6 semillas muy beneficiosas que no pueden faltar en tu dieta

Virginia Bruno · 1 febrero, 2018
Para obtener los máximos beneficios de las semillas se recomienda dejarlas en remojo para activarlas, o bien molerlas para que nuestro organismo aproveche sus nutrientes de forma adecuada

Existen una variedad de semillas muy beneficiosas que tienen sorprendentes propiedades para la salud del cuerpo y la mente.

Son comestibles y realmente deberíamos incluirlas en nuestra dieta, para poder descubrir sus magníficos efectos en cada uno de nosotros.

Son conocidas también con el nombre de “superalimentos“, debido a la cantidad de antioxidantes, nutrientes y grandes beneficios que le proporcionan el organismo.

Cada una cada una tiene sus características y pueden añadirse a diferentes comidas del día. La mayoría tiene el rico sabor y textura.

Las semillas que debes incluir en tu alimentación

1. Chía

chia

Están cargadas de vitaminas y minerales. Así, contienen diez veces más fibra que el arroz, ocho veces más omega 3 que el salmón, seis veces más calcio que la leche, y tres veces más hierro que la espinaca.

También nos aportan hierro y potasio y se pueden incorporar a la dieta de diferentes formas: cocidas, en batidos, en ensaladas, en panes y galletas horneadas.

Entre los beneficios de estas semillas encontramos:

  • Ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, gracias a su riqueza en omega 3, que protege el corazón.
  • Mejoran la circulación.
  • Disminuyen la presión arterial.
  • Contribuyen a la disminución del colesterol.
  • Ayudan a mantener los niveles de los triglicéridos en sangre.
  • Controlan los niveles de glucosa en sangre.

Te recomendamos leer: 8 sorprendentes beneficios de las semillas de chía

2. Sésamo

Las semillas de sésamo tienen una gran concentración de calcio y proteínas y son muy populares al momento de elaborar panificados.

Tienen una alta capacidad antioxidante debido a los compuestos fenólicos que ayudan a reducir el colesterol, por lo que resulta muy aliadas para la salud cardiovascular.

Se pueden utilizar en cobertura para panes y galletas, en yogures y quesos.

Entre sus nutrientes destacan:

  • Minerales (magnesio, hierro, potasio, calcio, zinc, manganeso)
  • Vitamina B
  • Fibra

3. Linaza

linaza

Durante muchos años las semillas de lino o linaza han sido consumidas para el beneficio de la salud. Son una excelente fuente de:

  • Fibra
  • Polifenoles
  • Ácido linoleico

Son compuestos que tiene muchos beneficios para el cuerpo humano. No podemos olvidar que  la fibra es muy necesaria para todos los procesos digestivos.

Las semillas de sésamo ayudan a regular la producción hormonal del organismo, muy importante para las mujeres durante el periodo menstrual o la menopausia.

También son ideales para bajar de peso, reducir el colesterol, y beneficiar a todo el sistema digestivo.

Se pueden incorporar en diferentes preparaciones, como yogures y batidos, ensaladas, arroz y pastas, o se puede preparar en té.

4. Semillas de girasol

Son deliciosas y muy beneficiosas para la salud. Tienen gran poder antioxidante que mantiene a raya y combate los radicales libres, también por la concentración de vitamina E, es muy buena para nutrir y rejuvenecer la piel.

Son ideales para la gente que hace mucho deporte, por el aporte de minerales y todas las vitaminas del complejo B.

En su composición se encuentran grandes concentraciones de :

  •  Vitaminas B y E (que ayuda a mantener la salud del sistema cardiovascular)
  •  Fitoesteroles
  • Minerales (magnesio, potasio, selenio, fósforo)

Asimismo, son muy recomendadas para las dietas veganas por ser gran fuente de proteínas vegetales.

La puedes consumir en su forma natural, ya sea remojadas, molidas, o en puré. Evita que tengan sal, azúcar o estén tostadas.

Ver también: Los beneficios del aceite de girasol

5. Calabaza

Semillas-de-calabaza

Son una fuente perfecta de proteína vegetal. Tan solo 100 gramos de estas semillas contienen cerca de 54 % de la dosis diaria recomendada de proteína.

Tienen además grandes cantidades de:

  • Vitaminas del grupo B
  • Triptófano
  • Ácidos grasos Omega 3
  • Zinc

Las semillas de calabaza son reconocidas por su capacidad antiinflamatoria, a nivel prostático como de la vejiga.

También ayudan a construir y reparar el tejido muscular y, al contener triptófano, ayudan a estimular el humor de forma natural.

Se pueden incorporar en sopas, ensaladas, yogures y quesos.

  Uso y conservación de las semillas

Como sabemos, las semillas son muy beneficiosas para nuestra salud, pero debemos conocer la manera correcta de conservarlas para aprovecharlas al máximo.

  • Guárdalas en un bote de cristal cerrado y en el que no les dé la luz de manera directa.
  • Para comerlas directamente es importante dejarlas en remojo, o molerlas, de lo contrario pasan por el intestino de manera intacta y no obtenemos sus beneficios.
  • Se pueden poner sobre el pan directamente con un poco de aceite.

Hay muchas opciones para incorporar semillas a nuestras recetas o bien podemos comerlas directamente. No importa la manera que elijas: lo fundamental es incluirlas en nuestra dieta diaria.