6 señales de cortisol alto en tu organismo

Ivan Aranaga Amengual·
21 Mayo, 2020
Reducir la ingesta de café y aumentar el gasto energético a través de la práctica de ejercicio físico es fundamental para mantener en equilibrio los niveles de cortisol en el organismo.
 

El cortisol o hidrocortisona es una hormona que se produce en la glándula suprarrenal. Esta sirve para aumentar el nivel de azúcar en la sangre, pero tiene el inconveniente de que disminuye la formación ósea y puede causar algunas enfermedades como el sobrepeso.

Cuando el cortisol sube, se conoce como “hipercortisolismo” o síndrome de Cushing. Esta enfermedad conlleva a la concentración de grasa, elevación de los niveles de presión arterial y estrés corporal.

Posibles señales de cortisol alto

Aunque no se presentan en todos los casos, existen algunas señales que podrían indicarte que algo no va bien en tu organismo y que quizás podrías tener el cortisol alto. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Vamos a ello!

1. Aumento de peso repentino

 

El aumento de peso es uno de los primeros síntomas del exceso de cortisol. Este es especialmente notable en la parte superior del cuerpo, debido a que la grasa se empieza a acumular en lugares como hombros, pecho y espalda.

Lo extraño de la situación es que los brazos y las piernas de la persona seguirán estando delgados.

Hay estudios que demuestran que el cortisol elevado reduce el flujo sanguíneo y el suministro de glucosa al cerebro. Esto interfiere con la capacidad de las células cerebrales de captar glucosa y puede llegar al punto de dejar morir algunas células.

Resulta interesante saber que en un estudio titulado: Inflamación inducida por la fructosa y aumento del cortisol: Un nuevo mecanismo de cómo el azúcar induce la adiposidad visceral se observó que la fructosa en el cerebro estimula una mayor liberación de cortisol, lo que podría conducir a una resistencia general a la insulina y al aumento de peso.

Lee: ¿Cuál es la relación entre las hormonas y el control del peso?

 

2. Síntomas cutáneos

La piel también se ve afectada por el hipercortisolismo o síndrome de Cushing. Por ello, la persona puede presentar los siguientes síntomas cutáneos:

  • Acné.
  • Hematomas.
  • Aumento del vello facial y corporal.
  • Lesiones púrpuras en los senos, el abdomen y los muslos.

3. Síntomas musculares y óseos

Los altos niveles de cortisol también afectan la salud de los músculos y los huesos. En pocas palabras, la estructura ósea se debilita y esto aumenta el riesgo de sufrir fracturas, en especial, en las costillas y la columna. A la par de ello, también existe el riesgo de que el paciente presente con facilidad desgarros musculares y lesiones afines.

4. Deficiencia en el sistema inmunitario

Test enfermedad auto inmune

La glándula timo, que se encarga de regular el sistema inmunitario humano, se ve afectada por el cortisol. Esta hormona puede causar la muerte de células y hacer que el sistema inmunitario ataque los tejidos del cuerpo en vez de los virus.

 
  • Asma y alergias son los síntomas más comunes de una falla en este sistema.
  • No obstante, el problema se puede tornar aún más grave: puede ocasionar lupus, enfermedad de Crohn y fibromialgia.

5. Humor cambiante y trastornos del ánimo

La ansiedad es uno de los síntomas más comunes que suelen aparecer cuando alguien se ve sometido a altos niveles de estrés. Esta va acompañada de cambios de humor repentinos y continuos a lo largo del día. En algunos casos se presentan cuadros de depresión graves.

Descubre: Dolor físico y ansiedad, ¿cuál es su relación?

6. Fatiga e insomnio

El Dr. Hernando Pérez Díaz, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y el Sueño de la Sociedad Española de Neurología (SEN), explica lo siguiente en relación al sueño y la actividad hormonal:

“la función primordial del sueño apunta al descanso –como lo hacen las teorías de reparación de tejidos mediante la secreción de hormonas anabólicas (GH, prolactina, testosterona y LH) y la supresión de hormonas catabólicas (cortisol), de conservación de energía o de mantenimiento de las sinapsis y de la integridad de la red neuronal–”.

