
  • Problemas gastrointestinales
  • Aumento del antojo de azúcar

Adicionalmente, el Aspartame fue reportado por el doctor Alan Gaby como un potencial causante de ataques epilépticos.

Visita este artículo: Cuidado: una postura incorrecta agrava las migrañas y cervicalgias

6. El refresco de dieta puede ser la causa del síndrome metabólico

Es irónico que una bebida que dice servir para una vida sana se asocie con el riesgo de síndrome metabólico incidente. Esto se debe a que los refrescos de dieta no aportan ninguna clase de nutriente a tu organismo.

Debido a que están compuestos solo de químicos y edulcorantes, tu cuerpo realmente no recibe nada que lo nutra de los refrescos light.

Según el American Cancer Society, el aspartame que endulza los refrescos de dieta tiene 200 veces más edulcorantes que el azúcar.

En pocas palabras, los refrescos de dieta no solo no son más saludables, sino que son altamente perjudiciales.

Si sueles consumir demasiados refrescos y crees que cambiarlos por versiones light es la solución, quizás prefieras replantearte esa idea.

Nuestra sugerencia es que optes por batidos que mezclen vegetales y frutas.