6 sencillos ejercicios que aliviarán el dolor de cuello

Lorena González 25 febrero, 2018
Además de los ejercicios puedes combinarlo con una serie de remedios naturales, los cuales te brindarán sensación de alivio casi inmediata.

Si tienes dolores de cuello con frecuencia ya sabrás lo molestos que pueden llegar a ser. No te preocupes y toma nota de estos sencillos ejercicios que te permitirán aliviar el dolor en cuestión de minutos. Seguro que notarás la diferencia.

Ejercicio 1

Cuello

El primero de estos ejercicios consiste en voltear la cabeza hacia la izquierda, para acabar bajando hasta que el mentón se apoye en el hombro. Mantén la posición durante 2 segundos.

Acto seguido tendrás que voltear la cabeza a la derecha y mantener la posición durante 2 segundos. Voltea la cabeza hacia la izquierda, llévala hacia atrás y estira el cuello al máximo. Tendrás que girar hacia el hombro derecho. Mantén la posición durante 2 segundos y repite esto en una serie de diez.

Te recomendamos leer: 10 sencillos ejercicios que aliviarán el dolor de cuello

Ejercicio 2

En el ejercicio dos tendrás que apoyar tu barbilla con las manos, tal y como lo puedes ver en la imagen, a la vez inclinas la cabeza hacia abajo. Luego tendrás también que llevar (lentamente) la cabeza hacia atrás, superando la resistencia de las manos. Repite este ejercicio entre 10 y 20 veces.

Ejercicio número 3

Ejercicio número 3

Este ejercicio se realiza juntando las manos y llevándolas hacia la nuca, para ello solo necesitarás hacer un pequeño esfuerzo con los músculos del cuello y superar la resistencia de las manos.

Luego tendrás que inclinar la cabeza hacia adelante todo lo que puedas, haciendo presión con las manos en la nuca y repetir esto entre 10 y 20 veces.

Ejercicio 4

Para hacer este ejercicio tendrás que apoyar tu mano derecha de tal modo que te la lleves hacia tu sien derecha. Superando la presión de la mano, tendrás que inclinar el cuello hacia la derecha y hacia la izquierda. Repite lo mismo con la mano izquierda para la superficie izquierda del cuello durante unas 10 o 20 veces.

Ejercicio 5

Ejercicio 5

El quinto ejercicio también es bastante sencillo de hacer. Para ello tendrás que poner la mano izquierda sobre la cabeza e ir inclinándola hacia el hombro izquierdo todo lo que puedas.

Mantén la posición durante 20-30 segundos y repite el ejercicio hacia el lado derecho también. Haz 3 repeticiones.

Ejercicio número seis

El sexto de los ejercicios consiste en masajear la zona posterior de la cabeza durante 3-5 minutos, lo que te producirá un gran alivio del dolor en el área del cuello.

Remedios naturales

Además de los ejercicios que te resultarán de lo más útiles no olvides que puedes combinar estas rutinas con una serie de remedios naturales, los cuales te precisamos a continuación.

1. Hielo picado

hielo

Para ponerte con este remedio tendrás que aplicar hielo picado en el cuello con una bolsa de plástico. En el caso de que tengas alguna pequeña lesión esta solución será perfecta para reducir la inflamación.

Una vez veas que la inflamación se ha reducido tendrás que aplicar una toalla empapada en agua caliente durante 10 minutos.

Ver también: Cómo hacer tus propias compresas flexibles de hielo y por qué es bueno tenerlas

2. Infusión de cáscara de naranja

Otra de las opciones caseras consiste en preparar un baño con una infusión de tres cáscaras de naranja, cuatro hojas de lechuga y dos cucharada de miel. Todo ello tendrá que ser mezclado sobre medio litro de agua. Hiérvelo durante 20 minutos y listo.

Se trata de una infusión que te servirá para darte un baño relajante. Si tu dolor viene por el estrés o la tensión será la solución perfecta para combatirlo.

3. Cataplasma de ortigas

bebida-ortiga

La ortiga es una planta con potentes efectos antiinflamatorios, por lo que es especialmente recomendable para los dolores de cuello y cervicales.

Si quieres preparar una cataplasma a base de este ingrediente tendrás que poner una cucharada de hojas secas de ortiga en un taza de agua hirviendo y luego dejar reposar unos minutos. Transcurrido este tiempo, cuélalo.

Humedece con un paño en la infusión y aplicar en la zona dolorida, notarás como mejora mucho el dolor en cuestión de pocos minutos.

4. Toma infusión de hierba Luisa

La hierba Luisa tiene potentes efectos antiinflamatorios. Tomar una infusión de esta planta te ayudará a sentirte mejor. Se trata de una solución eficaz que no puedes pasar por alto si buscas obtener un alivio inmediato. Así que si trabajas en una oficina o pasas muchas horas frente al ordenador no dudes en probar esta infusión porque notarás la mejora.

Te puede gustar