6 señales de apendicitis que no debes ignorar

Carolina Betancourth 24 octubre, 2017
De no atender a tiempo las señales de la apendicitis esta se puede complicar y derivar en una peritonitis que puede poner en riesgo la vida del paciente

El apéndice es un pequeño órgano en forma de tubo que se encuentra unido a la primera parte del intestino grueso, justo en la zona inferior derecha del abdomen.

Aunque no tiene ninguna función conocida en el cuerpo humano, en su interior hay muchos folículos linfoides del sistema inmunitario, similares a los que se encuentran en las amígdalas.

La apendicitis se origina cuando este órgano se bloquea o inflama, lo cual interfiere en el paso del flujo sanguíneo y, además, aumenta la presión en la zona.

Si bien en sus etapas iniciales no genera mayor peligro, es fundamental atenderlo cuanto antes, ya que, si se deja evolucionar, la infección se puede diseminar.

En casos graves puede derivar en una peritonitis, una complicación con gran riesgo para la vida del paciente.

Debido a esto es importante estar al tanto de algunas señales que, aunque pueden confundirse con otras afecciones, son determinantes para consultar al médico y recibir un diagnostico oportuno.

Descubre las 6 principales.

1. Inflamación abdominal

inflamacion abdominal

La inflamación o distensión abdominal se caracteriza por una molesta sensación de presión y llenura, casi siempre asociadas a una dificultad digestiva.

  • En este caso en particular es un síntoma muy habitual, ya que el bloqueo del apéndice desencadena una reacción inflamatoria que, conforme avanza la enfermedad, se extiende por todo el sistema digestivo.
  • Cabe mencionar que, además de la inflamación, el paciente puede sufrir acumulación de gases.

Visita este artículo: 7 alimentos que debes evitar si no quieres sufrir inflamación abdominal

2. Dolor en la parte inferior derecha del abdomen

Una de las primeras manifestaciones de la apendicitis es un dolor abdominal agudo, casi siempre en la parte inferior derecha del abdomen, es decir, la zona donde se ubica este órgano.

  • El síntoma incrementa de forma gradual, conforme aumenta la inflamación y presión en el apéndice debido a su obstrucción.
  • Se puede dar de forma intermitente, aunque suele permanecer por tiempo prolongado cuando la enfermedad avanza.
  • Es común que los pacientes lo sientan de forma más severa cuando estornudan o hacen un movimiento brusco.
  • El dolor, en algunos casos, se extiende hacia el ombligo y la parte baja de la espalda.

3. Mareos y vómitos

vomitos

Cuando los mareos y vómitos aparecen de forma repentina es muy importante encender las señales de alerta de apendicitis.

Si bien no todos los casos indican esta enfermedad, es primordial considerar la posibilidad, en especial si vienen acompañados con otros síntomas.

  • Alrededor del 90 % de los casos diagnosticados presentaron este síntoma, justo después de percibir un fuerte dolor en la zona inferior abdominal.
  • Cuando el apéndice no se trata a tiempo, y la infección empieza a diseminarse, los vómitos y mareos son más frecuentes.

4. Pérdida repentina del apetito

La inapetencia es una de las consecuencias de la inflamación que se produce en el sistema debido al bloqueo que sufre el apéndice ante esta condición.

Estas reacciones interfieren en el buen funcionamiento digestivo y, además, afectan la segregación de las hormonas del hambre.

  • Producto de esto, los pacientes tienden a tener complicaciones por deficiencias nutricionales.
  • Aunque inicialmente puede parecer normal, es un síntoma que requiere una evaluación médica oportuna.

5. Fiebre

fiebre

La inflamación y presión que sufre este órgano debido a la apendicitis tiende a manifestarse con síntomas similares a los de otras infecciones gastrointestinales.

Por eso, a menudo, los pacientes afectados experimentan cuadros de fiebre y escalofríos, acompañados con el dolor característico en el abdomen.

  • Es un síntoma que no se debe pasar por alto, ya que, aunque se controla con remedios, tiende a reaparecer conforme se complica la inflamación.
  • Aunque el cambio de temperatura sea leve, debe consultarse al médico si viene acompañado con otros síntomas digestivos.

6. Estreñimiento o diarrea

Al producirse una reacción inflamatoria en el organismo, producto del bloqueo del apéndice, es común que aumente la tendencia a sufrir episodios de estreñimiento o diarrea.

  • Los pacientes dejan de defecar con normalidad y, mientras algunos sienten la urgencia de ir al baño recurrentemente, otros empiezan a ir menos veces, con más dificultad.
  • En estos casos, ambos problemas vienen acompañados con inflamación abdominal y gases.

Ver también: Cómo combatir la inflamación y gases intestinales con aloe vera y papaya

¿Cuándo consultar al médico?

Tras identificar estos síntomas es primordial acudir cuanto antes al médico para recibir un diagnóstico y tratamiento oportunos.

Ten en cuenta que, aunque los síntomas pueden estar asociados a otras patologías del sistema digestivo, lo mejor es analizarlos con ayuda profesional.

El médico puede realizar exploración física, pruebas de sangre y otra variedad de exámenes que permitan identificar con precisión la enfermedad.

 

 

 

Te puede gustar