6 señales bucales que te indican la presencia de una enfermedad

Carolina Betancourth 5 agosto, 2015
La sensación de tener los dientes flojos podría ser consecuencia de una periodontitis. De no existir infección, el que se nos caigan los dientes puede ser un indicio de osteoporosis

La boca funciona como una puerta de entrada al organismo para poder proporcionarle los nutrientes de los alimentos, el agua y todo lo que necesita para trabajar en óptimas condiciones.

Sin embargo, así como cumple un papel fundamental en la salud, también es el medio por el que muchas veces entran microorganismos que más adelante pueden dar lugar a una enfermedad.

Todos los días nos preocupamos por tener una buena higiene bucal con el fin de eliminar gran parte de los virus y bacterias que pueden provocar problemas dentales o mal aliento.

Pero, más allá de preocuparnos por eso, también deberíamos tener en cuenta algunas señales de alerta que pueden aparecer en la boca e indicar algún problema de salud. ¿Las conoces?

Dolor en la mandíbula o los dientes

Dolor-en-la mandíbula-o-los-dientes

Si el dolor se presenta en la parte inferior de la mandíbula y, más tarde, viene acompañado de síntomas como fatiga y dolor en el pecho que se irradia hasta los brazos, podría estar indicando un ataque al corazón.

Si, por su parte, ocurre en la parte superior de los dientes lo más probable es que esté alertando de una sinusitis. Esta afección se produce cuando las cavidades naturales que rodean las fosas nasales se inflaman y provocan un dolor que suele afectar mandíbula, dientes y cabeza.

No obstante, en estos casos lo más común es que el dolor se deba a una tensión muscular producida por apretar los dientes durante la noche.

Te recomendamos leer: Cómo blanquear tus dientes con aceite de coco, cúrcuma y arcilla

Llagas o úlceras bucales

Las aftas bucales, el herpes, leucoplasias y candidiasis (infección de hongo) son los tipos de llagas más comunes que pueden aparecer en cualquier momento en la boca.

Cada tipo de llaga se produce por una causa distinta y es muy importante prestarles atención, ya que pueden alertar una enfermedad, infección, fiebre elevada o una irritación causada por aparatos de ortodoncia.

Mal aliento

Mal-aliento

Un 90% de los casos de halitosis tiene su origen en la boca y está asociado a las bacterias en la parte posterior de la lengua y enfermedades de las encías.

No obstante, el otro 10% se debe tener muy en cuenta, en especial cuando el mal olor aparece de repente, pues podría estar alertando diabetes tipo 2, o fallos en el hígado, los riñones o los intestinos.

Cambios en el aspecto de las encías

Notar una coloración blanca en las encías es un síntoma claro de anemia. Al disminuir la cantidad de glóbulos rojos las encías se pueden poner pálidas. Por lo general, en este caso también se puede notar una lengua roja, inflamada y brillante.

Si están rojas e inflamadas están alertando una infección provocada por bacterias conocida como  gingivitis.

Pérdida de los dientes

Pérdida-de-los-dientes

Si de repente se empieza a tener la sensación de que los dientes se aflojan y además viene acompañado de encía roja y brillante, es muy importante consultar al médico, ya que podría tratarse de una periodontitis.

En este caso, los síntomas de una gingivitis no controlada han avanzado y ya han afectado los ligamientos que sujetan al diente.

No obstante, si no hay signo de infección y se empieza a sufrir de caída de los dientes, podría ser una señal temprana de una osteoporosis que está avanzando.

Las mujeres a partir de la menopausia deben prestarle mucha atención a este tipo de señales, ya que en dicha etapa se disminuye la densidad de minerales en los huesos y esto puede dar lugar al desarrollo de una enfermedad crónica.

Ver también: Decálogo para mantener unos huesos fuertes y sanos

Sangrado en las encías

Este síntoma es muy común cuando hay algún tipo de lesión o infección afectando las encías. No obstante, si el sangrado es recurrente y un poco abundante, podría estar advirtiendo una leucemia.

Si también hay algún tipo de hemorragia nasal entonces podría estar indicando que hay un daño hepático. El hígado tiene la capacidad de fabricar sustancias que facilitan la coagulación de la sangre; por esto, cuando existe algún tipo de fallo puede provocar sangrado en encías y nariz.

En cualquiera de los dos casos se necesita una consulta médica ya que, de ignorarlo, se puede convertir en un problema mayor.

En la menopausia o al tomar ácido acetilsalicílico también puede ocurrir un leve sangrado. En estos dos casos no hay razón para alertarse y basta con enjuagar la boca con agua y un poco de bicarbonato de sodio para desinfectar.

 

 

 

 

Te puede gustar