6 señales que indican que tienes dificultades para controlar la vejiga

Si cuando orinamos tenemos la sensación de no haber vaciado la vejiga por completo, tenemos necesidad de hacerlo con frecuencia y sufrimos pérdidas al hacer esfuerzos es conveniente que consultemos con un especialista

Para toda mujer resulta muy incómoda aquella sensación de querer ir al baño con urgencia. No podemos negar que la mayoría hemos tenido que pasar por eso, en especial cuando hemos ingerido mucho líquido y no tenemos un baño cerca.

Sin embargo, cuando se empieza a dar con mucha frecuencia, podría convertirse en una señal de dificultades para controlar la vejiga o la enfermedad conocida como incontinencia urinaria.

No obstante, además del deseo frecuente de orinar, hay otros indicios que señalan este problema de salud. Es muy importante saberlos identificar ya que, de no controlarse, puede afectar la calidad de vida con el pasar del tiempo.

El objetivo de este artículo es el de ayudar a identificar una enfermedad que afecta a una de cada cuatro mujeres, en especial en su edad adulta y a partir de la menopausia. ¡Infórmate!

¿Cuáles son las causas de la incontinencia urinaria?

incontinencia-urinaria

La mayoría de mujeres que padecen de incontinencia urinaria es porque sus músculos del suelo pélvico se han debilitado, dando lugar a esos molestos escapes.

Dichos músculos son los responsables de mantener la uretra cerrada hasta que se le dé la orden de abrirse para orinar.

Tras perder su elasticidad, actividades tan simples como estornudar o hacer ejercicio pueden causar algún tipo de pérdida.

Las principales causas de tal debilitamiento son el embarazo, el parto y la menopausia; sin embargo, también se incluyen:

  • Tener sobrepeso u obesidad.
  • Padecer un infarto cerebral.
  • Diabetes.
  • Demencia.
  • Infecciones en el sistema urinario.
  • Tener algún tipo de daño neurológico (párkinson, alzhéimer, espina bífida, esclerosis múltiple, entre otros).
  • El consumo excesivo de ciertos medicamentos.

Los síntomas que alertan esta afección se pueden identificar muy fáciles porque con el pasar de los días se hacen más notorios.

Experimentar una o  varias de estas señales debe ser un motivo de consulta médica para descartar problemas mayores.

Ver también: Ejercicios para la incontinencia urinaria de la mujer

Sientes deseo de orinar con frecuencia

Sientes-deseo-de-orinar-con-frecuencia

Ir al baño varias veces al día es común cuando se ingiere mucho líquido o se consumen alimentos con propiedades diuréticas.

No obstante, si ese deseo es más frecuente de lo normal y se produce incluso sin estar tomando agua, es muy probable que estés ante un caso de incontinencia urinaria.

¿Por qué se produce esto? Suele ser común cuando los músculos de la vejiga no logran relajarse de forma adecuada para almacenar la orina.

Sensación de ardor al orinar

Los pacientes que han recibido el diagnóstico de incontinencia urinaria suelen manifestar que sienten un leve dolor o ardor al orinar.

¡Pero ojo! Eso no quiere decir que necesariamente esa sea la razón. A menudo, quienes tienen este síntoma es porque están atravesando algún tipo de infección del tracto urinario.

Es difícil contener la orina al toser o estornudar

orina-al-toser-o-estornudar

Esos escapes de orina al toser, estornudar o hacer actividades como saltar, subir escaleras, entre otros, son uno de los primeros síntomas de las dificultades graves para controlar la vejiga, específicamente de incontinencia de esfuerzo, uno de las dos clases más comunes.

No alcanzar a llegar al baño

¿En los últimos días tienes que correr para llegar al baño? ¿Sientes que no puedes aguantar un poco más? Si no logras alcanzar a llegar al baño y se te escapa la orina es porque algo está pasando con la vejiga.

En este tipo de casos se pueden hacer algunas terapias y ejercicios de los músculos pélvicos para ponerle control.

Tienes escapes involuntarios

Tienes-escapes-involuntarios

¿Sientes que se te escapa la orina sin esfuerzo alguno? Que esto te ocurra y que de repente empieces a sentir su olor fuerte en tu ropa interior es un indicio de esta dificultad.

En estos casos podría haber un escape porque los anillos de los músculos que se encargan de mantener cerrada la vejiga se han debilitado.

Tu sueño se interrumpe con frecuencia

No poder controlar la vejiga con normalidad puede provocar alteraciones en el sueño por la molesta necesidad de levantarte a cada rato a orinar.

Si durante la noche tienes que ir cuatro o más veces al baño, lo mejor es consultar al médico para recibir un diagnóstico adecuado.

Te recomendamos leer: 5 graves consecuencias por aguantar las ganas de orinar

¿Cómo afrontar la incontinencia urinaria?

Cómo-afrontar-la-incontinencia-urinaria

Para ninguna mujer es fácil tener que lidiar con un problema como la incontinencia urinaria porque ello implica unos cambios notorios.

La mayoría siempre está preocupada por tener un baño cerca y por el olor y las manchas que suele provocar en la ropa interior.

La buena noticia es que todo esto se puede afrontar con algunos cambios en los hábitos de vida y el uso de protectores adecuados.

  • Realizar ejercicios para fortalecer los músculos pélvicos.
  • Mejorar la alimentación.
  • Utilizar compresas o protectores femeninos dependiendo de la necesidad.
  • Si los escapes de orina son mayores, considera utilizar pañales para adultos.
  • En medidas más extremas también se puede recurrir a la medicación o cirugía.