 

La energía brindada por el cortisol puede ser contraproducente para el organismo. Al estar excesivamente activo durante el día, el cuerpo no descansa. Por la noche, el exceso de la hormona no deja al paciente entrar en estado de reposo y por ello, sufre insomnio.

  • En condiciones normales, una persona presenta subidas de cortisol alrededor de las 8:00 a.m. para mantenerse enérgico.
  • Por otro lado, con un cuadro de hipercortisolismo activo el caso es al revés, la persona se activa en la noche y por la mañana está agotada.

Descubre: 7 buenos hábitos para combatir el insomnio y descansar mejor

¿Cómo equilibrar el cortisol en el organismo?

A continuación, te presentamos consejos para disminuir los niveles de cortisol en el cuerpo y llevar una vida más saludable.

Intenta dormir más

Cuida tu higiene del sueño, mantén los horarios, realiza rituales para relajarte antes de dormir, cena ligero y preferiblemente 3 horas antes de irte a la cama (como mínimo) y procura hacer todo lo posible para descansar bien todas las noches. Busca el ritual que más te agrade y ponlo en práctica.

 

Ten en cuenta que, aparte de reducir los niveles de cortisol en el organismo, disfrutar de un buen descanso nocturno te permitirá lucir más joven y estar más sano.

Mantén los niveles de azúcar estables

Mantén una dieta equilibrada, rica en alimentos nutritivos y deja de lado las bebidas industriales, los procesados, los congelados y afines. Consume frutas a diario, prepárate comidas completas, compuestas de carbohidratos, proteínas y fibra para mantener el azúcar controlado.

También es recomendable consumir alimentos ricos en vitamina B, calcio, magnesio, cromo, zinc, vitamina C y  ácido alfa-lipoico (ALA).

Di adiós al café

Dile no al café si sufres de insomnio.
Por su contenido de cafeína, no es recomendable que consumas café si tienes problemas para dormir.

La cafeína tiende a aumentar el nivel de cortisol en la sangre al menos un 30 % en una hora. Sin embargo, los efectos en algunos casos pueden durar 18 horas. Si tu intención es disminuir tu metabolismo catabólico y aumentar tu metabolismo anabólico, no bebas más café.

 

Haz ejercicio

Los conocidos beneficios de tener una rutina regular de ejercicios, como ganar masa muscular y aumentar la producción de serotonina y dopamina, harán que corras menos riesgo de sufrir de ansiedad o depresión. Además, hacer ejercicio te ayudará a evitar el desequilibrio de cortisol en tu organismo. 

¿Crees que tienes el cortisol alto? Consulta con tu médico

Si consideras que presentas uno o varios de los síntomas mencionados anteriormente, consulta con tu médico y sal de dudas. De esta manera podrás saber si tienes los niveles de cortisol normales o no y qué puedes hacer al respecto.

Por supuesto, ten en cuenta que además de seguir el tratamiento que te paute tu médico, deberás mantener un estilo de vida saludable y coherente, por tu salud y por tu bienestar.

 
  • Abraham, S. B., Rubino, D., Sinaii, N., Ramsey, S., & Nieman, L. K. (2013). Cortisol, obesity, and the metabolic syndrome: A cross-sectional study of obese subjects and review of the literature. Obesity. https://doi.org/10.1002/oby.20083
  • Brown, E. S., Varghese, F. P., & McEwen, B. S. (2004). Association of depression with medical illness: Does cortisol play a role? Biological Psychiatry. https://doi.org/10.1016/S0006-3223(03)00473-6
  • Björntorp, P., & Rosmond, R. (2000). Obesity and cortisol. In Nutrition. https://doi.org/10.1016/S0899-9007(00)00422-6