6 señales que permiten identificar el síndrome de ovario poliquístico

A pesar de ser una condición crónica es importante destacar que con un tratamiento adecuado se pueden estabilizar sus síntomas y es posible llevar una vida normalizada y plena

El síndrome de ovario poliquístico es una de las enfermedades endocrinas del sistema reproductivo de la mujer que más se presenta en la etapa de la adolescencia o en edades aún jóvenes.

Aunque hasta hace mucho no se conocían los principales detalles de lo que es esta afección, en la actualidad se está alertando de su importancia, porque cada año impacta a más mujeres en edad fértil.

De hecho, se estima que entre el 5 y 10% de las mujeres jóvenes la padecen y muchas de ellas aún no lo saben.

La principal preocupación son las consecuencias que acarrea ya que, además de generar cambios en el organismo, también podría implicar la imposibilidad de tener hijos y supone una disminución en la calidad de vida.

Los síntomas son bastante irregulares y, por lo general, varían de mujer a mujer; sin embargo, en la mayoría de los casos se presentan algunos que son bastante comunes y que permiten alertarse de forma temprana.

¿Qué es el síndrome de ovario poliquístico?

El síndrome de ovario poliquístico es un desequilibro hormonal que puede generar impactos negativos en la mujer como los sangrados irregulares, el crecimiento indeseado de vello y acné crónico.

Se caracteriza por la formación de pequeños quistes, o también llamados folículos, además de un engrosamiento en la pared externa de los ovarios que hace que tengan una apariencia poliquística.

Por tratarse de una condición crónica requiere tratamiento de por vida; sin embargo, al lograr estabilizar sus síntomas y consecuencias la mujer puede llevar una vida plena y saludable.

Teniendo en cuenta esto, es primordial que todas las mujeres conozcan cuáles son esas señales que permiten identificar esta enfermedad de forma oportuna. De esta manera, todas estarán preparadas para recibir un diagnóstico antes de desarrollar otras afecciones.

Síntomas comunes que permiten identificar el síndrome de ovario poliquístico

En muchos casos no hay síntomas relevantes que permitan saber si se padece de síndrome de ovario poliquístico.

No obstante, las mujeres pueden consultar al médico si padecen de frecuentes irregularidades en sus periodos menstruales o sangrados fuera de estos.

Otros de los síntomas que se podrían presentar de forma gradual incluyen:

Lee también: 8 formas naturales de calmar los dolorosos cólicos menstruales

1. Acné

Acné

El acné es un síntoma muy común que se puede presentar en diferentes grados de gravedad. Es muy difícil de tratar y afecta de forma directa la autoestima de quienes lo sufren.

Este trastorno cutáneo es el resultado de una producción excesiva de testosterona, hormona que solo debería segregarse de una forma moderada.

Cuando su origen es esta patología, lo más probable es que se requiera un tratamiento médico para poder controlarlo.

2. Crecimiento excesivo de vello

El hirsutismo o exceso de vello corporal es un trastorno que obliga a las mujeres a someterse constantemente a diversos métodos de depilación.

Aunque es normal que crezcan pelitos en diversas partes del cuerpo, no es común que crezca grueso y de forma excesiva, hasta el punto de parecer vello masculino.

Como en el caso anterior, se trata de un síntoma derivado del exceso de producción de testosterona, ya que la piel y los folículos pilosos son muy sensibles a esta sobrecarga.

3. Manchas oscuras

Manchas oscuras

Muchas de las adolescentes que padecen este problema en sus ovarios tienen niveles elevados de insulina en la sangre, lo que conduce al desarrollo de manchas oscuras en áreas visibles como:

  • El cuello.
  • Las axilas.
  • El rostro.
  • Las manos.
  • El área superior interna de los muslos.

4. Dificultades de fertilidad

Algunas mujeres con síndrome de ovario poliquístico tienen un útero normal y óvulos saludables. No obstante, en otras puede ser que disminuya la ovulación, lo que podría implicar graves problemas para quedar embarazadas.

La buena noticia es que ahora hay varios tratamientos que pueden inducir una ovulación normal y el mejoramiento de la fertilidad.

5. Obesidad

Se estima que un 50% de las mujeres con esta enfermedad padecen de obesidad a pesar de esforzarse con una buena alimentación y ejercicio.

Visita este artículo: 7 consejos para prevenir la obesidad

6. Caída del cabello

Caída del cabello

La alopecia o pérdida excesiva del cabello es uno de los signos más preocupantes para todas las mujeres.

Aunque está claro que se puede originar por muchas razones, no está de más considerar esta posibilidad, ya que los cambios hormonales que genera afectan de forma directa la salud capilar.

Si todos estos síntomas te están preocupando, lo mejor es pedir un chequeo médico lo antes posible, en especial si hay casos de antecedentes familiares.

El tratamiento prescrito podrá controlar gran parte de los síntomas, pero también se requiere de una modificación en los hábitos de vida.

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar